Histórico de artículos

20 de Marzo 2019
Inmigrantes y la política en España



Yo creo que el conjunto de los inmigrantes debería preocupar a todos los creyentes, ya que, en la Biblia, el tema de los extranjeros en desventaja social es algo esencial y prioritario. En estos pasados días, el tema de la inmigración ha saltado en España de una manera fuerte y ha puesto a las mujeres inmigrantes y sus bebés en la palestra pública.

Pensad que, a nosotros, como Misión Urbana, este tema nos llega porque, precisamente, trabajamos también con estas mujeres en nuestro centro Da Vida. Se trata de que, se ha dicho que un partido político, quizás mal interpretado o no, pues su líder ha calificado la información como una "fake new" dada por la prensa española, ha hecho una propuesta que ha lanzado a todos los políticos de primera línea de todos los demás partidos, así como a la sociedad en general, a hacer comentarios durísimos que han incendiado todos los medios de comunicación.

Seguro que no ha pasado inadvertido para vosotros tampoco. Así, el tema de las mujeres inmigrantes embarazadas o que acaban de dar a luz, han pasado a ser un notición al que, yo creo, los cristianos deberían prestar atención, aunque sólo sea por el hecho de que los inmigrantes, los extranjeros en desventaja social en situación irregular, han pasado a estar en el ojo del huracán de toda la sociedad española.

La propuesta, según los medios de comunicación, dice que, en una ley de maternidad, retrasar la expulsión de las mujeres sin papeles, si dan a sus hijos en adopción. Estas mujeres tendrían toda la protección y garantías, en igualdad de condiciones, que las mujeres que viven en situación regular en España. Materia suficiente para incendiar a toda la sociedad española en este periodo preelectoral.

Así, sea o no lo que quería decir este partido político en medio de este momento electoral en España, la inmigración, una vez más, se pone sobre la palestra política y social y, para la prensa y muchísimos de los políticos, como si se les pudiera proponer un "change": dar protección a cambio de sus bebés.

Como hemos dicho, el líder de este partido político lo ha tachado de "fake new", y afirma, aunque ante la poca credibilidad del resto de partidos o de la sociedad, que de lo que se trataba era de que las mujeres que decidan dar en adopción a sus hijos, y estén en situación irregular, tengan garantizada la confidencialidad de su situación y de su identidad para que no se pueda iniciar un expediente de expulsión.

Sea como sea, el tema de los inmigrantes en España ha saltado y se ha situado de nuevo en el centro de la opinión pública. Por otra parte, las políticas de VOX también están poniendo sobre la mesa los temas de la inmigración, fundamentalmente la ilegal, y, continuamente, nos están golpeando mensajes que inciden más o menos en nuestra sensibilidad, según nuestros posicionamientos políticos, sociales, solidarios o, incluso, religiosos. Sin embargo, no voy a comentar la rabiosa actualidad política, pero sí intentaré explicar, a muchos de los miembros de nuestras iglesias, la causa de las migraciones internacionales, porque si esto no se entiende, falta la base para situarnos ante las políticas españolas sobre la inmigración.

Mi posicionamiento es tener un cuidado exquisito con el tema de los niños, ya que en España, desgraciadamente, hemos tenido multitud de problemas con robos de niños o similares, siendo el tema de la infancia un mundo con el que no se puede ni mercadear, ni traficar, ni chantajear a las madres, aunque yo no tengo la intención de afirmar la nueva línea política de este partido en cuanto a la inmigración, caiga en estos abusos.

Yo diría que "rotundamente no", pero analistas políticos y sociales hay en España en abundancia. Así, pues, siguiendo más la explicación de las causas de las migraciones internacionales que el comentario de la rabiosa actualidad política, puedo decir que, en muchas ocasiones, en nuestras iglesias o en la sociedad en general, nos encontramos con que puede parecer que los inmigrantes, esos nuevos ciudadanos o nuevos miembros que se integran en nuestras iglesias, han llegado a nuestro país para aprovecharse de nuestros recursos, causando malestar a los autóctonos que han nacido ya en este país. No se paran para analizar las causas de las migraciones internacionales.

Eso ocurre también en nuestras congregaciones. Se ve como un simple paso para buscar mayor fortuna, porque en sus países faltan recursos. Pregunta: ¿Hay aporofobia o, en su caso, xenofobia o racismo contra los inmigrantes en España? ¿Nos gustaría que, hipotéticamente, nos dieran algo a cambio por su presencia en España? ¿Podría ser ese algo a cambio un bebé? Así, también para los cristianos, comprender la realidad social y económica es esencial para poder entender las migraciones: hay países de donde provienen muchos migrantes, como por ejemplo África, que tiene muchos recursos naturales.

Escuché el discurso de un africano que decía que no solicitaban, en este caso, a los países ricos, ayudas para sus propios países para frenar la emigración, sino, simplemente, que los países ricos no se aprovecharan de los recursos africanos empobreciendo a las poblaciones. Las preguntas son obvias: ¿Hacen eso muchos países y multinacionales que extraen los recursos de estos países empobrecidos para aumentar el bienestar de los países consumistas? ¿Son, en alguna manera, estos países de donde tienen que emigrar tantas personas, los financiadores del bienestar del llamado Norte rico? ¿Deberíamos tener los cristianos, o la sociedad española en general, un sentimiento solidario ante los migrantes? Las respuestas a estas preguntas nos podrían situar mejor ante todas las posibles incidencias en torno a la inmigración en España y en el mundo. Situaos ante las migraciones internacionales.

No se deben solamente a causas naturales. No siempre se deben a que esos países tengan menos recursos económicos que los países de Europa. No se debe a que sean personas incapaces de gestionar sus propios recursos, no son menos inteligentes que los habitantes de los países europeos. Más bien se debe a que ha habido en el entorno del mundo rico muchas personas que han usado su ambición como ariete contra muchos de los pueblos empobrecidos. La solidaridad de los cristianos con ellos debería ser mucho mayor desde el conocimiento de las causas de estas migraciones. Lo que ha pasado: han existido hombres sagaces y egoístas que han creado en el mundo grandes desequilibrios económicos, que han hecho conquistas y han despojado a pueblos a lo largo de la historia y que, de alguna manera, ya no considerados estos hechos como violencia de guerra, siguen extrayendo los recursos de muchos pueblos para financiar su propio bienestar, acumulando en sus grandes almacenes lo que pertenece a otros.

