Histórico de artículos

12 de Diciembre 2017
El crecimiento de la población se acelera por la llegada de inmigrantes



El ocaso demográfico se ha frenado. España ha vuelto a ganar habitantes por segundo año consecutivo, después de que perdiera población de forma continuada desde 2011. El crecimiento se ha acelerado por la llegada de los inmigrantes, que están volviendo a venir nuestro país. Su presencia compensa las bajas cifras de natalidad.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado este jueves sus datos de población y de migraciones correspondientes al primer semestre de 2017. Hace dos días revelaba que el número de personas que se mueren es mayor que el número de personas que nacen, lo que ha provocado un saldo vegetativo negativo, de 32.000 personas menos.

Pero esta estadística, para que ofreciera un retrato completo de la población española, debía completarse con los datos de migraciones, que revelan que se ha producido un saldo migratorio positivo. De restar 237.115 inmigrantes que llegaron en este periodo menos los 184.189 emigrantes que se fueron da un resultado de 52.926 personas. Si a este dato le restamos el saldo vegetativo negativo de 32.000, tenemos, en total, 21.021 personas más que a 1 de julio del año pasado.

Además, el crecimiento se produce más rápido que antes. El 1 de julio de 2016, cuando empezamos a ganar población, el incremento fue de apenas un 0,09%. Después, el 1 de enero de 2017, fue de un 0,19%. Y ahora es del 0,21%, según los datos provisionales que maneja el INE.

Vienen desde Venezuela, Colombia e Italia

Somos 46.549.045 habitantes. El número de extranjeros creció un 1,0% hasta situarse en 4.464.997 personas. ¿Quiénes vienen? Se ha incrementado, en términos absolutos y relativos, la población venezolana, la colombiana y la italiana. Los mayores descensos se han dado entre los nacionales de Ecuador, Bolivia, Rumanía y Reino Unido.

Desde 2015, cada vez van viniendo más personas, tanto extranjeros como españoles. La población española que llegó a España durante la primera mitad de 2017 procedía, principalmente, de Venezuela, Ecuador, Reino Unido, Francia y EEUU.

La tendencia de emigrantes también es decreciente desde 2015, aunque este semestre ha vuelto a subir, tanto para los extranjeros como para los españoles. El 62,8% de los españoles que han emigrado eran nacidos en España. El resto son inmigrantes que han adquirido la nacionalidad española durante su estancia en este país.

Los mayores receptores de emigrantes españoles fueron Reino Unido, Francia y EEUU, y destacan también Ecuador y Colombia, debido a que "en ambos se trató fundamentalmente de población no nacida en España o de niños menores de 16 años, lo que parece indicar una migración de retorno de ecuatorianos y colombianos de origen que han adquirido la nacionalidad española, junto con sus hijos nacidos en España", destaca el INE.

De los 2.399 españoles que emigraron a Ecuador, 751 eran nacidos en España y, de ellos, 581 eran menores de 16 años. Si nos atenemos a los adultos nacidos en España, emigraron 170 personas. En el caso de Colombia, 384 de los 1.264 emigrantes eran nacidos en España.

Los mayores incrementos se registran en Baleares, la Comunidad de Madrid y Canarias, mientras que los descensos de población más acusados se han dado en Castilla y León, Extremadura y Asturias. La población ha crecido en siete regiones y se ha reducido en las 10 restantes.



Fuente: El Mundo
URL relacionado: http://www.elmundo.es/espana/2017/12/14/5a324c8b468aeb884c8b4691.html

Material Multimedia Relacionado