Las Migraciones en Aragón

11 de Febrero 2018
Una ayuda para que Karima pueda ser española



Karima el Khaddaji, de origen marroquí, lleva 15 años viviendo en España. Aquí han nacido sus tres hijas y quiere pedir la nacionalidad española. Los lunes y los jueves por la mañana comparte clase con Ia Maisuradze, georgiana. "Aquí han nacido nuestros hijos y hemos construido nuestra vida. Aquí está nuestro futuro. Me considero georgiana y española", asegura. Son dos de las alumnas de los nuevos cursos para preparación de los exámenes de la nacionalidad española, organizados por FAPAR en Zaragoza.

La Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Aragón (FAPAR) organiza estos cursos gratuitos en el colegio Luis Vives de Torrero (donde van Karima, Ia y otros doce alumnos) y en el instituto Pilar Lorengar de la Jota (16 alumnos). Las clases son dos días a la semana. Los cursos han comenzado en febrero y durarán hasta mayo. En octubre y noviembre habrá otra edición. Cuando los alumnos estén preparados, podrán presentarse a los exámenes de español y de conocimientos socioculturales necesarios para obtener la nacionalidad española.

"Los alumnos tienen que conseguir un nivel A2 de español y unos conocimientos generales de política y cultura de España. El Instituto Cervantes organiza los exámenes y usamos sus materiales. Los exámenes son los mismos en los distintos centros examinadores que hay en todo el mundo", explica la profesora, Teresa López.

Las clases en el colegio Luis Vives son por la mañana. La mayoría de los alumnos son mujeres y marroquíes. "Nos hemos apuntado al curso mi marido y yo. Él va a turnos en su empresa y alguna semana faltará. Yo siempre trabajo por la tarde y por las mañanas me encargo de las niñas", cuenta Karima, mientras su hija pequeña, de 9 meses, juega con los apuntes. "Me presenté a los exámenes en 2016. Aprobé el de español pero suspendí el de conocimientos. No entendía bien algunas preguntas. Ahora espero aprobar", explica.

Exámenes de español y de cultura general

El Gobierno reguló en 2015 los exámenes para la obtención de la nacionalidad para los mayores de edad. Fijó dos pruebas: una de lengua española y otro tipo test de conocimientos constitucionales y socioculturales. Entre las preguntas, por ejemplo: ¿Quién es el jefe del Estado en España?, ¿A qué edad se puede votar?, ¿Cómo se llama el clima de Canarias?, ¿A qué edad es obligatorio tener el DNI? o ¿Cómo se llama el informativo de Televisión Española?

"No os preocupéis. No son exámenes difíciles, aprobaréis seguro", les anima Teresa. Hakima y Hanane, marroquíes con dos hijos cada una, le escuchan atentas. "Mi marido y mis hijos ya tienen la nacionalidad y solo falto yo. Entiendo y hablo bien español, pero me cuesta más escribirlo", apunta Hakima.

Los alumnos se quejan de la burocracia: las solicitudes de la nacionalidad tardan más de dos años en resolverse. Y del coste de los exámenes: 85 el de español y 124 el de conocimientos constitucionales y socioculturales. Además de una tasa de 100 euros para tramitar la nacionalidad. "Es mucho dinero para la situación de muchos extranjeros", apunta Hanane. Su marido es conductor y ella trabajaba antes envasando fruta en La Almunia.

Como norma general, para pedir la nacionalidad hay que acreditar diez años de residencia legal continuada en España. El plazo se reduce a cinco para los refugiados y dos para los nacionales de países iberoamericanos. Saad Saber, marroquí de 35 años, lleva solo dos meses en Zaragoza, pero se ha apuntado al curso porque quiere aprender. "Es bueno saber la lengua y las costumbres del lugar. Yo quiero formarme y encontrar trabajo", afirma.



Fuente: Heraldo de Aragón
URL relacionado: https://www.heraldo.es/noticias/aragon/2018/02/12/una-ayuda-para-que-karima-puedan-ser-espanolas-1223733-300.html

Material Multimedia Relacionado