El futuro del mundo hoy no es halagüeño para tantas poblaciones abandonadas. No nos debe extrañar que las presiones migratorias continúen. Me gustaría que los cristianos hiciéramos una reflexión sobre los inmigrantes y la política en España, tanto de derechas como de izquierdas, desde este intento de explicar las causas de estos fenómenos migratorios y, para saber posicionarnos, en amor solidario con ellos, ante las nuevas políticas, o las que puedan venir en el futuro, que afectan a los inmigrantes en nuestro país.
Yo creo que el conjunto de los inmigrantes debería preocupar a todos los creyentes, ya que, en la Biblia, el tema de los extranjeros en desventaja social es algo esencial y prioritario. En estos pasados días, el tema de la inmigración ha saltado en España de una manera fuerte y ha puesto a las mujeres inmigrantes y sus bebés en la palestra pública. Pensad que, a nosotros, como Misión Urbana, este tema nos llega porque, precisamente, trabajamos también con estas mujeres en nuestro centro Da Vida. Se trata de que, se ha dicho que un partido político, quizás mal interpretado o no, pues su líder ha calificado la información como una "fake new" dada por la prensa española, ha hecho una propuesta que ha lanzado a todos los políticos de primera línea de todos los demás partidos, así como a la sociedad en general, a hacer comentarios durísimos que han incendiado todos los medios de comunicación. Seguro que no ha pasado inadvertido para vosotros tampoco. Así, el tema de las mujeres inmigrantes embarazadas o que acaban de dar a luz, han pasado a ser un notición al que, yo creo, los cristianos deberían prestar atención, aunque sólo sea por el hecho de que los inmigrantes, los extranjeros en desventaja social en situación irregular, han pasado a estar en el ojo del huracán de toda la sociedad española. La propuesta, según los medios de comunicación, dice que, en una ley de maternidad, retrasar la expulsión de las mujeres sin papeles, si dan a sus hijos en adopción. Estas mujeres tendrían toda la protección y garantías, en igualdad de condiciones, que las mujeres que viven en situación regular en España. Materia suficiente para incendiar a toda la sociedad española en este periodo preelectoral. Así, sea o no lo que quería decir este partido político en medio de este momento electoral en España, la inmigración, una vez más, se pone sobre la palestra política y social y, para la prensa y muchísimos de los políticos, como si se les pudiera proponer un "change": dar protección a cambio de sus bebés. Como hemos dicho, el líder de este partido político lo ha tachado de "fake new", y afirma, aunque ante la poca credibilidad del resto de partidos o de la sociedad, que de lo que se trataba era de que las mujeres que decidan dar en adopción a sus hijos, y estén en situación irregular, tengan garantizada la confidencialidad de su situación y de su identidad para que no se pueda iniciar un expediente de expulsión. Sea como sea, el tema de los inmigrantes en España ha saltado y se ha situado de nuevo en el centro de la opinión pública. Por otra parte, las políticas de VOX también están poniendo sobre la mesa los temas de la inmigración, fundamentalmente la ilegal, y, continuamente, nos están golpeando mensajes que inciden más o menos en nuestra sensibilidad, según nuestros posicionamientos políticos, sociales, solidarios o, incluso, religiosos. Sin embargo, no voy a comentar la rabiosa actualidad política, pero sí intentaré explicar, a muchos de los miembros de nuestras iglesias, la causa de las migraciones internacionales, porque si esto no se entiende, falta la base para situarnos ante las políticas españolas sobre la inmigración. Mi posicionamiento es tener un cuidado exquisito con el tema de los niños, ya que en España, desgraciadamente, hemos tenido multitud de problemas con robos de niños o similares, siendo el tema de la infancia un mundo con el que no se puede ni mercadear, ni traficar, ni chantajear a las madres, aunque yo no tengo la intención de afirmar la nueva línea política de este partido en cuanto a la inmigración, caiga en estos abusos. Yo diría que "rotundamente no", pero analistas políticos y sociales hay en España en abundancia. Así, pues, siguiendo más la explicación de las causas de las migraciones internacionales que el comentario de la rabiosa actualidad política, puedo decir que, en muchas ocasiones, en nuestras iglesias o en la sociedad en general, nos encontramos con que puede parecer que los inmigrantes, esos nuevos ciudadanos o nuevos miembros que se integran en nuestras iglesias, han llegado a nuestro país para aprovecharse de nuestros recursos, causando malestar a los autóctonos que han nacido ya en este país. No se paran para analizar las causas de las migraciones internacionales. Eso ocurre también en nuestras congregaciones. Se ve como un simple paso para buscar mayor fortuna, porque en sus países faltan recursos. Pregunta: ¿Hay aporofobia o, en su caso, xenofobia o racismo contra los inmigrantes en España? ¿Nos gustaría que, hipotéticamente, nos dieran algo a cambio por su presencia en España? ¿Podría ser ese algo a cambio un bebé? Así, también para los cristianos, comprender la realidad social y económica es esencial para poder entender las migraciones: Hay países de donde provienen muchos migrantes, como por ejemplo África, que tiene muchos recursos naturales. Escuché el discurso de un africano que decía que no solicitaban, en este caso, a los países ricos, ayudas para sus propios países para frenar la emigración, sino, simplemente, que los países ricos no se aprovecharan de los recursos africanos empobreciendo a las poblaciones. Las preguntas son obvias: ¿Hacen eso muchos países y multinacionales que extraen los recursos de estos países empobrecidos para aumentar el bienestar de los países consumistas? ¿Son, en alguna manera, estos países de donde tienen que emigrar tantas personas, los financiadores del bienestar del llamado Norte rico? ¿Deberíamos tener los cristianos, o la sociedad española en general, un sentimiento solidario ante los migrantes? Las respuestas a estas preguntas nos podrían situar mejor ante todas las posibles incidencias en torno a la inmigración en España y en el mundo. Situaos ante las migraciones internacionales. No se deben solamente a causas naturales. No siempre se deben a que esos países tengan menos recursos económicos que los países