Las Migraciones en Aragón

06 de Diciembre 2017
Casi la mitad de los alumnos aragoneses ha repetido curso al menos una vez antes de cumplir 15 años



Aragón tiene una de las tasas de alumnos repetidores más altas de España. Según los datos del Instituto Aragonés de Estadística (IAEST), en el curso pasado solo el 54,9% de los chavales de 15 años estaban matriculados en el curso que les correspondía por edad (4º de la ESO). Lo que significa que el 45,1% restante había repetido algún curso antes de cumplir esa edad y no estaba inscrito en el nivel educativo que le tocaba.

Esta situación es especialmente llamativa a esa edad, pero tal y como puede verse en el estadillo que acompaña a esta información, la llamada tasa de idoneidad (que es la variable que determina qué porcentaje de alumnos está en el curso que le corresponde por edad) emp ieza a descender mucho antes y es notable, sobre todo, a partir de los 12 años (1º de la ESO).

Así, los datos del IAEST recogen que en el curso 2016-2017, dos de cada diez estudiantes aragoneses habían repetido algún curso antes de cumplir los 12 años, cifra que se eleva a cuatro de cada diez a los 14 y casi 5 de cada 10 a los 15.

En este momento, no es posible saber qué lugar ocupa en la actualidad Aragón con respecto al resto de comunidades en función de ese indicador, ya que el último informe del Ministerio de Educación, que es quien recoge datos globales y comparativos del sistema educativo nacional, corresponde al curso 2014-2015.

En cualquier caso, la tasa de idoneidad de la Comunidad en ese curso aún era más baja que en la actualidad. Tal y como puede verse en los estadillos, estaba fijada en el 51% para los alumnos de 15 años y en el 79% para los de 12. Por tanto, en ambos ciclos educativos, Aragón fue una de las comunidades con una tasa de repetidores más elevada de España, solo superada por las ciudades de Ceuta y Melilla.

Asimismo, destaca la desigualdad entre comunidades autónomas, con diferencias que, en el caso de Aragón supera los 20 puntos con respecto a Cataluña y País Vasco, que son los territorios con tasas de idoneidad más elevadas.

Las razones que explican esta peculiaridad del sistema educativo aragonés hay que buscarlas en dos circunstancias muy concretas, según Jesús Molledo, presidente de la Asociación de Directores de Institutos de Secundaria de Zaragoza (Adizar) y miembro del Consejo Escolar de Aragón.

Molledo recuerda que, por una parte, Aragón ha sido, en los últimos años, una Comunidad con un elevado porcentaje de población inmigrante. Esto se ha traducido en que el volumen de alumnos extranjeros sobre el total de estudiantes matriculados en los colegios aragoneses ha sido, tradicionalmente, muy alto.

Según los datos recogidos en el último informe del Ministerio (referidos al curso 2015-2016), el 12,2% de los menores matriculados durante ese curso en los colegios aragoneses era extranjero, un porcentaje solo superado por Cataluña (12,5%), La Rioja (13,1%) y Baleares (13,2%). La media nacional se situó en el 8,4%.

Esta realidad sociológica afecta a la tasa de idoneidad educativa, ya que gran parte de los niños inmigrantes tienden a ser matriculados en cursos inferiores a los que les correspondería por su edad para garantizar un perfecto conocimiento del idioma y para comprobar su nivel de conocimientos.

Por otra parte, Molledo reconoce que el sistema educativo aragonés es "muy exigente", en cuanto al cumplimiento de la programación y las materias de los diferentes ciclos. Los profesores son "estrictos" calificando exámenes y valorando el cumplimiento curricular de los alumnos. "Por eso tenemos más repetidores que en otras comunidades", explica.

El presidente de Adizar apunta que esta situación no es privativa de Aragón y asegura que la media nacional de repetidores también es muy alta si se compara con lo que ocurre en los países europeos de nuestro entorno.

Un reciente informe de la Fundación Europea Sociedad y Educación y la Fundación Ramón Areces pone de manifiesto que España tiene la segunda tasa de repetición más elevada de los países industrializados, solo superada por Bélgica: en España, el 31% de los alumnos ha repetido algún curso antes de cumplir los 15 años, el triple que en la OCDE. Asimismo, países como Japón, Islandia, Noruega o Reino Unido presentan unas tasas de repetidores próximas a cero.

"En Europa –explica Molledo–, durante la educación obligatoria apenas se repite porque se entiende que es una formación básica y esencial. Son selectivos en los ciclos posteriores, en bachillerato y la universidad, pero en la primaria y en la secundaria son más laxos".

