Las Migraciones en Aragón

20 de Julio 2020
El pabellón de Albalate de Cinca se refuerza con la presencia de mediadores y vigilancia privada



Desde el pasado viernes, el pabellón donde permanecen confinados 28 temporeros con covid en Albalate de Cinca está siendo vigilado por una empresa de seguridad, que ha sustituido a la Guardia Civil. El Ayuntamiento, teniendo en cuenta las múltiples tareas de los agentes en la comarca, decidió recurrir a guardias privados, que en tres turnos garantizan el respeto a la cuarentena.

A las puertas del centro "todo está tranquilo", aseguró este domingo el alcalde, Ricardo Charlez, a diferencia de las escenas vividas en Albacete, donde se registraron incidentes cuando un centenar de inmigrantes se saltaron el confinamiento y protagonizaron un enfrentamiento con los vecinos. Albalate ha contratado la vigilancia confiando en que la Administración autonómica eche una mano, dados los escasos recursos del Ayuntamiento de esta localidad de 1.000 habitantes, que ya ha hecho un gran esfuerzo para preparar el espacio covid.

Además, mediadores de Cáritas y Cruz Roja apoyan a los temporeros y este lunes el Gobierno de Aragón enviará a otros de la ONG Accem, que trabaja con refugiados y migrantes. "El principal problema es que como no tienen síntomas creen que están bien, les cuesta creer que están enfermos, y quieren salir a trabajar", explica el alcalde, quien ha trabajado para concienciarlos sobre la necesidad de permanecer aislados. Charlez alaba la ayuda de las ONG y sobre todo el esfuerzo de Cáritas por resolver junto al Ayuntamiento el problema del asentamiento ilegal donde vivían.

El brote se detectó hace una semana. Dos temporeros del almacén, donde convivían unos 30, fueron separados al dar positivo y trasladados a los vestuarios del campo de fútbol. La noche del martes se conocieron los resultados de las pruebas de PCR y casi todos sus compañeros estaban afectados. El Ayuntamiento de Albalate y la Comarca del Cinca Medio pidieron ayuda a las distintas administraciones para afrontar un problema que escapaba de sus competencias y de sus recursos. Habían preparado un espacio covid, pero el elevado números de casos obligó a preparar para la cuarentena el polideportivo municipal.

La Brigada Logística (Brilog) desplazó a 30 militares desde Zaragoza para la instalación de medio centenar de literas que se sumaron a las camas ya dispuestas por el consistorio, hasta un total de 70, ya que el pabellón dispone de espacio suficiente. También se levantaron tres tiendas modulares, como las empleadas en maniobras y ejercicios, a modo de comedor.

Los servicios sociales de la Comarca del Cinca Medio les proporcionarán desayuno, comida y cenas a diario. Además, Cruz Roja, Cáritas y Protección Civil velan por el buen desarrollo del confinamiento.



Fuente: Heraldo de Aragón
URL relacionado: https://www.heraldo.es/noticias/aragon/huesca/2020/07/20/el-pabellon-de-albalate-de-cinca-se-refuerza-con-mediadores-y-vigilancia-privada-1386953.html

Material Multimedia Relacionado