de Europa. No se debe a que sean personas incapaces de gestionar sus propios recursos, no son menos inteligentes que los habitantes de los países europeos. Más bien se debe a que ha habido en el entorno del mundo rico muchas personas que han usado su ambición como ariete contra muchos de los pueblos empobrecidos. La solidaridad de los cristianos con ellos debería ser mucho mayor desde el conocimiento de las causas de estas migraciones. Lo que ha pasado: Han existido hombres sagaces y egoístas que han creado en el mundo grandes desequilibrios económicos, que han hecho conquistas y han despojado a pueblos a lo largo de la historia y que, de alguna manera, ya no considerados estos hechos como violencia de guerra, siguen extrayendo los recursos de muchos pueblos para financiar su propio bienestar, acumulando en sus grandes almacenes lo que pertenece a otros. El futuro del mundo hoy no es halagüeño para tantas poblaciones abandonadas. No nos debe extrañar que las presiones migratorias continúen. Me gustaría que los cristianos hiciéramos una reflexión sobre los inmigrantes y la política en España, tanto de derechas como de izquierdas, desde este intento de explicar las causas de estos fenómenos migratorios y, para saber posicionarnos, en amor solidario con ellos, ante las nuevas políticas, o las que puedan venir en el futuro, que afectan a los inmigrantes en nuestro país.
Leer más: http://protestantedigital.com/blogs/46648/Inmigrantes_y_la_politica_en_Espana
Yo creo que el conjunto de los inmigrantes debería preocupar a todos los creyentes, ya que, en la Biblia, el tema de los extranjeros en desventaja social es algo esencial y prioritario. En estos pasados días, el tema de la inmigración ha saltado en España de una manera fuerte y ha puesto a las mujeres inmigrantes y sus bebés en la palestra pública. Pensad que, a nosotros, como Misión Urbana, este tema nos llega porque, precisamente, trabajamos también con estas mujeres en nuestro centro Da Vida. Se trata de que, se ha dicho que un partido político, quizás mal interpretado o no, pues su líder ha calificado la información como una "fake new" dada por la prensa española, ha hecho una propuesta que ha lanzado a todos los políticos de primera línea de todos los demás partidos, así como a la sociedad en general, a hacer comentarios durísimos que han incendiado todos los medios de comunicación. Seguro que no ha pasado inadvertido para vosotros tampoco. Así, el tema de las mujeres inmigrantes embarazadas o que acaban de dar a luz, han pasado a ser un notición al que, yo creo, los cristianos deberían prestar atención, aunque sólo sea por el hecho de que los inmigrantes, los extranjeros en desventaja social en situación irregular, han pasado a estar en el ojo del huracán de toda la sociedad española. La propuesta, según los medios de comunicación, dice que, en una ley de maternidad, retrasar la expulsión de las mujeres sin papeles, si dan a sus hijos en adopción. Estas mujeres tendrían toda la protección y garantías, en igualdad de condiciones, que las mujeres que viven en situación regular en España. Materia suficiente para incendiar a toda la sociedad española en este periodo preelectoral. Así, sea o no lo que quería decir este partido político en medio de este momento electoral en España, la inmigración, una vez más, se pone sobre la palestra política y social y, para la prensa y muchísimos de los políticos, como si se les pudiera proponer un "change": dar protección a cambio de sus bebés. Como hemos dicho, el líder de este partido político lo ha tachado de "fake new", y afirma, aunque ante la poca credibilidad del resto de partidos o de la sociedad, que de lo que se trataba era de que las mujeres que decidan dar en adopción a sus hijos, y estén en situación irregular, tengan garantizada la confidencialidad de su situación y de su identidad para que no se pueda iniciar un expediente de expulsión. Sea como sea, el tema de los inmigrantes en España ha saltado y se ha situado de nuevo en el centro de la opinión pública. Por otra parte, las políticas de VOX también están poniendo sobre la mesa los temas de la inmigración, fundamentalmente la ilegal, y, continuamente, nos están golpeando mensajes que inciden más o menos en nuestra sensibilidad, según nuestros posicionamientos políticos, sociales, solidarios o, incluso, religiosos. Sin embargo, no voy a comentar la rabiosa actualidad política, pero sí intentaré explicar, a muchos de los miembros de nuestras iglesias, la causa de las migraciones internacionales, porque si esto no se entiende, falta la base para situarnos ante las políticas españolas sobre la inmigración. Mi posicionamiento es tener un cuidado exquisito con el tema de los niños, ya que en España, desgraciadamente, hemos tenido multitud de problemas con robos de niños o similares, siendo el tema de la infancia un mundo con el que no se puede ni mercadear, ni traficar, ni chantajear a las madres, aunque yo no tengo la intención de afirmar la nueva línea política de este partido en cuanto a la inmigración, caiga en estos abusos. Yo diría que "rotundamente no", pero analistas políticos y sociales hay en España en abundancia. Así, pues, siguiendo más la explicación de las causas de las migraciones internacionales que el comentario de la rabiosa actualidad política, puedo decir que, en muchas ocasiones, en nuestras iglesias o en la sociedad en general, nos encontramos con que puede parecer que los inmigrantes, esos nuevos ciudadanos o nuevos miembros que se integran en nuestras iglesias, han llegado a nuestro país para aprovecharse de nuestros recursos, causando malestar a los autóctonos que han nacido ya en este país. No se paran para analizar las causas de las migraciones internacionales. Eso ocurre también en nuestras congregaciones. Se ve como un simple paso para buscar mayor fortuna, porque en sus países faltan recursos. Pregunta: ¿Hay aporofobia o, en su caso, xenofobia o racismo contra los inmigrantes en España? ¿Nos gustaría que, hipotéticamente, nos dieran algo a cambio por su presencia en España? ¿Podría ser ese algo a cambio un bebé? Así, también para los cristianos, comprender la realidad social y económica es esencial para poder entender las migraciones: Hay países de donde provienen muchos migrantes, como por ejemplo África, que tiene muchos recursos naturales. Escuché el discurso de un africano que decía que no solicitaban, en