Histórico de artículos

18 de Abril 2020
La falta de intérpretes en el sistema sanitario pone en riesgo a los migrantes que no hablan español



Mohammed Abul Hossain falleció después de llamar durante seis días al teléfono especial dispuesto por la Comunidad de Madrid para recibir atención sanitaria durante la crisis de la covid-19. Solo había un problema: no lo podían atender porque no le entendían. Hossain hablaba apenas español y la falta de intérpretes en el sistema sanitario, tanto en el teléfono como en los centros de salud, hicieron que su enfermedad no pudiera ser tratada a tiempo.

Este vecino y empresario del barrio de Lavapiés, oriundo de Bangladesh, murió el pasado 26 de marzo. Su fallecimiento encendió las alarmas dentro de la comunidad. El presidente de la organización madrileña Valiente Bangla, Mohammad Fazle Elahi, denuncia la falta de respuesta que existió en este caso. "Los teleoperadores exigían hablar con el paciente, yo les explicaba que apenas hablaba español, pero no les importaba", afirma Elahi.

Su certificado de defunción detalla la causa de la muerte como insuficiencia cardiorrespiratoria provocada por "posible covid-19". Su mujer fue trasladada al Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, donde estuvo ingresada por el virus.

La Asociación Valiente Bangla calcula que hay más de 149 personas de la comunidad bagladeshí infectadas con coronavirus en Madrid que no han podido recibir la ayuda necesaria. "La falta de intérpretes ha creado una frontera invisible, que excluye a la comunidad migrante por su barrera idiomática", denuncia Pepa Torres, de la red vecinal Interlavapiés.

Al ver que ni el Ayuntamiento o la Comunidad se han eco de la situación decidieron crear un sistema de traductores voluntarios temporal para apoyar a la comunidad en la crisis. Desde Valiente Bangla grabaron vídeos y podcast de audio para que se difundan entre la comunidad con las medidas sanitarias que se deben tomar, con la intención de paliar el déficit que denuncian. "Hemos aprendido a hacer videollamadas por WhatsApp de tres personas. El médico, el paciente y el voluntario que va traduciendo los síntomas y así hemos podido ayudar a los enfermos", explica Torres. Pero la comunicación con el personal sanitario no puede recaer en los familiares o amigos, advierten las asociaciones que demandan la contratación de intérpretes profesionales.

Desde las organizaciones lanzaron la campaña "¿Cómo quieres que me cuide, si quien me cuida no me entiende?". La red Interlavapiés señala que hasta el 18 de marzo, es decir una semana después de que el brote de la covid19 se declarará pandemia, y ya decretado el estado de alarma, funcionaba en el distrito Centro un servicio de intérpretes que podía ser demandado por cualquier persona para requerir una traducción en un centro sanitario o cualquier otra gestión relevante para la que la barrera idiomática fuera un impedimento. "Nuestro servicio de intérpretes en el distrito centro se basa más que todo en hacer traducciones de documentos y cuestiones de este tipo para la relación con el Ayuntamiento de Madrid y actualmente sigue funcionando de manera telemática", afirma un portavoz del Área de Servicios Sociales del Ayuntamiento.

Esta falta de traductores afecta a todas las personas migrantes que no hablan español, inglés o francés, como puede ser miembros de la comunidad rusa y árabe. En la web del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social solo se encuentran traducciones en árabe, inglés o francés.

Afroza Rahman, de 52 años, lleva 13 años viviendo en España y se ha convertido en una voz de referencia dentro de la comunidad Bangla. Raman explica que el 90% de las personas que llegan a Madrid desde Bangladesh vienen a trabajar, pero no aprenden español porque la mayoría tienen negocios propios. Los restaurantes de comida típica y las fruterías son las más comunes. "Estar expuestos a los clientes que no tienen las medidas de seguridad correspondientes para ir a la compra los han vuelto una población muy vulnerable frente al virus", explica Mohammad Fazle Elahi.

Otro factor de la rápida propagación del virus dentro de la comunidad se debe a que viven en los denominados pisos patera, en donde en muy poco espacio duermen muchas familias. "Nos consta que hay numerosos pisos patera del distrito Centro infectados por coronavirus", explica un portavoz. Hace unos días, cuenta, un padre tuvo que salir de uno de estos pisos con su hija para evitar contraer la enfermedad que ya había llegado a su vivienda.



Fuente: E País
URL relacionado: https://elpais.com/espana/madrid/2020-04-16/la-falta-de-interpretes-en-el-sistema-sanitario-pone-en-riesgo-a-los-migrantes-que-no-hablan-espanol.html

Material Multimedia Relacionado