Histórico de artículos

14 de Agosto 2018
Acuerdo entre seis países europeos sobre el Aquarius: España acogerá a 60 inmigrantes



El Gobierno de Pedro Sánchez ha cerrado un acuerdo con otros seis países de la Unión Europea para poner fin a la crisis del Aquarius y repartirse tanto los 141 inmigrantes rescatados por el barco humanitario como otro centenar de personas procedentes de distintas embarcaciones llegadas a aguas de Malta. En este reparto "común y solidario" anunciado por Moncloa, España acogerá a 60 inmigrantes del total de 255. La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha anunciado que todos ellos irán a Cataluña después de haber aceptado el ofrecimiento de la Generalitat.

En cuanto al resto de países implicados, Francia también acogerá a 60 personas, Alemania 50, Portugal 30 y Luxemburgo cinco. Asimismo, Malta e Italia se repartirán los otros 50 inmigrantes restantes después de que el país transalpino se haya sumado finalmente al pacto aunque sin especificar aún cuántos acogerá. En aras del este acuerdo, el barco humanitario que gestionan las ONG SOS Mediterranée y Médicos sin Fronteras ha puesto rumbo a Malta, que ha aceptado convertirse en la "base logística" donde desembarcarán las personas a bordo del Aquarius.

Calvo ha informado de que tras el ofrecimiento de la Generalitat para acoger al Aquarius, el Gobierno y la Generalitat han conversado esta tarde y que Cataluña está dispuesta a recibir a los 60 inmigrantes. La vicepresidenta ha señalado que si bien no tenían "competencias" en los puertos para recibir el barco sí las pueden ejercer para dar asistencia humanitaria.

En su cuenta de Twitter, el presidente del Gobierno ha celebrado el pacto logrado hoy, lo ha calificado de "pionero" y ha asegurado que ha sido España quien lo ha "coordinado".

Del mismo modo, fuentes de Moncloa se congratulaban porque es "la primera operación de este tipo de distribución de migrantes entre varios estados europeos". Así, ha afirmado que el acuerdo "ha sido posible gracias al camino emprendido en junio", cuando el Gobierno de España decidió acoger al Aquarius "para resolver una situación humanitaria difícil y poner encima de la mesa de Europa la necesidad de buscar una salida coordinada y común al reto de la gestión de los flujos migratorios".

Unas horas antes de anunciar el acuerdo, el Gobierno reconocía que se estaban produciendo reuniones discretas en coordinación con la Comisión Europea para alcanzar una solución "común y solidaria" a la situación del Aquarius. Es por ello que el Gobierno se defendía de las críticas por no haber acogido esta vez al barco en su totalidad, como hizo en junio, remarcando que si se podía encontrar una solución ahora era por haber actuado como lo hizo hacía dos meses.

Tras el acuerdo a seis bandas, Malta dará permiso al Aquarius para atracar en uno de sus puertos aunque en un comunicado del gobierno maltés recalca que lo hace "a pesar de no tener obligación legal de hacerlo". Así pues, califica su labor como la de una "base logística" para después proceder al reparto entre España, Alemania, Francia, Portugal y Luxemburgo.

Por su parte, el ministro de Administración Interior portugués, Eduardo Cabrita, ha explicado que su país se ha comprometido a recibir a 30 de los 244 migrantes, en el marco de una voluntad "común" de los distintos gobiernos, informa Europa Press. "Entendemos que debe haber una posición estable a nivel europeo que implique a todos. No podemos ir de solución ad hoc a solución ad hoc siempre que un barco esté a la deriva en el Mediterráneo", ha advertido el ministro luso.

El acuerdo alcanzado, que ya ha sido remitido a la Comisión Europea, estaría abierto a la incorporación de otros países.

73 menores en el Aquarius

A bordo del Aquarius hay 141 inmigrantes, de los cuales 73 son menores de edad, dos de ellos niños de menos de dos años. Según informan las ONG que operan el barco, también están preocupados porque hay 38 menores en edades comprendidas entre 12 y los 15 años que no están acompañados por ningún adulto en su travesía.

El 70% de las personas rescatadas por el barco proceden de Somalia y Eritrea, aunque también hay nacidos en Bangladesh, Camerún, Ghana, Costa de Marfil, Nigeria, Senegal, Marruecos y Egipto. Médicos Sin Fronteras ha explicado hoy que la mayoría sufren malnutrición y están siendo hidratadas y alimentadas con productos enriquecidos con vitaminas.



Fuente: El Mundo
URL relacionado: http://www.elmundo.es/espana/2018/08/14/5b72c2e7268e3ee5048b4644.html

Material Multimedia Relacionado