Las Migraciones en Aragón

28 de Abril 2018
María del Carmen Gracia de Val: "Necesitamos reformar leyes para proteger a los más vulnerables"



Usted es notaria en Alcañiz y delegada de la Fundación Aequitas en Aragón. ¿A qué se dedica esta organización?

Es la fundación benéfica del Consejo General del Notariado. Se fundó en 1999 con el fin esencial de potenciar la defensa y el desarrollo de los derechos de los más necesitados y vulnerables, que son las personas con alguna discapacidad y sus familiares, la tercera edad, los menores, los inmigrantes y las mujeres que son víctimas de violencia de género.

¿Cómo les ayudan?

El lema de la fundación es 'queremos hacer más' y por eso trabajamos por la mejora del marco normativo con el objetivo de proteger jurídicamente a estas personas. Colaboramos con las organizaciones que las protegen, por ejemplo dando formación a sus trabajadores. Además, a estos colectivos en situación de vulnerabilidad les ofrecemos asesoramiento gratuito en materia de capacidad jurídica y de obrar.

¿Cuántas de estas personas se benefician de esta labor?

Organizamos jornadas con asociaciones y entidades sin ánimo de lucro. Celebramos jornadas de trabajo con jueces, fiscales y demás miembros de la esfera judicial. Igualmente prestamos asistencia gratuita a los más vulnerables. Realizamos muchas actividades y es complicado cuantificar el número de beneficiarios.

¿Cuántos notarios aragoneses son miembros de Aequitas?

Los 86 que trabajamos actualmente en Aragón: desde las tres capitales hasta los pueblos más pequeños, todos colaboramos activamente en la fundación. De la misma forma, los más de 3.000 que hay en España. Todos formamos parte de la plataforma solidaria del notariado. Además, tenemos delegaciones en México y Argentina. Nos hemos convertido en un referente en materia de protección de derechos.

¿Alguien más colabora con ustedes en sus actividades?

Claro. Jueces, fiscales, catedráticos, instituciones de derecho público y privado... hay muchas personas que colaboran desinteresadamente con nosotros y por supuesto han contribuido a los logros de Aequitas durante 20 años.

Vivimos en una sociedad cada vez más envejecida y solitaria, ¿se ha notado en las notarías este cambio social?

Sí. Las notarías son un termómetro de la sociedad: somos observadores de la realidad social en nuestro día a día y, por otro lado, conocemos el Derecho. Por eso somos las personas idóneas para dar soluciones jurídicas a esas situaciones de vulnerabilidad que se presentan, como consecuencia de la vejez y del deterioro cognitivo. La Fundación Aequitas ha hecho mucho hincapié en la protección de los derechos de los mayores, para evitar sobre todo situaciones de maltrato y abusos. Realizamos periódicamente jornadas para informar de estos derechos y divulgarlos con las organizaciones que trabajan con la tercera edad.

¿Qué mecanismos jurídicos permiten proteger a las personas mayores?

Principalmente los poderes preventivos, la autotutela y las voluntades anticipadas, también llamadas testamento vital. Hay mucho interés por estas figuras. Son mecanismos que ofrece el ordenamiento jurídico y que permiten a las personas mayores decidir cómo gobernar su vida cuando ya han perdido la capacidad para tomar decisiones. Son una suerte de traje a medida de acuerdo con sus valores y su forma de vida, que pueden 'confeccionar' en una notaría mientras conservan intactas sus facultades. Se puede decir que son una medicina preventiva.

¿Qué es lo más gratificante de la labor que desempeñan?

Sentirte útil, saber que ayudas a la gente aportándole tranquilidad a sus preocupaciones.

¿Y lo más difícil?

Ver que se necesitan muchas más reformas legislativas y más rápidas para proteger a las personas más vulnerables.



Fuente: Heraldo de Aragón
URL relacionado: https://www.heraldo.es/noticias/aragon/2018/04/27/maria-del-carmen-gracia-val-necesitamos-reformar-leyes-para-proteger-los-mas-vulnerables-1238670-300.html

Material Multimedia Relacionado