Las Migraciones en Aragón

22 de Abril 2018
"He encontrado mi hogar y formado mi familia"



El lama Drugyu Tempa lleva la mitad de sus 62 años viviendo en Aragón. Este butanés afable y simpático es el rector del lamasterio Dag Shang Kagyu de Panillo, uno de los más importantes centros budistas de Europa, donde ha encontrado el sitio en el que le gusta estar. "Para mí, Panillo y su entorno es mejor que mi Bután natal o que la India en que residí muchos años; me he acostumbrado a esta zona, aquí hemos desarrollado un proyecto monástico y tengo que reconocer que España es ahora mi país y que en Aragón, en concreto, estoy muy a gusto por la amabilidad de sus gentes", abunda.

Llegó a este rincón de la comarca de Ribagorza de la mano de Kalú Rimpoché –uno de los principales líderes religiosos del budismo– en 1984 para poner en marcha la comunidad del Dag Shang Kagyu aunque no empezó a residir en Panillo de forma permanente hasta 1987. Reconoce que al principio le sorprendieron las costumbres diferentes "agravadas –apunta con una gran sonrisa– porque no conocía el idioma y no podía hablar con la gente lo que, por otra parte, me vino bien para meditar". También le sorprendieron las comidas, en especial los mariscos, "que me daban susto", los caracoles y otros animales que no se suelen comer en Bután e India.

No obstante, desde el principio se sintió muy a gusto y ahora reconoce que cuando viaja a su país natal se le hacen raras sus costumbres. "Allí prácticamente ya no conozco a nadie y aquí, en Aragón, he encontrado mi hogar, he formado una familia, he tenido a mis hijas, he contribuido a sacar adelante el proyecto de Dag Shang Kagyu y me he encontrado con el cariño y el respeto de mis vecinos".



Fuente: Heraldo de Aragón
URL relacionado: https://www.heraldo.es/noticias/aragon/2018/04/23/encontrado-hogar-formado-familia-1236228-300.html

Material Multimedia Relacionado