Nada que ver con lo que ocurre en España, en general, y en Aragón, en particular. Esta tradición, a la que tanto padres como profesores están acostumbrados, hace que en la Comunidad, por ejemplo, no sea extraño que alumnos de primaria repitan curso. "Es más habitual que esto ocurra en los últimos grados de primaria (5º y 6º) y en 1º de secundaria. Luego, en niveles más altos como 4º de la ESO o incluso bachiller, se repite menos", asegura Molledo, quien se muestra partidario de que no pasen de nivel "solo los alumnos con algún problema".

En cualquier caso, el presidente de Adizar matiza que la baja tasa de idoneidad del sistema aragonés no se traduce forzosamente en un mayor fracaso escolar. Los datos más recientes del Ministerio de Educación demuestran que el año pasado el porcentaje de abandono educativo temprano en la Comunidad fue del 19,1%, lo que situó a Aragón en la media nacional (que fue del 19%), aunque bastante lejos de las comunidades con la tasa de abandono más baja: País Vasco (7,9%), Cantabria (8,6%) o Navarra (13,4%).

Tasa bruta de graduados

Aragón tiene una tasa bruta de graduados en educación secundaria (ESO) por debajo de la media nacional. Según el último informe del Ministerio de Educación, referido al curso 2014-2015, la Comunidad arrojó una tasa bruta de graduados del 74%, cuando la media española se situó en el 77,6%.

Esta tasa define el número de estudiantes que termina con éxito esta etapa educativa, independientemente de su edad, en relación con el total de la población de 15 años, que son los alumnos que teóricamente tendrían que haber comenzado ese curso.

Esta variable está muy relacionada con el índice de idoneidad (el número de estudiantes que está matriculado en el curso que por edad le corresponde), por lo que no es extraño que los resultados por comunidades que muestran estas gráficas sean muy similares a los que se pueden observar en los estadillos de la tasa de idoneidad.

Esta situación cambia si se analiza el número de alumnos de 4º de la ESO que promocionan y titulan en términos absolutos e independientemente de su edad. Los datos más recientes del Instituto Aragonés de Estadística (IAEST), correspondientes al curso 2015-2016, apuntan a que el 88,6% de los alumnos matriculados ese año en 4º de la ESO (el 86,1% de los chicos y el 91,1% de las chicas) aprobaron ese ciclo.

Cambio de metodología

Estos datos van en línea con lo que asegura Jesús Molledo, presidente de Adizar, quien reitera que pese a ser una Comunidad con unas tasas altas de repetidores, son muchos los alumnos aragoneses que finalizan con éxito su formación obligatoria.

"Una mayor tasa de repetidores no se traduce en un mayor fracaso escolar –argumenta Molledo–, no hay una relación directa entre repetir y fracasar. Significa, simplemente, que el estudiante va con retraso con respecto a su edad". En opinión de este profesor, Aragón está asumiendo con éxito el reto de la inclusión. "Aun habiendo accedido a un nivel educativo más bajo –explica–, los alumnos inmigrantes se acaban incorporando al sistema educativo. A algunos les cuesta más, pero la mayoría logra obtener el título de secundaria".

Desde el Gobierno de Aragón se hace hincapié en los proyectos de innovación y en el cambio metodológico como fórmulas para lograr "el éxito escolar". "Se pretende que los alumnos mejoren su adquisición de competencias –apuntan desde el Departamento de Educación–. Por ejemplo, la mayoría de los centros con tiempos escolares -recuerdan- ofrecen clases de refuerzo a sus alumnos como parte de sus proyectos de innovación".

Más de 200 colegios con programas de refuerzo

Educación del Gobierno de Aragón asegura que "se trabaja contra el fracaso escolar y para que no haya repeticiones". En este sentido, recuerda que en enero de este año se puso en marcha un nuevo programa de refuerzo, orientación y apoyo educativo para Aragón (PROA) que, de manera experimental, se implantó en 45 centros educativos. "Para este curso, ya hay un total de 210 colegios con esta iniciativa, que consiste en habilitar clases gratuitas de refuerzo, fuera del horario lectivo", explican desde Educación.

El proyecto se dirige al alumnado de entre 4º y 6º de primaria y a todos los cursos de secundaria. Es el equipo docente el que propone qué estudiantes deben estar en esos grupos, formados por un mínimo de 8 y un máximo de 15 alumnos. El programa se desarrolla lo largo de cuatro horas semanales –desde noviembre hasta junio– y las clases se imparten en el centro. Las actividades se orientan al aprendizaje, la organización del tiempo de estudio y la realización de tareas escolares, entre otras.



Fuente: Heraldo e Aragón
URL relacionado: http://www.heraldo.es/noticias/aragon/2017/12/12/casi-mitad-los-alumnos-aragoneses-repetido-curso-menos-una-vez-antes-los-anos-1212734-300.html

Material Multimedia Relacionado