Las Migraciones en Aragón

27 de Febrero 2020
La mitad de las pruebas forenses a menas concluyen que son mayores de edad



El servicio de determinación de edad de los menores extranjeros no acompañados ('menas') del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses (IMLA) ya ha realizado 18 pruebas por las peticiones de la Fiscalía de Menores de las tres provincias de Aragón. De ellos, 9 eran menores y otros 9 mayores, después de conocer los resultados a los diez días del análisis.

Este servicio se puso en marcha en octubre del 2019 gracias a la instalación de un ortopantógrafo en el centro y otros materiales. Este nuevo aparato permite una radiografía panorámica de la dentadura con una imagen general de los maxilares, la mandíbula y los dientes que ayuda a determinar la edad.

El nuevo director del IMLA, José Manuel Arredondo, cuyo nombramiento se publicó a finales del mes de enero, precisó que estos análisis necesitan la colaboración de un forense especialista en antropología formado en la edad biológica, un odontólogo que procede de Salud Pública y dos forenses para determinar si son mayores o menores.

Arredondo, un forense con una larga carrera profesional de 35 años (30 de ellos en Zaragoza y los primeros cinco en Madrid), gestiona un centro que tiene unos 60 trabajadores y se reunirá pronto con la directora general de Justicia, María Ángeles Júlvez.

Asimismo, destacó que entre las novedades recibieron un equipo de biomecánica que sirve para mejorar las lesiones de la región cervical que sufren las víctimas de tráfico a las que examinan. «Tenemos que adaptarnos al cambio que ha habido en las leyes y en la medicina», explicó el responsable del IMLA, refiriéndose a ejemplos como «los injertos de células madres o los nuevos sistemas de trasplante de vísceras».

El uso de la cámara Gesell

Arredondo resaltó que hay que poner en marcha la cámara Gesell que se instaló en la Ciudad de la Justicia en la Expo y fue inaugurado por la consejera de Presidencia, Mayte Pérez, en diciembre. Es una habitación especial que permite a los menores que sufren algún delito declarar en un ambiente amigable y lo menos invasivo posible.

Es un recurso que está compuesto por dos espacios anexos para que los menores cuenten los hechos a un psicólogo en la parte de la habitación con mobiliario infantil. Mientras tanto, en la otra parte, la de observación tras el espejo, están el resto de los participantes del proceso:juez, fiscal, abogados (acusación y defensor) y hasta el mismo acusado.



Fuente: Heraldo de Aragón
URL relacionado: https://www.heraldo.es/noticias/aragon/2020/02/27/menas-forenses-edad-imla-1361022.html

Material Multimedia Relacionado