Las Migraciones en Aragón

21 de Diciembre 2018
Huesca, una ciudad que acoge bien a la población migrante



Ponerse en la piel de un migrante de Nigera, Ucrania, Honduras o Siria fue lo que pudieron hacer este lunes los oscenses con el juego de simulación The Real Pursuit en el que, a través de historias reales, se pusieron en situaciones similares a las que viven estas personas cuando llegan a nuestro país. Fue la manera con la que Cruz Roja Huesca trató de sensibilizar a la población con motivo del Día del Migrante, que se celebra este lunes.

En los Porches de Galicia se instaló una mesa informativa, se repartió material y se organizó este juego. Teresa Aso, responsable del programa de Acogida e Integración de Solicitantes y Beneficiarios de Protección Internacional, junto a Bárbara Gadea y Susana Ferrer, que llevan el programa de Integración de Inmigrantes, fueron las encargadas de atender al público que se fue acercando a lo largo de la mañana.

Con esta campaña trataron de poner en situación a la población de qué supone ser migrante y lo hicieron a través de un estand en el que se podía recoger información de sus diferentes proyectos: restablecimiento del contacto familiar, clases de castellano, tema de prevención de conductas violentas o de refugiados y, por otra parte, con el juego The Real Pursuit, buscaron el aprendizaje vivencial a través de situaciones auténticas. Emulando al Trivial Pursuit, y huyendo de lo trivial, "se trata de conocer situaciones reales viviendo la inmigración en primera persona", explicó Teresa Aso a este periódico.

Los participantes elegían una familia, un personaje y, "a partir de allí, es como jugar a elige tu propia aventura. En función de las decisiones que vas tomando sobre tu historia, te van pasando unas cosas u otras y, por desgracia, no todas buenas, como ocurre en la vida real cuando hablamos de migraciones forzosas".

Los oscenses que jugaron tuvieron la oportunidad de vivir "en cuerpo y alma y ver realmente lo que supone" ser migrante. "En ocasiones nos quedamos con imágenes de televisión de personas saltando la valla, que no llegan a ser ni el 10 % del total de los que tenemos aquí, y tenemos mucha falta de información sobre las realidades que hacen que esas personas se vean abocadas a abandonar sus países de origen", apuntó Aso, que insistió en que "todos somos conscientes de que si hubiera elección muchas personas no elegirían abandonar sus países, a su familia, sus amigos..., pero no tienen otra opción".

En España se reparte la migración por todo el territorio porque van a donde hay trabajo, "y en Huesca hay empleo y están llegando inmigrantes, y esa es una forma de contribuir. España necesita migrantes por capital de trabajo, pero también por el sostenimiento del sistema público: pensiones, sanidad..., porque, al final, es una forma de aportar a la hucha común. Además, es muy necesario en cuestión de natalidad. Son temas que parece que no están muy relacionados y, al final, va todo de la mano, nos necesitamos unos a otros y debemos de romper barreras, acercarnos, ponerle cara a esta realidad y aprender nuevas formas de convivencia que hacen que todas las culturas, incluida la nuestra, se enriquezcan", aseguró Aso.



Fuente: Diario del Altoaragón
URL relacionado: http://www.diariodelaltoaragon.es/NoticiasDetalle.aspx?Id=1147805

Material Multimedia Relacionado