Las Migraciones en Aragón

24 de Noviembre 2019
La solidaridad de los oscenses llena el Banco de Alimentos



Somos solidarios, con todas las letras. Eso es lo que están demostrando los altoaragoneses este viernes y sábado, respondiendo a la llamada del Banco de Alimentos de Huesca en su Gran Recogida, que este año se desarrolla bajo ese lema.

Ochocientos voluntarios repartidos en noventa supermercados son testigos de esta solidaridad, y reciben los productos con los que llenan cajas y contenedores.

"Este año los alimentos preferentes son las conservas vegetales y de pescado, legumbres cocidas, aceite, leche, zumos, productos de higiene y limpieza y leche infantil y pañales", indicó Julia Lera, presidenta del Banco de Alimentos, que recordó a este periódico que "una quinta parte de lo que se reparte durante el año es de esta Gran Recogida". En cifras eso se traduce en 100.000 kilos de alimentos, de los 500.000 que se distribuyen y entre los que también se incluyen productos no perecederos procedentes de excedentes de la Unión Europea, que se reciben cada tres meses, y donaciones de empresas y particulares.

A ello se suma las aportaciones cada 15 días de verdura y fruta de las agroalimentarias, repartiéndose entre 7.000 y 9.000 kilos de estos productos periódicamente.

Julia Lera explicó que desde el Banco de Alimentos el reparto se hace a asociaciones, "un total de 34, y los beneficiarios son unas 4.000 personas en toda la provincia". Entre esas asociaciones hay de familiares, refugiados, inmigrantes, personas en riesgo de exclusión, madres solteras...

Una vez al mes durante todo el año, el Banco de Alimentos hace un reparto entre estas entidades, en cuyas cestas de la compra también se incluyen gallegas, azúcar, harina, pasta, salsas... "productos con los que cualquiera de nosotros llenamos el carro cuando vamos a comprar", indicó Julia Lera.

La presidenta del Banco de Alimentos confía en poder llegar este año a los 100.000 kilos, y para conseguirlo destaca, además de la solidaridad de los altoaragoneses, la labor de los voluntarios. "Realizan turnos de dos horas, y entre ellos hay gente que ha participado en años anteriores, personas procedentes de centros escolares y de ocio, así como de Cáritas, Cruz Blanca..., y otras entidades a las que atendemos".

El año pasado casi se alcanzó esa cifra y el deseo de todos es llegar en esta ocasión para, así, a partir del próximo miércoles, rellenar las estanterías de la sede del Banco de Alimentos de Huesca. "Tenemos que clasificar por caducidades todo lo que recibamos para poder repartirlo y que no se pierda un kilo", dijo Julia Lera.

GENEROSIDAD

Los Bancos de Alimentos tienen como objetivo alcanzar la misma cantidad de millones de alimentos no perecederos que completan la cesta básica de miles de personas vulnerables.

España es un país solidario a tenor de las millonarias cifras de recogida de las anteriores campañas y de ser los europeos más generosos.

La Gran Recogida de Alimentos en nuestro país consiguió en 2018 prácticamente la mitad de los kilos que se reunieron en Europa en la misma iniciativa.



Fuente: Diario del Alto de Aragón
URL relacionado: https://www.diariodelaltoaragon.es/NoticiasDetalle.aspx?Id=1187819

Material Multimedia Relacionado