Las Migraciones en Aragón

29 de Julio 2020
El Colegio de Trabajo Social de Aragón rechaza que se culpe a los temporeros de los nuevos brotes



El Colegio Profesional de Trabajo Social de Aragón ha rechazado que se culpe a los temporeros inmigrantes que trabajan en la recogida de la fruta en los últimos brotes de coronavirus, para sostener que el problema de salud pública está en las condiciones de vida, no en las personas.

En una nota de prensa, esta organización ha señalado que los brotes se producen cuando hay una gran confluencia del número de personas sin respetar las medidas de prevención recomendadas desde las autoridades sanitarias.

Sin embargo, en este caso, se añade un condicionante, la situación de pobreza, que hace que el "reproche social" y las "actitudes racistas y xenófobas se disparen hacia las personas migrantes", cuando lo que hay detrás, en su opinión, "es un acto de aporofobia", es decir, el rechazo a la pobreza y a las personas pobres.

Desde este colegio profesional han esgrimido que la situación en la que viven los temporeros "se conocía desde hace mucho tiempo, años antes del comienzo de la pandemia" y desde la Administración y los poderes públicos "no se ha previsto con antelación, ni se ha hecho suficiente por atajar este problema".

Asimismo, ha señalado que al comienzo de la pandemia se llamó la atención acerca del hecho de que muchas personas no iban a poder aislarse, ni respetar las recomendaciones sanitarias en caso de contagio debido a las características de sus viviendas, "en muchos casos infraviviendas o viviendas con situación de hacinamiento y sin espacios para aislarse del resto de convivientes".

La organización colegial ha puntualizado que esto no es algo aislado y no solo le ocurra a los trabajadores temporeros, sino a muchas otras personas "en ciudades y pueblos de todo el país".

NO ACUDEN AL MÉDICO


El Colegio de Trabajo Social de Aragón ha precisado que la situación de necesidad económica que viven quienes trabajan en la campaña agrícola "hace que no se puedan permitir acudir al médico al primer malestar o síntoma no invalidante debido a que prima por encima de todo acudir al campo" y solo van cuando "no pueden más".

Para esta entidad, la responsabilidad de que existan estas situaciones "es del conjunto de la sociedad" y los empleadores "deberían proporcionar un sitio digno para vivir, incluso para poder realizar el aislamiento, si se hace necesario". En su defecto, se debería ofrecer solución habitacional por parte del sistema público, ha argumentado esta organización.

"Si no, estaremos abocándoles inevitablemente a encontrar emplazamientos para infravivir, que imposibilitan el cumplimiento de higiene y distancia social necesaria", ha apuntado esta entidad.

El colegio profesional ha enfatizado que la situación de pobreza "siempre" ha sido un factor de riesgo muy importante en salud pública y debería tenerse "mucho más en cuenta" a la hora de plantear y estructurar los protocolos de actuación.

A su entender, poner el acento en estas situaciones "evita relacionar la explosión del virus con las características del mercado laboral español", como el hecho de que España sea el tercer país de la Unión Europea con más trabajadores pobres, solo por detrás de Grecia y Rumanía.

"El mercado laboral español está completamente precarizado con un 16 por ciento de personas trabajadoras pobres, es decir, que cobran menos de 8.400 euros anuales, según datos de 2019" y "muchos temporeros ni llegan a esas cifras".

El colegio ha considerado que las dos últimas reformas laborales han dejado un mercado laboral "muy desestructurado" y han colocado al conjunto de trabajadores "en una situación muy vulnerable", algo a lo que se suma a un acceso a la vivienda "precario" fruto "de la ausencia de políticas justas para el conjunto de la ciudadanía".

PROPUESTAS


El Colegio Profesional de Trabajo Social de Aragón ha pedido a las Administraciones públicas que realicen un trabajo integral, preventivo y continuado en todos los frentes --sensibilización, educación, prevención, intervención-- que "ataje de una vez" la situación de las personas migrantes "que unos meses al año andan por nuestra tierra realizando un trabajo que de otra forma nadie más haría".

Además, ha reclamado que se garantice la asistencia sanitaria universal a todas las personas que están en Aragón y se "redoblen" las labores de vigilancia por parte de las Inspecciones de Trabajo que aseguren el pago de un salario "justo", la proporción de un lugar "digno" en el que vivir, se impida el despido si una persona resulta contagiada o es un caso probable, así como la vigilancia estrecha que "erradique la intermediación de las mafias que en ocasiones actúan en nuestro territorio".

También ha apostado por acabar "de una vez" con las regularizaciones por arraigo "que obliga a seres humanos a intentar subsistir en la irregularidad durante tres años en España sin posibilidad de ser contratados" y que les impide exigir sus derechos laborales en las mismas condiciones que cualquier otra persona.

El colegio también ha reclamado medidas reguladoras por parte de las Administraciones que tengan en cuenta los derechos fundamentales de las personas, "de todas y especialmente de aquellas con situaciones de elevada vulnerabilidad".

A la ciudadanía en general el colegio le ha pedido un ejercicio de "empatía", que entiendan los "miedos" de estas personas "al verse rodeados de policía, con la barrera idiomática, sin llegar a comprender qué pasa realmente y la necesidad de esconderse o huir ante una posible detención o confinamiento porque eso les hará no poder tener ningún ingreso y probablemente no poder comer".



Fuente: El Periódico de Aaragón
URL relacionado: https://www.elperiodicodearagon.com/noticias/aragon/colegio-trabajo-social-aragon-rechaza-culpe-temporeros-nuevos-brotes_1429952.html

Material Multimedia Relacionado