este caso, a los países ricos, ayudas para sus propios países para frenar la emigración, sino, simplemente, que los países ricos no se aprovecharan de los recursos africanos empobreciendo a las poblaciones. Las preguntas son obvias: ¿Hacen eso muchos países y multinacionales que extraen los recursos de estos países empobrecidos para aumentar el bienestar de los países consumistas? ¿Son, en alguna manera, estos países de donde tienen que emigrar tantas personas, los financiadores del bienestar del llamado Norte rico? ¿Deberíamos tener los cristianos, o la sociedad española en general, un sentimiento solidario ante los migrantes? Las respuestas a estas preguntas nos podrían situar mejor ante todas las posibles incidencias en torno a la inmigración en España y en el mundo. Situaos ante las migraciones internacionales. No se deben solamente a causas naturales. No siempre se deben a que esos países tengan menos recursos económicos que los países de Europa. No se debe a que sean personas incapaces de gestionar sus propios recursos, no son menos inteligentes que los habitantes de los países europeos. Más bien se debe a que ha habido en el entorno del mundo rico muchas personas que han usado su ambición como ariete contra muchos de los pueblos empobrecidos. La solidaridad de los cristianos con ellos debería ser mucho mayor desde el conocimiento de las causas de estas migraciones. Lo que ha pasado: Han existido hombres sagaces y egoístas que han creado en el mundo grandes desequilibrios económicos, que han hecho conquistas y han despojado a pueblos a lo largo de la historia y que, de alguna manera, ya no considerados estos hechos como violencia de guerra, siguen extrayendo los recursos de muchos pueblos para financiar su propio bienestar, acumulando en sus grandes almacenes lo que pertenece a otros. El futuro del mundo hoy no es halagüeño para tantas poblaciones abandonadas. No nos debe extrañar que las presiones migratorias continúen. Me gustaría que los cristianos hiciéramos una reflexión sobre los inmigrantes y la política en España, tanto de derechas como de izquierdas, desde este intento de explicar las causas de estos fenómenos migratorios y, para saber posicionarnos, en amor solidario con ellos, ante las nuevas políticas, o las que puedan venir en el futuro, que afectan a los inmigrantes en nuestro país.
Leer más: http://protestantedigital.com/blogs/46648/Inmigrantes_y_la_politica_en_Espana
Yo creo que el conjunto de los inmigrantes debería preocupar a todos los creyentes, ya que, en la Biblia, el tema de los extranjeros en desventaja social es algo esencial y prioritario. En estos pasados días, el tema de la inmigración ha saltado en España de una manera fuerte y ha puesto a las mujeres inmigrantes y sus bebés en la palestra pública. Pensad que, a nosotros, como Misión Urbana, este tema nos llega porque, precisamente, trabajamos también con estas mujeres en nuestro centro Da Vida. Se trata de que, se ha dicho que un partido político, quizás mal interpretado o no, pues su líder ha calificado la información como una "fake new" dada por la prensa española, ha hecho una propuesta que ha lanzado a todos los políticos de primera línea de todos los demás partidos, así como a la sociedad en general, a hacer comentarios durísimos que han incendiado todos los medios de comunicación. Seguro que no ha pasado inadvertido para vosotros tampoco. Así, el tema de las mujeres inmigrantes embarazadas o que acaban de dar a luz, han pasado a ser un notición al que, yo creo, los cristianos deberían prestar atención, aunque sólo sea por el hecho de que los inmigrantes, los extranjeros en desventaja social en situación irregular, han pasado a estar en el ojo del huracán de toda la sociedad española. La propuesta, según los medios de comunicación, dice que, en una ley de maternidad, retrasar la expulsión de las mujeres sin papeles, si dan a sus hijos en adopción. Estas mujeres tendrían toda la protección y garantías, en igualdad de condiciones, que las mujeres que viven en situación regular en España. Materia suficiente para incendiar a toda la sociedad española en este periodo preelectoral. Así, sea o no lo que quería decir este partido político en medio de este momento electoral en España, la inmigración, una vez más, se pone sobre la palestra política y social y, para la prensa y muchísimos de los políticos, como si se les pudiera proponer un "change": dar protección a cambio de sus bebés. Como hemos dicho, el líder de este partido político lo ha tachado de "fake new", y afirma, aunque ante la poca credibilidad del resto de partidos o de la sociedad, que de lo que se trataba era de que las mujeres que decidan dar en adopción a sus hijos, y estén en situación irregular, tengan garantizada la confidencialidad de su situación y de su identidad para que no se pueda iniciar un expediente de expulsión. Sea como sea, el tema de los inmigrantes en España ha saltado y se ha situado de nuevo en el centro de la opinión pública. Por otra parte, las políticas de VOX también están poniendo sobre la mesa los temas de la inmigración, fundamentalmente la ilegal, y, continuamente, nos están golpeando mensajes que inciden más o menos en nuestra sensibilidad, según nuestros posicionamientos políticos, sociales, solidarios o, incluso, religiosos. Sin embargo, no voy a comentar la rabiosa actualidad política, pero sí intentaré explicar, a muchos de los miembros de nuestras iglesias, la causa de las migraciones internacionales, porque si esto no se entiende, falta la base para situarnos ante las políticas españolas sobre la inmigración. Mi posicionamiento es tener un cuidado exquisito con el tema de los niños, ya que en España, desgraciadamente, hemos tenido multitud de problemas con robos de niños o similares, siendo el tema de la infancia un mundo con el que no se puede ni mercadear, ni traficar, ni chantajear a las madres, aunque yo no tengo la intención de afirmar la nueva línea política de este partido en cuanto a la inmigración, caiga en estos abusos. Yo diría que "rotundamente no", pero analistas políticos y sociales hay en España en abundancia. Así, pues, siguiendo más la explicación de las causas de las migraciones internacionales que el comentario de la rabiosa actualidad política, puedo decir que, en muchas ocasiones, en nuestras iglesias o en la sociedad en general, nos encontramos con que puede parecer que los inmigrantes, esos