Las Migraciones en Aragón

22 de Noviembre 2019
Juventud y veteranía, el buen momento del cine en Huesca



Violencia de género, música "noise", recuerdos de toda una vida, deporte y los dramas de la migración y la despoblación conforman la amalgama de argumentos sobre los que giró la última sesión de la XXVI Muestra de Realizadores Oscenses, que bajó este jueves el telón en el salón de actos de la Diputación de Huesca, dejando buen sabor de boca entre el público y la organización.

Jesús Bosque, presidente de la Asociación Oscense de Realizadores, confirmó a este periódico que esta propuesta cinematográfica no solo vive un buen momento en lo que a creadores se refiere, sino también a la buena acogida por parte de los espectadores. "Todas las sesiones han estado bastante llenas, ha habido participación y hemos contado con la presencia de los realizadores, que han presentado sus trabajos antes de proyectarlos". "En cuanto asistencia, ha ido bien", incidió Bosque, que reconoció que después de 26 años "ya hay un público que conoce la muestra, que acude año tras año, por lo que está plenamente reafirmada dentro de las actividades culturales de la ciudad".

Por lo que respecta a los realizadores, de los doce que han participado, destacó que hay "unos que son veteranos, y también gente nueva que se estrena con su primera producción", lo que confirma que el sector "está en renovación y la producción audiovisual viva". Jesús Bosque destacó que, en este sentido, "estamos en un buen momento. Hay gente que sale de la Escuela de Arte o que se acerca de otras partes, y que se va a incorporando".

Por lo que refiere a las producciones que se han presentado este año, "lo que más se ha visto han sido documentales, ocho de las doce", pero con la salvedad de que ha sido un documental "muy creativo, ya que es un género en evolución, que se actualiza". Sin embargo, Jesús Bosque se mostró convencido de que esto ha sido circunstancial porque "de las producciones que están en marcha ahora mismo, todas son cortometrajes de ficción", por lo que si todo lo que se está haciendo se proyecta, la tendencia del año que viene "se va a dar la vuelta".

De hecho de las cinco producciones que se pudieron ver este jueves, tres fueron documentales aunque con los adjetivos de ficción o autobiográfico, en alguno de los casos.

La sesión comenzó con La trilla amarga de Claudia Salcedo, su primer corto, que Bosque definió como "valiente", y en el que cuenta la historia de dos hermanas con un pasado marcado por la violencia de género y que a través de sus decisiones se enfrentan a un presente en el que reviven su infancia.

Cerrando la muestra, la otra cara de la moneda, J. Ramón Dia, un realizador consagrado que participó con Track, premiado en el VII Art Festival de Miami. Esta ficción documental está narrada por Rosa Limanci, una joven mujer inmigrante latina que recapacita sobre las razones de su migración y el estado de despoblación de su actual lugar de residencia en el sur de Europa. Ella hace una reflexión sobre su infancia y su presente, utilizando los senderos como ejemplo de despoblación de territorios en principio muy alejados.

Frente a esa realidad cercana en esta provincia, el público pudo disfrutar también con Abstract Liberation, un documental corto experimental sobre la música "noise" firmado por Lorenzo Sanjuán. Desde el choque de piedras esencial del magma volcánico y desde los palos y truenos que hicieron temblar la atmósfera se desencadenó la vibración sin proporciones, sin Pitágoras y sus cuerdas: era el sonido esencial de la nada y el todo, la realidad no temperada, con el cabello al viento y desanudada de armonías.

De ese descubrir el hombre espacios de liberación cabalgando por esas ondas desbocadas, se pasó a un documental autobiográfico, Trini, "la del secretario", realizado por Curro Domingo, y que relata la historia de Trini, que a sus 93 años recibe una notificación que le obliga a ir a Graus, su localidad natal, a resolver el asunto. Ese viaje desencadenará la rememoración de toda su vida y circunstancias, desde sus padres hasta su ancianidad.

La propuesta cinematográfica se completó con otro guiño local, el que hizo José Antonio Fortuño en Fantasía musical Copa de España de Patinaje Huesca 2019.

 

NOVEDADES CON CONTINUIDAD

 

Respecto a las novedades de esta edición, Jesús Bosque calificó de interesante la colaboración con Alzhéimer Huesca, y la sesión Alzhéimer de Cine. "Hacer un especial con una asociación es algo que no habíamos hecho hasta ahora, y nos parece una buena idea", por lo que no descarta darle continuidad con cualquier entidad o tema que este de actualidad en la ciudad.

De hecho, en esta edición también se ha presentado un documental sobre Aspace, realizado por Alfredo Garzo, lo que confirma "una cierta implicación. Estamos todos con todos, por lo que en el futuro nos gustaría seguir con estas colaboraciones y presentar sesiones especiales".

Otra propuesta que a su juicio ha llamado la atención ha sido la presentación de Mentira, el trabajo de Raúl Ansón y Claudi López sobre los dominicanos Mig Malo. "Les invitamos a participar porque vimos en las redes sociales lo que estaban haciendo, y ha sido un acercamiento interesante entre esas otras culturas, que hasta ahora no habían estado presentes, y nosotros. Ha sido un descubrimiento mutuo porque ellos tampoco esperaban verse en una pantalla grande", asegura Jesús Bosque, que considera que "esta es una línea de trabajo" de cara al futuro. "Tenemos que estar atentos a esas otras realidades que se van incorporando a la ciudad y sumarlas a esta muestra y a otros eventos culturales porque Huesca está cambiando".



Fuente: Diario del Alto Aeagón
URL relacionado: https://www.diariodelaltoaragon.es/NoticiasDetalle.aspx?Id=1187738

Material Multimedia Relacionado