Histórico de artículos

13 de Junio 2020
La radio que une a familiares en Senegal con migrantes en España para compartir información sobre covid-19



Cuando la covid-19 provocó el confinamiento de gran parte de la humanidad, un grupo de jóvenes decidió hacer algo positivo con su tiempo: sensibilizar sobre la importancia de tomarse en serio la pandemia a través de un programa de radio grabado desde Madrid, Bilbao y el pueblo senegalés de Gandiol. Situado junto a la ciudad de Saint Louis, en la costa del noroeste de Senegal, y de tradición pesquera, desde allí miles de vecinos han emigrado en la última década hacia Europa. Uno de sus habitantes es Amadou Mbaye, y él es quien presenta este programa de radio.

A través de las ondas, este joven contacta con vecinos emigrados para saber cómo se está viviendo la pandemia en España y hacerse una idea de cómo puede afectarles a ellos. En Senegal, el coronavirus ha contagiado menos y en Gandiol, de hecho, no se ha registrado ningún caso, aunque sí en lugares cercanos, pero los vecinos son conscientes de que es una realidad. "Decidimos poner en marcha este programa porque queríamos dar voz a los compatriotas que están fuera del país, pero que son de aquí y que están siendo afectados por la pandemia", explica.

Una mañana del mes de mayo, Amadou se acompaña de un par de colaboradores para iniciar su programa de radio. En la emisión de hoy van a contactar con dos compatriotas que residen en España: Marra Ngom, en Bilbao y Serigne Mbaye, en Madrid. Este último, miembro del Sindicato Mantero, interviene a través de llamadas telefónicas o mensajes de audio. En ellas no solo alerta de la importancia de mantener medidas de prevención… También insiste en la delicada situación económica que está viviendo la población subsahariana migrante, especialmente quienes han perdido su trabajo y no pueden seguir enviando remesas. "Están casi todos los trabajos parados y eso nos preocupa porque no estamos bien para sobrevivir nosotros ni para ayudar", explica sobre una realidad de la que ya ha alertado incluso Naciones Unidas: el impacto del virus hará que las remesas disminuyan un 20% en 2020, lo que supone una pérdida de 110.000 millones de dólares en recursos disponibles para comprar alimentos y satisfacer otras necesidades de las familias de los migrantes.

"La manera de ayudar ahora es contar esta realidad y, sobre todo, sensibilizar explicando cómo lo viven allí y llamando la atención a los que están aquí para que no se relajen", añade Amadou. Para este locutor, que habla y convive a diario con los vecinos de Gandiol, testimonios como el de Serigne son muy importantes porque ayudan a que la gente no olvide que la pandemia es real.

Marra Ngom es otro vecino de Gandiol que reside en Bilbao y, entre otras ocupaciones, trabaja con la ONG Médicos del Mundo. Debido a su labor con esta organización, está viviendo muy de cerca las consecuencias económicas que la crisis del coronavirus está teniendo en la población más vulnerable. "Las necesidades más urgentes son comer y beber y, de hecho, cuando empezó la crisis mucha gente nos llamó porque se habían quedado sin alimentos en casa", asegura.

El programa de radio se graba en el estudio de radio del centro cultural Aminata, un espacio creado por la asociación juvenil Hahatay. Esto no es sino un proyecto de desarrollo local y educativo entre España y Senegal fundado y bien arraigado en el mismo Gandiol que atrae a decenas de voluntarios cada año. La radio de Gandiol cubre casi los 29 pueblos de la comuna rural, donde residen alrededor de 24.000 personas. "Podemos pensar que toda esta gente está escuchando y, a través de comentarios que recibimos en las redes sociales o programas que subimos al Ivox, nos damos cuenta de que está teniendo una buena acogida en el pueblo", asegura Amadou.

Así, gracias a los testimonios de jóvenes como Serigne o Marra, la radio en Gandiol se ha convertido en una herramienta transcontinental imprescindible para dar información fidedigna sobre cómo se encuentran familiares y amigos en España y sobre la importancia de protegerse ante la nueva enfermedad. Y Amadou ha observado otra enseñanza no menos baladí: que la emigración hacia Europa no es un cuento de hadas. "Se ve la migración de otra forma, ven que hay otra realidad en la que antes no se fijaban, que las cosas funcionan según la situación del momento", afirma el locutor.



Fuente: El País
URL relacionado: https://elpais.com/elpais/2020/06/10/planeta_futuro/1591779163_022471.html

Material Multimedia Relacionado