Las Migraciones en Aragón

22 de Diciembre 2017
Unos 124.000 trabajadores aragoneses cobran menos de 1.000 euros al mes



Si la crisis económica convirtió en pobres a miles de asalariados, la recuperación no está consiguiendo revertir la situación. Todo lo contrario, la desigualdad salarial se incrementa en tiempos de crecimiento económico y se cronifican las dificultades de aquellos que aun disponiendo de un empleo no tienen los recursos suficientes para disponer de una mínima calidad de vida.

Es una de las conclusiones que se desprenden del informe 'Pobreza y desigualdad salarial en Aragón' que desde hace cuatro años elabora Comisiones Obreras para "visualizar los efectos de la crisis  y de la recuperación en unos colectivos concretos en los que no pone el foco las grandes cifras macroeconómicas", explicó ayer el secretario general del sindicato en Aragón, Manuel Pina.

El estudio evidencia que en Aragón hay unos 124.000 trabajadores, el 27,3% del total, cuya nómina mensual no alcanza los 970 euros. Dicho de una manera más gráfica, uno de cada cuatro trabajadores de la Comunidad no llega siquiera a ser mileurista. La cifra esconde incluso otra realidad más negativa. De todos ellos, unos 45.000 disponen al mes de un salario medio de 486 euros (con catorce pagas), una cifra muy inferior al salario mínimo interprofesional que se situó el pasado ejercicio en 655 euros. Además son unas 30.000 los trabajadores cuyo salario medio apenas suma los 850 euros y otras 49.000 que, aunque no están en situación de pobreza, cuentan con unos ingresos por trabajo "muy bajos", dice CC. OO., que los sitúa en los 966 euros.

"Tener un trabajo ya no es sinónimo de una mínima calidad de vida y de una posibilidad para salir de la pobreza", destacó Sonia García Fabregat, que señaló que son aquellos que se encuentran en el nivel más bajo los que han sufrido un mayor recorte en sus nóminas.

La radiografía realizada por Comisiones Obreras insiste en que en el grupo con el salario más bajo, el 95% de los trabajadores está contratado a tiempo parcial, una jornada que además no han elegido voluntariamente "sino que se ven obligados a aceptar porque es la única manera de estar en el mercado laboral", destacó García Fábregas. La pobreza salarial, explicó, sí tiene género pero no distingue edad. Así, de cada 4 asalariados de este tramo, tres son mujeres y aunque es numerosos el colectivo de jóvenes con salarios tan bajos, hay trabajadores de todas las edades cuyo salarios es muy inferior al mínimo interprofesional.

En este tramo, el 76,9% son españoles y el 23,1% extranjeros, si bien aunque este último porcentaje parece muy inferior lo cierto es que afecta a un número importante de ciudadanos porque este colectivo es menor. Y no hay una gran diferencia entre indefinidos y temporales y tampoco la pobreza está desligada de la antigüedad. Según el informe de CC. OO. El 29,4% de los asalariados en este tramo lleva más de cinco años en el puesto de trabajo, lo que demuestra que no se trata de una situación coyuntural que afecta a aquellos que se incorporan al empleo por primera vez, sino que "se ha cronificado" y ya la sufren incluso aquellos que llevan tiempo trabajando.

Empleadas de hogar, hostelería, Comercio y Servicios a empresas son las cuatro actividades en las que se concentra el 63,9% del total de esos 45.000 trabajadores que cobran menos de 500 euros, de los que además el 96,1% está empleado por el sector privado. "Dos factores los explican: en estos sectores se emplean más mujeres y es más elevada la contratación temporal".

"Fraude de contratación"

Ante este escenario, el secretario general de CC. OO. Aragón explicó que el sindicato mantiene conversaciones con el Gobierno central al que exigen medidas para conseguir que la recuperación económica también se note en los bolsillos de los ciudadanos. Manuel Pina aseguró que "hay que actuar en la contratación, porque hay una aceptación generalizada en el fraude de la contratación temporal". Para ello, esta central exige un mayor control en el registro de los contratos y un refuerzo en la inspección de trabajo, además de que se clarifiquen y concreten las causas de cada contratación para evitar que un empleo fijo esté cubierto por múltiples eventuales.

Comisiones Obreras propone además el encarecimiento de las cotizaciones en los contratos a temporales y un incremento de las indemnizaciones "cuando un juez sentencia que el trabajador no es temporal sino fijo". Defiende además que las bonificaciones a la contratación sean exclusivamente cuando es indefinida y para aquellos colectivos con más dificultades.



Fuente: Heraldo de Aragón
URL relacionado: http://www.heraldo.es/noticias/economia/2017/12/20/unos-124-000-trabajadores-aragoneses-cobran-menos-000-euros-mes-1214996-309.html

Material Multimedia Relacionado