Histórico de artículos

28 de Julio 2008
Crece el estupor en Italia por la declaración del Estado de emergencia


Hasta el Vaticano intervino en el asunto y advirtió a Roma que debía "respetar los derechos humanos", aún en el marco de un estado de emergencia declarado por las grandes olas inmigratorias.

El ministro del Interior, Roberto Maroni, del partido Liga Norte, preparó una serie de argumentos para justificar el estado de emergencia y poner freno a los ataques de sus opositores políticos. Sin embargo, halló su mejor argumento en la triste cotidaneidad de las costas del sur italiano: también este fin de semana, cuando millones de italianos viajaban rumbo a sus destinos vacacionales, cientos de inmigrantes llegaron en embarcaciones precarias a Lampedusa o Cerdeña. Dos niños habían muerto de agotamiento en la travesía.

El hecho de que el Gobierno haya anunciado un decreto al respecto pero no haya dado a conocer mayores detalles tuvo un efecto búmeran. El ministro del Interior salió a recordarle a la oposición que el estado de emergencia a raíz de la fuerte inmigración ilegal se había declarado por primera vez hacía seis años, también bajo el Gobierno de Berlusconi.

La inmigración prácticamente no disminuyó y el estado de emergencia fue prorrogado año a año, incluso por el Gobierno de centroizquierda de Romano Prodi.

Berlusconi ha declarado la guerra a los inmigrantes: quien pise suelo italiano ilegalmente podrá ser castigado. Y quien sea un criminal podrá ser deportado con mayor facilidad



Fuente: Heraldo de Aragón
URL relacionado: http://www.heraldo.es/index.php/mod.noticias/mem.detalle/idnoticia.19637

Material Multimedia Relacionado