Las Migraciones en Aragón

03 de Mayo 2019
Seis años de cárcel por intentar matar a machetazos a un vecino en Conde de Aranda



La Audiencia Provincial de Zaragoza ha condenado a seis años de prisión a Jamal Mounaji como autor del intento de homicidio de Said E., un inmigrante camionero de profesión a quien golpeó con un machete hasta en 14 ocasiones. La víctima, de 42 años, no murió gracias a la intervención de dos policías locales que le hicieron un torniquete en una herida que le había seccionado una arteria y a los sanitarios que lo atendieron en el lugar de los hechos, en Conde de Aranda.

El tribunal de la Sección Tercera ha condenado también a Djamel Mehida a tres años y medio de cárcel como cómplice del anterior, puesto que entiende que "colaboró" en la agresión pero su conducta no era "imprescindible" y el ataque se hubiese producido igualmente sin su ayuda.

Los magistrados absuelven a una tercera acusada Wafa R., asistida por el abogado Eduardo Pinilla, por considerar que no tuvo ninguna intervención en los hechos ni se ha probado que en la llamada que hizo cuando iba en el autobús junto a Said E. advirtiera a Jamal Mounaji de la presencia de la víctima ni supiera que iba a intentar matarlo.

El hombre sufrió gravísimas lesiones en cabeza, cara, tórax, rodilla y en especial en el brazo que empleó para protegerse, que casi se lo cortan y le quedó en estado catastrófico. Las secuelas y el tiempo de curación han sido valorados por la Audiencia en 227.000 euros, dinero que es muy difícil que vaya a cobrar. Said E., a través de su abogada, Lourdes Barón, ha anunciado su intención de recurrir porque cree que las penas que han impuesto a los acusados son muy benévolas, en relación con la brutal agresión que sufrió.

De hecho, la Fiscalía solicitaba condenas por tentativa de homicidio para Mounaji y Mehida de nueve y ocho años de prisión, respectivamente, que la acusación particular elevaba a quince y catorce al calificar los hechos como asesinato frustrado.

Pero el tribunal explica en su sentencia que no existió alevosía, es decir, no hubo ni emboscada ni ataque de improviso, pues este vino precedido por un altercado previo en la puerta de un pub de Miralbueno y una discusión en el autobús urbano de la línea 33 donde Said E. fue amenazado y conminado a apearse del mismo. Tampoco aprecia que concurra ensañamiento, ya que, a su juicio, no ha quedado acreditado que en el ánimo de los agresores estuviera el de aumentar gratuita e innecesariamente el dolor del ofendido.

Los hechos ocurrieron el 14 de octubre. La víctima había discutido previamente con Mounaji, de 30 años, Mehida, de 27, y un tercero individuo en paradero desconocido por haberle quitado la cartera en el mencionado local. Antes de irse, Said E. les advirtió de que les iba a denunciar. Poco después, cuando regresaba a su barrio en el 33 junto a Wafa R. y otra mujer, la primera llamó por el móvil a Mounaji y al poco tiempo este y Mehida se subieron al mismo autobús y le obligaron a bajar.

Un arma de medio metro

Nada más descender y sin que mediara ninguna acción agresiva por parte de Said. E., Mounaji le roció la cara con un espray irritante, sacó de entre sus ropas un machete de 36 centímetros de hoja y 14 de mango y empezó a golpearle con la ayuda de Mehida. La intervención de dos policías locales que fueron avisados por un taxista evitó que acabaran con su vida. De hecho, uno de los agentes tuvo que golpear con la porra en el brazo a Mounaji para que soltara el arma.

El letrado de este acusado, Javier Notivoli, había solicitado una pena de 6 años de cárcel por tentativa de homicidio y la expulsión del territorio nacional. El abogado de Mehida, Juan Carlos Macarrón, pidió su absolución.



Fuente: Heraldo de Aragón
URL relacionado: https://www.heraldo.es/noticias/aragon/zaragoza/2019/05/03/seis-anos-de-carcel-por-intentar-matar-a-machetazos-a-un-vecino-en-conde-aranda-1312634.html

Material Multimedia Relacionado