Histórico de artículos

27 de Enero 2019
Marlaska defiende sacar de la pugna partidista inmigración, violencia de género y terrorismo



El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, cree que hay terrenos en los que la política partidista no debería jugar. Este domingo ha reclamado a los partidos de la derecha que dejen fuera del debate y del enfrentamiento público los bloques más susceptibles de cerrarse en pactos de Estado, como pueden ser la inmigración, la violencia de género o el terrorismo. En el primer acto político preelectoral que celebra en Euskadi, ha criticado especialmente a los populares, aunque sin citarlos, por atacar al Gobierno de Pedro Sánchez en todo lo relacionado con la violencia de género, "cuando hace un año fue el objeto de un pacto de Estado"; por hacer oposición con asuntos relacionados con la inmigración, "cuando es un reto de toda la UE, más que un problema ", y por seguir atascados en políticas antiterroristas del pasado, "cuando a ETA la hemos vencido y la hemos disuelto todos los demócratas".

En un acto en el que también han intervenido el secretario general del PSE-EE de Gipuzkoa, Eneko Andueza, y el teniente de alcalde donostiarra y candidato a la Alcaldía de la capital guipuzcoana, Ernesto Gasco, Marlaska ha dicho que todas esas críticas han surgido porque el PSOE ha hecho más en siete meses en el Gobierno central "que otros en siete años", y eso le ha sentado mal al PP.   En su opinión el PSOE es un partido que históricamente ha arriesgado por mejorar el bienestar de los ciudadanos y es lo que también está haciendo ahora el Gobierno de Sánchez no solo en esos tres grandes asuntos, sino en otros muchos como en mejorar la convivencia entre españoles, en la paz pública y en la solidaridad: "Creemos que esas son las expectativas de la sociedad y el presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, está desarrollando políticas públicas desde el compromiso de hacer reales esas expectativas de la sociedad".

Al acto han acudido numerosos dirigentes socialistas como los diputados forales guipuzcoanos Marisol Garmendia, Denis Itxaso y José Ignacio Asensio, el delegado del Gobierno en Euskadi, Jesús Loza, el diputado socialista y exalcalde donostiarra Odón Elorza, y el edil donostiarra Enrique Ramos, entre otros.

Las críticas de Grande-Marlaska al PP han tenido un capítulo especial en torno a las víctimas del terrorismo. El ministro ha reivindicado que las víctimas son "un patrimonio de todos los demócratas, no de ningún partido" y ha pedido de forma genérica que no se las utilice. Ante un auditorio en el que había muchos cargos públicos e internos del PSE perseguidos hasta hace bien poco por la banda, ha agradecido a todos los que lucharon contra el terrorismo su esfuerzo. "Que quede claro", ha proclamado, "que quien venció al terrorismo fue el Estado de derecho, la sociedad y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado".

En ese contexto de respeto a las víctimas de ETA ha sostenido que, en lo que se refiere a la política penitenciaria, el PSOE ha defendido históricamente que la dispersión de los presos de ETA fue una política antiterrorista que tuvo su resultado, pero ahora hay una situación diferente. Un escenario en el que van a seguir acercando a los presos de ETA, "cuando proceda", con transparencia y siempre en aplicación de la "Ley General Penitenciaria". En su opinión corresponde a las Juntas de tratamiento decidir si procede progresar al segundo grado o mantener el primero, y también los traslados, pero "siempre informando con transparencia" a las víctimas.

En su opinión la derecha tiene que entender ya de una vez que "el Estado de derecho ha vencido a ETA: "No se ha disuelto, sino que la hemos disuelto nosotros". "Es decir, no podemos volver atrás. Ya hemos avanzado, no volvamos a las políticas de atrás, estemos en las presentes", ha reclamado.


Fuente: El País
URL relacionado: https://elpais.com/politica/2019/01/27/actualidad/1548596211_158995.html

Material Multimedia Relacionado