Histórico de artículos

17 de Septiembre 2017
«Las entidades islámicas tienen la obligación de prevenir atentados»



Mejorar los canales de información y una sociedad más implicada a la hora de alertar sobre la mínima sospecha. Estas son, para el teniente general Francisco Gan, los puntos en los que España debe mejorar para prevenir atentados yihadistas como el de las Ramblas. La lección tras la desgracia con 16 muertos. Este tipo de masacres, resaltó, «se evitan porque el tejido social está más atento a lo que ocurre en su entorno e informa al respecto».

Así lo expuso el jefe del Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad de la OTAN, máximo representante de las Fuerzas Armadas en la Comunitat, antes de su conferencia en el Club de Encuentro Manuel Broseta, celebrada en el Hotel SH Valencia Palace.

Bajo el título 'Estrategia, Geopolítica e Incertidumbre en el Siglo XXI', Gan hilvanó un concienzudo análisis del escenario estratégico del nuevo milenio, un siglo XXI marcado por la aparición de nuevos riesgos que hacen tambalear la seguridad internacional. Un escenario que definió en «continua evolución» del que emergen amenazas como el terrorismo, la proliferación de armas de destrucción masiva o la amenaza cibernética, entre otras.

«No pasan más cosas porque se hacen las cosas muy bien, pero no estamos a salvo de un atentado», expuso en referencia al mayor de los riesgos a los que se enfrenta actualmente España y Europa: la amenaza yihadista. Pese al duro golpe de Barcelona, Gan está convencido de que la guerra contra el salafismo radical «no se está perdiendo». «Globalmente gana la libertad, el problema es que se ha trasladado parte del escenario a países europeos».

En su enumeración de posibles mejoras tras la sangría de Las Ramblas, se refirió a la importancia de detectar «fenómenos de radicalización por la predicación en mezquitas de imanes descontrolados». Y en este punto sobre la deseable anticipación, resaltó, «la federación de entidades islámicas tiene una obligación al respecto».

Para el alto mando de las Fuerzas Armadas, la amenaza yihadista basa su funcionamiento en «una planificación centralizada y una ejecución descentralizada». Y las prioridades son «cortar sus canales de comunicación y financiación». Además, es preciso «tener una visión clara de sus posibilidades de hacer daño, que son muchísimas». Y en España, expuso, «no existe cultura de la defensa y la seguridad».

Durante su conferencia, definió el mundo como «volátil, incierto, complejo y ambiguo». Se refirió a un planeta con 208 conflictos simultáneos y un nuevo escenario, el cibernético, en el que «hay guerra todos los días con vencedores y vencidos». Gan cree que el creciente grado de dependencia de la humanidad con la tecnología «nos hace también más vulnerables».

«Las vallas no son solución»

En materia de inmigración, se mostró pesimista y dejó entrever que son necesarias soluciones nuevas. «Las poblaciones y la natalidad crecen en países de África. Los flujos migratorios van a generar mayores dramas que los que ya estamos viviendo». De hecho, este verano ha crecido la llegada de pateras a la Comunitat.

«La mayor brecha económica del mundo entre poblaciones está en Ceuta», explicó el general. «Y las vallas no son la solución. Esas grandes oleadas no se paran». Para Gan la única respuesta posible es «fijar a la población inmigrante en su origen dotándola de recursos» para que no tengan que huir.



Fuente: Las Provincias
URL relacionado: http://www.lasprovincias.es/comunitat/entidades-islamicas-obligacion-20170919000226-ntvo.html

Material Multimedia Relacionado