Las Migraciones en Aragón

19 de Diciembre 2017
Aragón sufre hasta la mitad de 2017 su mayor pérdida de población en lo que va de siglo



Aragón perdió en los primeros seis meses de este año 2.484 personas teniendo solo en cuenta la diferencia entre nacimientos y defunciones. Los datos han sido revelados esta semana por el Instituto Nacional de Estadística, en una actualización que señala que las muertes han crecido de un año para otro un 9% en la Comunidad, mientras que los nacimientos han descendido un 6%, en un claro avance de la crisis demográfica.

El panorama a nivel nacional no es distinto pero sí que es menos grave que en Aragón. Solo tres autonomías, Madrid, Baleares y Murcia junto con Ceuta y Melilla tuvieron un saldo vegetativo positivo, esto es, tuvieron más nacimientos que muertes en los primeros meses del año.

Pero si por algo destacan los datos negativos en Aragón es porque es la comunidad donde más han empeorado. Para hacerse una idea, el año pasado durante los mismos meses la pérdida de población fue de 1.513 personas, casi mil menos que el curso actual, que ya solo teniendo en cuenta las estadísticas hasta julio es el peor año en lo que va de siglo, y que fácilmente puede convertirse en el peor desde 1990 durante los meses que quedan por contabilizar. Aunque el Instituto Nacional de Estadística señala que durante el final del año el número de nacimientos suele ser mayor que el número de muertes, lo que podría hacer que se redujera esta tendencia, la serie también deja constancia de que años similares con una saldo vegetativo muy negativo a mitad de año, no suelen remontar en los meses finales. Como muestra, las 2.484 personas que perdió Aragón hasta julio ya son más que las que se dieron durante los doce meses de años recientes como 2014 (-2.140) o 2013 (-1.691).

 

La tasa de fecundidad y la edad de embarazo, clave en esta tendencia

Si bien la crisis demográfica actual viene de lejos, en lo que va de siglo la disparidad entre nacimientos y muertes ha pasado por dos épocas. 1999 fue el año desde 1975 en el que el saldo vegetativo fue más negativo en Aragón, con un total de 3.924 decesos más que nacimientos.

En esa época, aunque la población no estaba tan envejecida, hacía ya tiempo que las parejas en edad fértil tenían cada vez menos niños. Como ejemplo, y aunque ahora se pueda tener la percepción de que cada vez hay menos niños por mujer, en 1990 la media estaba en 1,1 hijos por madre, algo inferior a la actual, que se encuentra en 1,3.

Lo que sí ha cambiado, fruto según los expertos del retraso en la edad de emancipación y de la inseguridad económica, es la edad en la que se tienen los hijos. Durante 2017 las aragonesas han tenido su primer hijo de media a la edad de 31,1 años, mientras que en 1990 los tenían a los 27,6.

Sin embargo, y a pesar de que esta tendencia viene de lejos, Aragón consiguió tener un saldo vegetativo positivo justo antes de entrar en la crisis económica, principalmente gracias al nacimiento de los primeros hijos de los inmigrantes llegados en la época de bonanza. 2008 fue el único años en la serie histórica en el que hubo más nacimientos que muertes, con un crecimiento vegetativo de 277 personas.

Ese empuje de la población extranjera y sobre todo de sus primeros hijos queda patente en la tasa de natalidad. En aquellos años anteriores a la crisis la natalidad de las madres españolas en Aragón era de 9,6 nacimientos por cada mil habitantes, mientras que por parte de las madres extranjeras era casi el doble, de 19,9. En la actualidad, la media en Aragón está en 7,6 nacimientos por mil habitantes en las mujeres nacionales, y 17,1 en las extranjeras.

Con todo, la crisis demográfica y el envejecimiento de la población aragonesa queda claro en cómo ha subido la edad media de la población en este tiempo. Si en 1990 la edad media en Aragón era de 39,7 años, en la actualidad es de 44,5. Aragón solo se ve superada en el ranking nacional por Asturias (47 años de media) y Galicia (46), las dos poblaciones más envejecidas, y se encuentra en el mismo vagón que otras regiones del norte de España como País Vasco, La Rioja, Castilla y León o Cantabria, todas con una población que ronda entre los 44 y 45 años de media y que envejece a un ritmo más acelerado que el conjunto nacional, donde la edad media no llega a los 43 años.



Fuente: Heraldo de Aragón
URL relacionado: http://www.heraldo.es/noticias/aragon/2017/12/20/aragon-sufre-hasta-mitad-2017-mayor-perdida-poblacion-que-siglo-1214314-300.html

Material Multimedia Relacionado