Histórico de artículos

01 de Julio 2008
Sarkozy abre su semestre europeo decidido a cambiar la forma de construir la UE


El presidente francés, Nicolas Sarkozy, esbozó ayer las principales metas que se ha fijado la Presidencia francesa de la Unión Europea que se inicia hoy, a lo largo de una entrevista emitida por France 3 en la que dijo que hay que cambiar "profundamente" la manera de construir Europa porque ha habido "errores".

En este sentido, relató que si la UE nació para lograr la paz, la prosperidad y la democracia, ahora no se ha mostrado eficaz para proteger a los ciudadanos frente a los riesgos de la globalización. Por eso, a su juicio, conviene reflexionar sobre cómo hacer de Europa un medio para "resguardar a los europeos.

En este contexto situó su batalla por abrir en la UE el debate sobre la fiscalidad de los carburantes, dentro del cual Sarkozy plantea modular el IVA en función del precio del petróleo, argumentando que la UE será más fuerte frente a los países productores si se les pide que bajen los precios a cambio de que Europa modere la fiscalidad del consumo.

Además, Sarkozy adelantó que propondrá a sus socios europeos situar el IVA de los productos ecológicos, sobre todo vehículos y edificios, en el 5,5% "porque no es normal que cuando se compra un coche limpio cueste más que un coche sucio". También reiteró su intención de lograr un IVA reducido para la restauración antes de que finalice la Presidencia francesa.


Política pesquera


El presidente francés se refirió igualmente a la política pesquera de la Unión y, sin llegar a cuestionar las cuotas, puso en duda los informes científicos, por lo que planteó que se tengan igualmente en cuenta las opiniones de los pescadores afectados cuando se decida el cierre o veda de caladeros.

Con todo, el acento lo puso Sarkozy en el paquete 'energía-clima' presentado por la Comisión Europea y sobre el que la Presidencia quiere lograr un acuerdo. El presidente francés admitió que será el reto "más difícil" del semestre, pero subrayó que la UE debe de mostrar ejemplo si quiere que otros países le sigan.

Batallará también para evitar el 'dumping medioambiental' (práctica de competencia desleal que consiste en vender a precios inferiores al costo, para adueñarse del mercado) y propondrá con la Comisión una tasa al carbono que grave las importaciones de productos procedentes de países que no respetan ninguna regla medioambiental, un mecanismo a aplicar "no por proteccionismo, sino para reequilibrar la competencia y por un afán de reciprocidad".


Críticas al BCE


Por otro lado, criticó la política del Banco Central Europeo (BCE) y la próxima subida de tipos anunciada por su presidente, Jean-Claude Trichet, a quien pidió "un poco de flexibilidad", y dijo que hay que preguntarse sobre el crecimiento económico en Europa y no solamente sobre la inflación.

Sarkozy puso en duda las medidas del BCE para atajar una inflación que, a su juicio, no es "estructural" sino que se debe a la "explosión" del precio de las materias primas. Así, argumentó que la inflación de hace 30 años y la actual no tienen "nada que ver" porque la de entonces se debía al pleno empleo y, por lo tanto, a la presión sobre los salarios y la escasa competencia.


Las materias primas


En cambio, la de hoy "no es estructural porque hay mucha competencia" sino que se debe "a la explosión del precio de las materias primas".

"Entonces, no me van a decir que para luchar contra la inflación hay que elevar los tipos de interés, porque si se indexan los tipos de interés europeos sobre la evolución del barril de petróleo se pueden subir hasta la cima los tipos sin bajar en cambio el barril de petróleo", continuó el jefe del Estado francés, para quien con esta política se impide a particulares y empresas solicitar préstamos e invertir sin que por ello baje el precio del barril de Brent.

Como viene siendo habitual, también criticó la postura del comisario europeo de Comercio, Peter Mandelson, en las negociaciones que Bruselas lleva a cabo en el marco de la Organización Mundial de Comercio (OMC) porque Sarkozy se niega a que la oferta de la UE consista en disminuir un 20% su producción agrícola bajo el pretexto del "liberalismo mundial".

"Creo en Europa, rechazo el proteccionismo, pero estoy harto de ingenuidad y quiero la reciprocidad y que Europa luche con iguales armas", espetó.

Otra de las prioridades de la Presidencia será lograr un Pacto Europeo sobre inmigración, que Francia intenta presentar conjuntamente con España, sin que hasta ahora se haya cerrado un acuerdo.

Sarkozy no entró en detalles pero dijo que con los españoles "todo progresa", y que lo que está claro es que no se van a poder hacer regularizaciones globales sin pedir la opinión del resto de socios de la UE.



Fuente: Heraldo Digital
URL relacionado: http://www.heraldo.es/index.php/mod.noticias/mem.detalle/idnoticia.16880

Material Multimedia Relacionado