Las Migraciones en Aragón

20 de Marzo 2020
"Muchas empleadas del hogar se están quedando sin trabajo en Aragón por el coronavirus"



"Las empleadas del hogar están totalmente desprotegidas con el coronavirus. Son las que han estado en primera línea cuidando a la gente mayor durante los últimos 15 años en este país y ahora son las primeras a las que se les está echando. Muchas de ellas se están quedando sin trabajo. Es un colectivo vulnerable en una situación normal, pero todavía lo es más en este contexto", critica Marysol Ruberte, trabajadora social y asesora legal de la Asociación de Trabajadoras del Hogar y Cuidados de Zaragoza.

En Aragón hay unas 10.000 empleadas del hogar afiliadas a la Seguridad Social a enero de este año. A esta cifra habría que añadir entre un 30%-40% de economía sumergida en España (extrapolable a nivel regional) -según datos de la Organización Internacional del Trabajo-, tal y como explica Ruberte. Casi la totalidad, un 97%, son mujeres y un 70% de ellas, de origen migrante (principalmente de Latinoamérica). Su trabajo incluye múltiples funciones: tareas de limpieza y compra, cuidado de personas, ayuda en el aseo, desplazamiento al médico, acompañamiento...

El colectivo de empleadas del hogar y cuidados incluye a las externas (que trabajan por horas o están fijas) y a las internas y son contratadas directamente por el empleador. "En una situación normal no tienen derecho a prestación. Con el nuevo decreto del Gobierno por el coronavirus, los trabajadores que por el tiempo de cotización no tenían derecho a prestación sí que la tienen. El Ejecutivo tendría que especificar más e incluir que las empleadas del hogar que estén cotizando, y dadas de alta en la Seguridad Social, tengan derecho a algún tipo de subsidio si las han despedido", reinvidica la asesora legal de la Asociación de Trabajadoras del Hogar y Cuidados de Zaragoza, creada hace tres años y con unas 80 socias.

Único sustento económico

Ruberte relata que, desde que se desató la crisis del Covid-19, a muchas trabajadoras externas de la Asociación les han llamado para que no vayan a las casas. "Les han dicho que no acudan porque están encerrados en su vivienda y no quieren que nadie externo se acerque. Directamente les despiden o no van y no le pagan esas horas. Hay gente que ese es su único sustento; se quedan sin trabajo, sin dinero y sin ninguna protección", señala.

El caso de las internas es aún más vulnerable al trabajar y vivir en el mismo sitio. "Quien no tiene familiar fuera de la casa ni red social, si las despiden se están quedando sin trabajo sin protección social y sin vivienda a la vez", destaca la trabajadora social, que advierte de que la mayor casuística se está produciendo entre este colectivo tanto si están contratadas como si no. "O las despiden si se van a sus casas los fines de semana o se tienen que quedar encerradas y no pueden disponer de ningún día libre. A algunas, los empleadores les han retirado el pasaporte para que no salgan de la casa", cuenta.

"A algunas empleadas del hogar internas, los empleadores les han retirado el pasaporte para que no salgan de la casa" 

Carolina García, presidenta de la Asociación de Trabajadoras del Hogar de Zaragoza, conoce el caso de varias socias que han sido despedidas. "A una que estaba interna sin contrato le han mandado a casa. Está muy preocupada porque no sabe cómo va a pagar su habitación. Otras no pueden salir del domicilio el día que les toca hasta que la situación cambie; sin decirles si lo van a compensar con horas de descanso o pagadas. Es un trabajo muy duro", afima.

Tres trabajos sin contrato

Una de las personas despedidas es Elis, una hondureña de 31 años y que llegó a Zaragoza hace un año. Ha compaginado tres trabajos sin contrato (cuidando a una persona mayor los fines de semana, limpiando por las noches en una cafetería y con una familia con niños cuatro días a la semana). Desde el fin de semana está mano sobre mano y se queda sin ingresos (700 euros al mes). "Mis empleadores estaban esperando a que tuviera mi permiso de trabajo para hacerme un contrato. Estoy muy preocupada. No sé qué voy a hacer; de mí depende mi familia (ha dejado dos niños en su país). Volveré a trabajar cuando acabe esta situación, pero nadie me va a pagar por estar en casa", afirma.

Además, esta joven hondureña subraya que "ojalá" la sociedad española, al tener que estar recluidas por el estado de alarma,  se conciencie del trabajo que realizan las empleadas del hogar. "El empleo de interna es desde que te levantas hasta que te acuestas. Hacemos de psicólogas con la gente mayor porque les escuchamos, de maestras porque corregimos los deberes con los niños... Hacemos de todo; muchos papeles en un solo trabajo. Venimos a cuidar a niños y mayores cuando dejamos a los nuestros en nuestros países. El afecto que les damos no se valora y exigimos nuestros derechos", añade.

"Hacemos de psicólogas, maestras...Venimos a cuidar niños y mayores cuando dejamos a los nuestros en nuestros países"

Por su parte, Carolina García denuncia que es un sector "olvidado" antes y ahora con el coronavirus. "Luchamos por una igualdad de derechos respecto al resto de trabajadores. No hay medidas de protección si las despiden. Y tampoco hay medidas específicas de seguridad y sanitarias. No les dan materiales y se lo están comprando de su bolsillo".

También Marysol Ruberte habla de desprotección en el ámbito sanitario dentro del trabajo. "Están dentro de las casas con las personas que les toca vivir (ancianos u otros familiares) y no tienen ninguna medida de protección", dice.

Carta al Gobierno

UGT ha remitido distintas cartas al Gobierno, en concreto al Ministerio de Trabajo y Economía Social y al Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, en las que solicita la adopción de medidas de protección a las personas empleadas de hogar y las personas de nacionalidad extranjera.

"Las trabajadoras del hogar y de cuidados están sometidas a una regulación especial tanto en materia laboral y de Seguridad Social. Desarrollan su actividad en domicilios particulares, no están incluidas en la ley de prevención de riesgos laborales, sus contratos pueden extinguirse sin especificar causa y carecen de la cobertura de las prestaciones por desempleo. Todos estos factores convierten a las trabajadoras y trabajadores de este sector en un colectivo vulnerable tanto en términos de salud, como de extinción del contrato sin poder percibir prestación alguna. Por ello, UGT señala que será necesaria la adopción de medidas concretas que tiendan a asimilar su protección con las que puedan adoptarse para el resto de trabajadores", ha reclamado el sindicato a nivel nacional.



Fuente: Heraldo de Aragón
URL relacionado: https://www.heraldo.es/noticias/aragon/2020/03/20/coronavirus-muchas-empleadas-del-hogar-se-estan-quedando-sin-trabajo-en-aragon-1364763.html

Material Multimedia Relacionado