Las Migraciones en Aragón

14 de Junio 2019
Cáritas alerta de que Jaca y Sabiñánigo sufren "una pobreza endémica"



La población de la Jacetania y el Alto Gállego presentan "una pobreza endémica", que con frecuencia "se hereda en las familias" más desfavorecidas, según ha denunciado este viernes Cáritas Diocesana de Jaca, que ha presentado su memoria de 2018, haciendo un llamamiento a la solidaridad en víspera del Día de la Caridad, previsto el 23 de junio.

El pasado año, se atendió a 784 personas de 240 familias, "unas cifras que se mantienen estables desde 2014", según el director de Cáritas en Jaca, Marcos Lera. En Jaca, con una amplia población gitana, "es difícil sacar del círculo de la pobreza a las familias y que tengan una vida normalizada", mientras que en Sabiñánigo, donde hay más inmigrantes, se observan familias que progresan, pero "con el tiempo llegan otras con los mismos problemas".

Otro grave problema "es la soledad no deseada", según el obispo de Jaca y Huesca, Julián Ruiz, que ha alertado de que "más de 83.000 mayores de 65 años viven solos en Aragón". Sus circunstancias se agravan en "una diócesis pequeña y despoblada". Desde la Comarca de la Jacetania, se trabaja en crear una especie de censo de mayores de 70 años que viven solos para atender sus necesidades.

El programa Despensa Solidaria de Cáritas repartió cerca de 42.000 kilos de alimentos en 2018 (23.683 en Jaca y 18.108 en Sabiñánigo). De este recurso tuvieron que echar mano 731 personas de 223 familias. Cabe destacar que 332 eran de etnia gitana y 135 eran inmigrantes.

Por otro lado, el albergue municipal de Jaca contabilizó 621 pernoctaciones de 392 personas (371 hombres y 21 mujeres) en 2018. Otros años se llegaba a las 700 pernoctaciones, por lo que hay "una pequeña mejora". Con respecto al ropero, se entregaron 32.462 kilos de ropa entre marzo y diciembre de 2018. Hubo excedentes y se enviaron 240 sacos a Cáritas Monzón.

En 2018, Cáritas Jaca ingresó 345.000 euros, destacando los legados (129.000 euros), las campañas de captación (96.500 euros), alimentos recibidos (45.000 euros) y las cuotas de socios y afiliados (24.357 euros). Sus gastos fueron de 333.000 euros y los más relevantes son la acogida y la atención primaria (133.000 euros) y la financiación de la Fundación Thomas de Sabba (61.200 euros).

El alcalde de Jaca en funciones, Juan Manuel Ramón, ha acudido a la presentación de la memoria, al igual que la presidenta de Naxé, Paquita Pérez, que ha solicitado medidas contra el maltrato hacia la mujer, que ha identificado como una de las cuestiones más graves, junto a las adicciones al alcohol, las drogas y el juego on line.



Fuente: Diario del Alto Aragón
URL relacionado: http://www.diariodelaltoaragon.es/NoticiasDetalle.aspx?Id=1169251

Material Multimedia Relacionado