nuevos ciudadanos o nuevos miembros que se integran en nuestras iglesias, han llegado a nuestro país para aprovecharse de nuestros recursos, causando malestar a los autóctonos que han nacido ya en este país. No se paran para analizar las causas de las migraciones internacionales. Eso ocurre también en nuestras congregaciones. Se ve como un simple paso para buscar mayor fortuna, porque en sus países faltan recursos. Pregunta: ¿Hay aporofobia o, en su caso, xenofobia o racismo contra los inmigrantes en España? ¿Nos gustaría que, hipotéticamente, nos dieran algo a cambio por su presencia en España? ¿Podría ser ese algo a cambio un bebé? Así, también para los cristianos, comprender la realidad social y económica es esencial para poder entender las migraciones: Hay países de donde provienen muchos migrantes, como por ejemplo África, que tiene muchos recursos naturales. Escuché el discurso de un africano que decía que no solicitaban, en este caso, a los países ricos, ayudas para sus propios países para frenar la emigración, sino, simplemente, que los países ricos no se aprovecharan de los recursos africanos empobreciendo a las poblaciones. Las preguntas son obvias: ¿Hacen eso muchos países y multinacionales que extraen los recursos de estos países empobrecidos para aumentar el bienestar de los países consumistas? ¿Son, en alguna manera, estos países de donde tienen que emigrar tantas personas, los financiadores del bienestar del llamado Norte rico? ¿Deberíamos tener los cristianos, o la sociedad española en general, un sentimiento solidario ante los migrantes? Las respuestas a estas preguntas nos podrían situar mejor ante todas las posibles incidencias en torno a la inmigración en España y en el mundo. Situaos ante las migraciones internacionales. No se deben solamente a causas naturales. No siempre se deben a que esos países tengan menos recursos económicos que los países de Europa. No se debe a que sean personas incapaces de gestionar sus propios recursos, no son menos inteligentes que los habitantes de los países europeos. Más bien se debe a que ha habido en el entorno del mundo rico muchas personas que han usado su ambición como ariete contra muchos de los pueblos empobrecidos. La solidaridad de los cristianos con ellos debería ser mucho mayor desde el conocimiento de las causas de estas migraciones. Lo que ha pasado: Han existido hombres sagaces y egoístas que han creado en el mundo grandes desequilibrios económicos, que han hecho conquistas y han despojado a pueblos a lo largo de la historia y que, de alguna manera, ya no considerados estos hechos como violencia de guerra, siguen extrayendo los recursos de muchos pueblos para financiar su propio bienestar, acumulando en sus grandes almacenes lo que pertenece a otros. El futuro del mundo hoy no es halagüeño para tantas poblaciones abandonadas. No nos debe extrañar que las presiones migratorias continúen. Me gustaría que los cristianos hiciéramos una reflexión sobre los inmigrantes y la política en España, tanto de derechas como de izquierdas, desde este intento de explicar las causas de estos fenómenos migratorios y, para saber posicionarnos, en amor solidario con ellos, ante las nuevas políticas, o las que puedan venir en el futuro, que afectan a los inmigrantes en nuestro país.
Leer más: http://protestantedigital.com/blogs/46648/Inmigrantes_y_la_politica_en_Espanavv
Yo creo que el conjunto de los inmigrantes debería preocupar a todos los creyentes, ya que, en la Biblia, el tema de los extranjeros en desventaja social es algo esencial y prioritario. En estos pasados días, el tema de la inmigración ha saltado en España de una manera fuerte y ha puesto a las mujeres inmigrantes y sus bebés en la palestra pública. Pensad que, a nosotros, como Misión Urbana, este tema nos llega porque, precisamente, trabajamos también con estas mujeres en nuestro centro Da Vida. Se trata de que, se ha dicho que un partido político, quizás mal interpretado o no, pues su líder ha calificado la información como una "fake new" dada por la prensa española, ha hecho una propuesta que ha lanzado a todos los políticos de primera línea de todos los demás partidos, así como a la sociedad en general, a hacer comentarios durísimos que han incendiado todos los medios de comunicación. Seguro que no ha pasado inadvertido para vosotros tampoco. Así, el tema de las mujeres inmigrantes embarazadas o que acaban de dar a luz, han pasado a ser un notición al que, yo creo, los cristianos deberían prestar atención, aunque sólo sea por el hecho de que los inmigrantes, los extranjeros en desventaja social en situación irregular, han pasado a estar en el ojo del huracán de toda la sociedad española. La propuesta, según los medios de comunicación, dice que, en una ley de maternidad, retrasar la expulsión de las mujeres sin papeles, si dan a sus hijos en adopción. Estas mujeres tendrían toda la protección y garantías, en igualdad de condiciones, que las mujeres que viven en situación regular en España. Materia suficiente para incendiar a toda la sociedad española en este periodo preelectoral. Así, sea o no lo que quería decir este partido político en medio de este momento electoral en España, la inmigración, una vez más, se pone sobre la palestra política y social y, para la prensa y muchísimos de los políticos, como si se les pudiera proponer un "change": dar protección a cambio de sus bebés. Como hemos dicho, el líder de este partido político lo ha tachado de "fake new", y afirma, aunque ante la poca credibilidad del resto de partidos o de la sociedad, que de lo que se trataba era de que las mujeres que decidan dar en adopción a sus hijos, y estén en situación irregular, tengan garantizada la confidencialidad de su situación y de su identidad para que no se pueda iniciar un expediente de expulsión. Sea como sea, el tema de los inmigrantes en España ha saltado y se ha situado de nuevo en el centro de la opinión pública. Por otra parte, las políticas de VOX también están poniendo sobre la mesa los temas de la inmigración, fundamentalmente la ilegal, y, continuamente, nos están golpeando mensajes que inciden más o menos en nuestra sensibilidad, según nuestros posicionamientos políticos, sociales, solidarios o, incluso, religiosos. Sin embargo, no voy a comentar la rabiosa actualidad política, pero sí intentaré explicar, a muchos de los miembros de nuestras iglesias, la causa de