Las Migraciones en Aragón

22 de Abril 2020
La población de la provincia de Huesca creció en 2019 por la inmigración



La población de origen inmigrante permite el crecimiento demográfico de la provincia. El Alto Aragón cerró 2019 con 220.461 habitantes, 1.116 más que en 2018. Según el padrón continuo, dado a conocer ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la población de origen local cayó en 770 personas mientras que la de origen extranjero aumentó en 1.886, cifra que supone un aumento de algo más del 8 % respecto a un año antes.

El dato supone además que la provincia deja de perder habitantes después de ocho años de caídas continuas, con descensos tanto de habitantes de nacionalidad española como de origen foráneo.

El máximo del siglo se había alcanzado en 2010 con 228.566 habitantes. Se cerró así un periodo de doce años de crecimiento de población, que fue posible merced a la recibida de otros países durante los años de crecimiento económico. Huesca había pasado de los 1.251 extranjeros de 1998 a los más de 27.000 empadronados entre 2009 y 2013.

Por contra, la población autóctona del Alto Aragón no ha dejado de menguar desde finales del siglo XX y ha pasado de 203.705 habitantes a los 195.385 empadronados que constaban a fecha del pasado 1 de enero.

Hay que señalar que la población extranjera se mantiene entre el 10 y el 12 por ciento de la población total de la provincia, en un porcentaje similar al conjunto de España. No obstante, durante los años de la crisis descendió en términos absolutos.

La provincia llegó a perder más de 5.300 inmigrantes. Su peso relativo en la población se mantuvo pese a todo por la caída constante de los vecinos de nacionalidad española.

Por lo que respecta a Aragón, sucede otro tanto: la población aumenta merced a la inmigración.

El año pasado, el número de habitantes en la Comunidad aumentó en 10.563 hasta situare el padrón en 1.319.291 habitantes. Y mientras que el número de habitantes de nacionalidad española descendió, aumentó en 12.607 personas el de inmigrantes.

Además, se mantiene la tendencia a la concentración de la población en Zaragoza. A falta de que se hagan públicos los datos por capitales de provincias y se conozca la variación en la capital aragonesa, su provincia incrementó la población el año pasado en 9.882 habitantes de los 10.563 de aumento total de la región, hasta un total de 964.693 habitantes. Mientras que Huesca aportó los citados 1.116 más, Teruel perdió vecinos y quedó en 134.137 tras un descenso de 435.





Fuente: Diario del Alto Aragón
URL relacionado: https://www.diariodelaltoaragon.es/NoticiasDetalle.aspx?Id=1204132

Material Multimedia Relacionado