Histórico de artículos

25 de Junio 2019
España alcanza la cifra récord de 46,9 millones de habitantes gracias a la inmigración, que compensa la baja natalidad



España alcanzó el récord de 46,9 millones de habitantes en 2018 gracias a la llegada de inmigrantes, que compensaron la caída de la natalidad, según las cifras provisionales de población y de la estadística de migraciones difundidas este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La población extranjera llega a los 4,8 millones, la cifra más alta desde 2013, pero por debajo aún de los 5,4 millones que llegaron a residir en el país en 2009 y 2010. Estos datos se conocen después de que la semana pasada saltaran todas las alarmas tras conocerse que los nacimientos habían descendido un 29% en la última década.

A 1 de enero de 2019 residían en España 46.934.632 personas, la cifra más alta registrada desde que en 2012 se alcanzó el que hasta ahora era el valor histórico más alto, con algo más de 46,8 millones de habitantes. Durante 2018, la población creció en 276.186 personas, el crecimiento más elevado desde 2008, cuando subió en más de 570.000.

Tras la caída de población durante la crisis económica, provocada fundamentalmente por el retorno de inmigrantes a sus países, el número de residentes comenzó a subir de nuevo en 2016.

El crecimiento de la población en 2018 se registró gracias a un saldo migratorio positivo de 333.672 personas -hubo 643.037 personas procedentes del extranjero que establecieron su residencia en España frente a 309.365 que abandonaron el país- que compensó un saldo vegetativo negativo de 56.262 personas ya que nacieron 367.374 frente a las 423.636 que murieron.

Por comunidades, la población creció en todas menos en Asturias, Extremadura, Castilla y León y Galicia. Los mayores crecimientos se registraron en Baleares (1,79%), Madrid (1,39%) y Canarias (1,39%).

La población extranjera alcanza los 4,8 millones

El INE informa en su nota de prensa que el crecimiento poblacional de España se debió al crecimiento de la población de nacionalidad extranjera, ya que la de nacionalidad española se redujo. A 1 de enero de 2019, vivían en España 4.848.516 extranjeros, lo que supone algo más del 10% del total de los residentes del país. Durante 2018, la población extranjera creció en 285.554 personas, en gran medida, a un saldo migratorio positivo de 330.197 personas.

Comparando las cifras a 1 de enero, la población extranjera actual es la más alta desde 2013, cuando superaba los cinco millones, aunque la cifra más alta se alcanzó en 2010, cuando sobrepasó los 5,4 millones y suponían el 11,62% de la población. La población extranjera comenzó a caer a mediados de 2009.

Durante 2018, llegaron a España más de 330.197 personas de nacionalidad extranjera de las que se fueron (559.309 inmigraron y 229.112 emigraron). Según el INE, el número de inmigrantes extranjeros (559.309) y el de emigrantes no españoles (229.112) son, respectivamente, el más alto y el más bajo desde 2008.

La comunidad más numerosa sigue siendo la marroquí (714.239), seguida la de rumana (671.233), británica (287.292), italiana (244.148), colombiana (199.540) y china (190.624). Los mayores incrementos de población el año pasado se dieron entre los venezolanos (42.803 personas más hasta alcanzar los cerca de 134.000 habitantes).

Saldo migratorio de españoles, positivo por primera vez desde 2008

En cambio, mientras la población extranjera aumenta, la de nacionalidad española se redujo en 9.368 personas por un saldo vegetativo negativo de 102.682 personas, que no compensó ni el saldo migratorio positivo (3.475) ni por las adquisiciones de nacionalidad española (90.828).

Por primera vez desde 2008, cuando se empezó a elaborar la Estadística de Migraciones, el saldo de migraciones de españoles ha sido positivo. Durante 2018, hasta 83.728 personas con nacionalidad Española se establecieron en España, mientras que emigraron al exterior 80.253.

El INE aclara en su nota, que la llegada de españoles no consiste únicamente en el retorno de las personas que se fueron al extranjero con la crisis. De las 83.728 que inmigraron, solo el 31.438 habían nacido en España

La media de edad sube diez años desde 1979

El Instituto Nacional de Estadística ha publicado también este martes los indicadores de estructura de la población, que arrojan el siguiente dato: la edad media de los residentes en España ha aumentado diez años en apenas cuatro décadas, desde los 33,48 años de 1979 a los 43,39 de 2019.

La población de 65 años o más representa ya el 19,40% del total, tres puntos más que en las dos últimas décadas (16,29% en 1999 y 16,56% de 2009). Hace 30 años, la población en edad de jubilación, suponía el 13,06% del total y hace 40 años, apenas llegaba al 11%.

El índice de envejecimiento de la población española (el número de mayores de 65 años dividido entre los menores de 16) sigue creciendo y se sitúa actualmente en 122,97. Diez años antes estaba en el 105,26 y hace 30 años en el 57,5.



Fuente: RTVE
URL relacionado: http://www.rtve.es/noticias/20190625/llegada-inmigrantes-compensa-baja-natalidad-lleva-espana-cifra-record-469-millones-habitantes/1961461.shtml

Material Multimedia Relacionado