las migraciones internacionales, porque si esto no se entiende, falta la base para situarnos ante las políticas españolas sobre la inmigración. Mi posicionamiento es tener un cuidado exquisito con el tema de los niños, ya que en España, desgraciadamente, hemos tenido multitud de problemas con robos de niños o similares, siendo el tema de la infancia un mundo con el que no se puede ni mercadear, ni traficar, ni chantajear a las madres, aunque yo no tengo la intención de afirmar la nueva línea política de este partido en cuanto a la inmigración, caiga en estos abusos. Yo diría que "rotundamente no", pero analistas políticos y sociales hay en España en abundancia. Así, pues, siguiendo más la explicación de las causas de las migraciones internacionales que el comentario de la rabiosa actualidad política, puedo decir que, en muchas ocasiones, en nuestras iglesias o en la sociedad en general, nos encontramos con que puede parecer que los inmigrantes, esos nuevos ciudadanos o nuevos miembros que se integran en nuestras iglesias, han llegado a nuestro país para aprovecharse de nuestros recursos, causando malestar a los autóctonos que han nacido ya en este país. No se paran para analizar las causas de las migraciones internacionales. Eso ocurre también en nuestras congregaciones. Se ve como un simple paso para buscar mayor fortuna, porque en sus países faltan recursos. Pregunta: ¿Hay aporofobia o, en su caso, xenofobia o racismo contra los inmigrantes en España? ¿Nos gustaría que, hipotéticamente, nos dieran algo a cambio por su presencia en España? ¿Podría ser ese algo a cambio un bebé? Así, también para los cristianos, comprender la realidad social y económica es esencial para poder entender las migraciones: Hay países de donde provienen muchos migrantes, como por ejemplo África, que tiene muchos recursos naturales. Escuché el discurso de un africano que decía que no solicitaban, en este caso, a los países ricos, ayudas para sus propios países para frenar la emigración, sino, simplemente, que los países ricos no se aprovecharan de los recursos africanos empobreciendo a las poblaciones. Las preguntas son obvias: ¿Hacen eso muchos países y multinacionales que extraen los recursos de estos países empobrecidos para aumentar el bienestar de los países consumistas? ¿Son, en alguna manera, estos países de donde tienen que emigrar tantas personas, los financiadores del bienestar del llamado Norte rico? ¿Deberíamos tener los cristianos, o la sociedad española en general, un sentimiento solidario ante los migrantes? Las respuestas a estas preguntas nos podrían situar mejor ante todas las posibles incidencias en torno a la inmigración en España y en el mundo. Situaos ante las migraciones internacionales. No se deben solamente a causas naturales. No siempre se deben a que esos países tengan menos recursos económicos que los países de Europa. No se debe a que sean personas incapaces de gestionar sus propios recursos, no son menos inteligentes que los habitantes de los países europeos. Más bien se debe a que ha habido en el entorno del mundo rico muchas personas que han usado su ambición como ariete contra muchos de los pueblos empobrecidos. La solidaridad de los cristianos con ellos debería ser mucho mayor desde el conocimiento de las causas de estas migraciones. Lo que ha pasado: Han existido hombres sagaces y egoístas que han creado en el mundo grandes desequilibrios económicos, que han hecho conquistas y han despojado a pueblos a lo largo de la historia y que, de alguna manera, ya no considerados estos hechos como violencia de guerra, siguen extrayendo los recursos de muchos pueblos para financiar su propio bienestar, acumulando en sus grandes almacenes lo que pertenece a otros. El futuro del mundo hoy no es halagüeño para tantas poblaciones abandonadas. No nos debe extrañar que las presiones migratorias continúen. Me gustaría que los cristianos hiciéramos una reflexión sobre los inmigrantes y la política en España, tanto de derechas como de izquierdas, desde este intento de explicar las causas de estos fenómenos migratorios y, para saber posicionarnos, en amor solidario con ellos, ante las nuevas políticas, o las que puedan venir en el futuro, que afectan a los inmigrantes en nuestro país.
Leer más: http://protestantedigital.com/blogs/46648/Inmigrantes_y_la_politica_en_Espana
Yo creo que el conjunto de los inmigrantes debería preocupar a todos los creyentes, ya que, en la Biblia, el tema de los extranjeros en desventaja social es algo esencial y prioritario. En estos pasados días, el tema de la inmigración ha saltado en España de una manera fuerte y ha puesto a las mujeres inmigrantes y sus bebés en la palestra pública. Pensad que, a nosotros, como Misión Urbana, este tema nos llega porque, precisamente, trabajamos también con estas mujeres en nuestro centro Da Vida. Se trata de que, se ha dicho que un partido político, quizás mal interpretado o no, pues su líder ha calificado la información como una "fake new" dada por la prensa española, ha hecho una propuesta que ha lanzado a todos los políticos de primera línea de todos los demás partidos, así como a la sociedad en general, a hacer comentarios durísimos que han incendiado todos los medios de comunicación. Seguro que no ha pasado inadvertido para vosotros tampoco. Así, el tema de las mujeres inmigrantes embarazadas o que acaban de dar a luz, han pasado a ser un notición al que, yo creo, los cristianos deberían prestar atención, aunque sólo sea por el hecho de que los inmigrantes, los extranjeros en desventaja social en situación irregular, han pasado a estar en el ojo del huracán de toda la sociedad española. La propuesta, según los medios de comunicación, dice que, en una ley de maternidad, retrasar la expulsión de las mujeres sin papeles, si dan a sus hijos en adopción. Estas mujeres tendrían toda la protección y garantías, en igualdad de condiciones, que las mujeres que viven en situación regular en España. Materia suficiente para incendiar a toda la sociedad española en este periodo preelectoral. Así, sea o no lo que quería decir este partido político en medio de este momento electoral en España, la inmigración, una vez más, se pone sobre la palestra política y social y, para la prensa y muchísimos de los políticos, como si se les pudiera proponer un "change": dar protección a cambio de sus bebés. Como hemos dicho, el líder de este partido político lo ha tachado de "fake new", y afirma, aunque ante la poca credibilidad del resto de partidos o de la sociedad, que de lo que se trataba era de que las mujeres que decidan dar en adopción a sus hijos, y estén en situación irregular, tengan garantizada la confidencialidad de su situación y de su identidad para que no se pueda iniciar un expediente de expulsión. Sea como sea, el tema de los inmigrantes en España ha saltado y se ha situado de nuevo en el centro de la opinión pública. Por otra parte, las políticas de VOX también están poniendo sobre la mesa los temas de la inmigración, fundamentalmente la ilegal, y, continuamente, nos están golpeando mensajes que inciden más o menos en nuestra sensibilidad, según nuestros posicionamientos políticos, sociales, solidarios o, incluso, religiosos. Sin embargo, no voy a comentar la rabiosa actualidad política, pero sí intentaré explicar, a muchos de los miembros de nuestras iglesias, la causa de las migraciones internacionales, porque si esto no se entiende, falta la base para situarnos ante las políticas españolas sobre la inmigración. Mi posicionamiento es tener un cuidado exquisito con el tema de los niños, ya que en España, desgraciadamente, hemos tenido multitud de problemas con robos de niños o similares, siendo el tema de la infancia un mundo con el que no se puede ni mercadear, ni traficar, ni chantajear a las madres, aunque yo no tengo la intención de afirmar la nueva línea política de este partido en cuanto a la inmigración, caiga en estos abusos. Yo diría que "rotundamente no", pero analistas políticos y sociales hay en España en abundancia. Así, pues, siguiendo más la explicación de las causas de las migraciones internacionales que el comentario de la rabiosa actualidad política, puedo decir que, en muchas ocasiones, en nuestras iglesias o en la sociedad en general, nos encontramos con que puede parecer que los inmigrantes, esos nuevos ciudadanos o nuevos miembros que se integran en nuestras iglesias, han llegado a nuestro país para aprovecharse de nuestros recursos, causando malestar a los autóctonos que han nacido ya en este país. No se paran para analizar las causas de las migraciones internacionales. Eso ocurre también en nuestras congregaciones. Se ve como un simple paso para buscar mayor fortuna, porque en sus países faltan recursos. Pregunta: ¿Hay aporofobia o, en su caso, xenofobia o racismo contra los inmigrantes en España? ¿Nos gustaría que, hipotéticamente, nos dieran algo a cambio por su presencia en España? ¿Podría ser ese algo a cambio un bebé? Así, también para los cristianos, comprender la realidad social y económica es esencial para poder entender las migraciones: Hay países de donde provienen muchos migrantes, como por ejemplo África, que tiene muchos recursos naturales. Escuché el discurso de un africano que decía que no solicitaban, en este caso, a los países ricos, ayudas para sus propios países para frenar la emigración, sino, simplemente, que los países ricos no se aprovecharan de los recursos africanos empobreciendo a las poblaciones. Las preguntas son obvias: ¿Hacen eso muchos países y multinacionales que extraen los recursos de estos países empobrecidos para aumentar el bienestar de los países consumistas? ¿Son, en alguna manera, estos países de donde tienen que emigrar tantas personas, los financiadores del bienestar del llamado Norte rico? ¿Deberíamos tener los cristianos, o la sociedad española en general, un sentimiento solidario ante los migrantes? Las respuestas a estas preguntas nos podrían situar mejor ante todas las posibles incidencias en torno a la inmigración en España y en el mundo. Situaos ante las migraciones internacionales. No se deben solamente a causas naturales. No siempre se deben a que esos países tengan menos recursos económicos que los países de Europa. No se debe a que sean personas incapaces de gestionar sus propios recursos, no son menos inteligentes que los habitantes de los países europeos. Más bien se debe a que ha habido en el entorno del mundo rico muchas personas que han usado su ambición como ariete contra muchos de los pueblos empobrecidos. La solidaridad de los cristianos con ellos debería ser mucho mayor desde el conocimiento de las causas de estas migraciones. Lo que ha pasado: Han existido hombres sagaces y egoístas que han creado en el mundo grandes desequilibrios económicos, que han hecho conquistas y han despojado a pueblos a lo largo de la historia y que, de alguna manera, ya no considerados estos hechos como violencia de guerra, siguen extrayendo los recursos de muchos pueblos para financiar su propio bienestar, acumulando en sus grandes almacenes lo que pertenece a otros. El futuro del mundo hoy no es halagüeño para tantas poblaciones abandonadas. No nos debe extrañar que las presiones migratorias continúen. Me gustaría que los cristianos hiciéramos una reflexión sobre los inmigrantes y la política en España, tanto de derechas como de izquierdas, desde este intento de explicar las causas de estos fenómenos migratorios y, para saber posicionarnos, en amor solidario con ellos, ante las nuevas políticas, o las que puedan venir en el futuro, que afectan a los inmigrantes en nuestro país.
Leer más: http://protestantedigital.com/blogs/46648/Inmigrantes_y_la_politica_en_Espana
Yo creo que el conjunto de los inmigrantes debería preocupar a todos los creyentes, ya que, en la Biblia, el tema de los extranjeros en desventaja social es algo esencial y prioritario. En estos pasados días, el tema de la inmigración ha saltado en España de una manera fuerte y ha puesto a las mujeres inmigrantes y sus bebés en la palestra pública. Pensad que, a nosotros, como Misión Urbana, este tema nos llega porque, precisamente, trabajamos también con estas mujeres en nuestro centro Da Vida. Se trata de que, se ha dicho que un partido político, quizás mal interpretado o no, pues su líder ha calificado la información como una "fake new" dada por la prensa española, ha hecho una propuesta que ha lanzado a todos los políticos de primera línea de todos los demás partidos, así como a la sociedad en general, a hacer comentarios durísimos que han incendiado todos los medios de comunicación. Seguro que no ha pasado inadvertido para vosotros tampoco. Así, el tema de las mujeres inmigrantes embarazadas o que acaban de dar a luz, han pasado a ser un notición al que, yo creo, los cristianos deberían prestar atención, aunque sólo sea por el hecho de que los inmigrantes, los extranjeros en desventaja social en situación irregular, han pasado a estar en el ojo del huracán de toda la sociedad española. La propuesta, según los medios de comunicación, dice que, en una ley de maternidad, retrasar la expulsión de las mujeres sin papeles, si dan a sus hijos en adopción. Estas mujeres tendrían toda la protección y garantías, en igualdad de condiciones, que las mujeres que viven en situación regular en España. Materia suficiente para incendiar a toda la sociedad española en este periodo preelectoral. Así, sea o no lo que quería decir este partido político en medio de este momento electoral en España, la inmigración, una vez más, se pone sobre la palestra política y social y, para la prensa y muchísimos de los políticos, como si se les pudiera proponer un "change": dar protección a cambio de sus bebés. Como hemos dicho, el líder de este partido político lo ha tachado de "fake new", y afirma, aunque ante la poca credibilidad del resto de partidos o de la sociedad, que de lo que se trataba era de que las mujeres que decidan dar en adopción a sus hijos, y estén en situación irregular, tengan garantizada la confidencialidad de su situación y de su identidad para que no se pueda iniciar un expediente de expulsión. Sea como sea, el tema de los inmigrantes en España ha saltado y se ha situado de nuevo en el centro de la opinión pública. Por otra parte, las políticas de VOX también están poniendo sobre la mesa los temas de la inmigración, fundamentalmente la ilegal, y, continuamente, nos están golpeando mensajes que inciden más o menos en nuestra sensibilidad, según nuestros posicionamientos políticos, sociales, solidarios o, incluso, religiosos. Sin embargo, no voy a comentar la rabiosa actualidad política, pero sí intentaré explicar, a muchos de los miembros de nuestras iglesias, la causa de las migraciones internacionales, porque si esto no se entiende, falta la base para situarnos ante las políticas españolas sobre la inmigración. Mi posicionamiento es tener un cuidado exquisito con el tema de los niños, ya que en España, desgraciadamente, hemos tenido multitud de problemas con robos de niños o similares, siendo el tema de la infancia un mundo con el que no se puede ni mercadear, ni traficar, ni chantajear a las madres, aunque yo no tengo la intención de afirmar la nueva línea política de este partido en cuanto a la inmigración, caiga en estos abusos. Yo diría que "rotundamente no", pero analistas políticos y sociales hay en España en abundancia. Así, pues, siguiendo más la explicación de las causas de las migraciones internacionales que el comentario de la rabiosa actualidad política, puedo decir que, en muchas ocasiones, en nuestras iglesias o en la sociedad en general, nos encontramos con que puede parecer que los inmigrantes, esos nuevos ciudadanos o nuevos miembros que se integran en nuestras iglesias, han llegado a nuestro país para aprovecharse de nuestros recursos, causando malestar a los autóctonos que han nacido ya en este país. No se paran para analizar las causas de las migraciones internacionales. Eso ocurre también en nuestras congregaciones. Se ve como un simple paso para buscar mayor fortuna, porque en sus países faltan recursos. Pregunta: ¿Hay aporofobia o, en su caso, xenofobia o racismo contra los inmigrantes en España? ¿Nos gustaría que, hipotéticamente, nos dieran algo a cambio por su presencia en España? ¿Podría ser ese algo a cambio un bebé? Así, también para los cristianos, comprender la realidad social y económica es esencial para poder entender las migraciones: Hay países de donde provienen muchos migrantes, como por ejemplo África, que tiene muchos recursos naturales. Escuché el discurso de un africano que decía que no solicitaban, en este caso, a los países ricos, ayudas para sus propios países para frenar la emigración, sino, simplemente, que los países ricos no se aprovecharan de los recursos africanos empobreciendo a las poblaciones. Las preguntas son obvias: ¿Hacen eso muchos países y multinacionales que extraen los recursos de estos países empobrecidos para aumentar el bienestar de los países consumistas? ¿Son, en alguna manera, estos países de donde tienen que emigrar tantas personas, los financiadores del bienestar del llamado Norte rico? ¿Deberíamos tener los cristianos, o la sociedad española en general, un sentimiento solidario ante los migrantes? Las respuestas a estas preguntas nos podrían situar mejor ante todas las posibles incidencias en torno a la inmigración en España y en el mundo. Situaos ante las migraciones internacionales. No se deben solamente a causas naturales. No siempre se deben a que esos países tengan menos recursos económicos que los países de Europa. No se debe a que sean personas incapaces de gestionar sus propios recursos, no son menos inteligentes que los habitantes de los países europeos. Más bien se debe a que ha habido en el entorno del mundo rico muchas personas que han usado su ambición como ariete contra muchos de los pueblos empobrecidos. La solidaridad de los cristianos con ellos debería ser mucho mayor desde el conocimiento de las causas de estas migraciones. Lo que ha pasado: Han existido hombres sagaces y egoístas que han creado en el mundo grandes desequilibrios económicos, que han hecho conquistas y han despojado a pueblos a lo largo de la historia y que, de alguna manera, ya no considerados estos hechos como violencia de guerra, siguen extrayendo los recursos de muchos pueblos para financiar su propio bienestar, acumulando en sus grandes almacenes lo que pertenece a otros. El futuro del mundo hoy no es halagüeño para tantas poblaciones abandonadas. No nos debe extrañar que las presiones migratorias continúen. Me gustaría que los cristianos hiciéramos una reflexión sobre los inmigrantes y la política en España, tanto de derechas como de izquierdas, desde este intento de explicar las causas de estos fenómenos migratorios y, para saber posicionarnos, en amor solidario con ellos, ante las nuevas políticas, o las que puedan venir en el futuro, que afectan a los inmigrantes en nuestro país.
Leer más: http://protestantedigital.com/blogs/46648/Inmigrantes_y_la_politica_en_Espana


Fuente: Protestante Digital
URL relacionado: http://protestantedigital.com/blogs/46648/Inmigrantes_y_la_politica_en_Espana

Material Multimedia Relacionado