Histórico de artículos

09 de Septiembre 2020
La presión migratoria obliga al Gobierno a abrir sus propios centros de acogida en Canarias



El Gobierno de España abrirá finalmente sus primeros centros de acogida de inmigrantes para atender el incesante flujo de inmigrantes que arriban a las islas, según han informado fuentes de la Secretaría de Estado de Migraciones. La apertura de estos centros ha sido una reclamación constante por parte del Gobierno de Canarias y de las ONG que atienden a los inmigrantes desde hace años, si bien la exigencia se ha elevado de tono con el repunte de llegadas y las dificultades añadidas que ha impuesto la pandemia de coronavirus.

La reactivación de la ruta canaria ha obligado a la Delegación del Gobierno a improvisar alojamientos que, por lo general, no cumplen unos mínimos estándares. Así, las personas migrantes han pernoctado en las últimas semanas en muelles (como el de Arinaga, en Gran Canaria, o el de Arrecife, en Lanzarote); en naves portuarias (Las Palmas de Gran Canaria), terrenos de lucha canaria (Arinaga, en Gran Canaria) o, incluso, en complejos turísticos (Maspalomas y Fuerteventura). Desde hace meses, tanto el Gobierno regional como los cabildos y los Ayuntamientos han prestado buena parte de las instalaciones utilizadas para la acogida de migrantes.

La apertura de los nuevos centros, sin embargo, tendrá que esperar algunos meses. "Por los tiempos de tramitación que requiere se ha optado por desplegar recursos temporales que permitan alojar en condiciones dignas a cientos de personas", aseguraron las fuentes. La Secretaría de Estado ha defendido su labor en la actual crisis migratoria. "En octubre de 2019", explicaron las fuentes, "Canarias tenía menos de 100 plazas de acogida, frente a las 2.000 actuales, 600 de las cuales hemos creado en las dos últimas semanas". El Gobierno central lleva meses tanteando posibles emplazamientos para estos futuros centros de acogida, para lo cual se habrían contemplado instalaciones abandonadas el Ministerio de Defensa. El presidente canario, Ángel Víctor Torres, insistió este lunes precisamente en la idea de usar las instalaciones militares.

"Estamos peor que nunca; Las condiciones de los alojamientos son peores que las que he visto en algunos países como Sudán del Sur, Angola o Iraq", asegura Abián Montesdeoca, pediatra del Servicio Canario de Salud.


La compleja situación en la que se encuentra la inmigración en Canaria se va a debatir este miércoles en el Foro canario de inmigración, en el que participará de forma telemática la secretaria de Estado de Migraciones, Hana Jalloul, junto con el presidente del Gobierno de Canarias y el presidente de la Comisión LIBE del Parlamento Europeo, Juan Fernando López Aguilar.

Llegadas

Canarias ha recibido más de 4.000 inmigrantes en lo que va de año. Esta cifra se ha multiplicado casi por siete veces respecto a 2019. Solo en la jornada del martes arribaron de 160 personas en seis pateras y cayucos distintos a las costas de Gran Canaria y Tenerife. La última de estas pateras, localizada a cinco millas de la costa al sur de Tenerife, transportaba un cadáver, según confirmaron fuentes de Salvamento Marítimo. Estas llegadas del martes se suman a las más de 200 del fin de semana en otras 11 embarcaciones.

Nave improvisada para la acogida de inmigrantes en el puerto de la Luz de Las Palmas de Gran Canaria
Nave improvisada para la acogida de inmigrantes en el puerto de la Luz de Las Palmas de Gran Canaria

El flujo de seres humanos, unido a la cancelación de los traslados a la Península, ha desbordado la capacidad de alojamiento, sobre todo en Gran Canaria, y ha deteriorado las condiciones en las que se alojan estas personas, calificadas de "deplorables" e "inhumanas" por Abián Montesdeoca, pediatra del Servicio Canario de Salud. Montesdeoca lleva desde marzo destinado en un dispositivo especial que trata la enfermedad y que hace seguimiento del estado de salud de los menores migrantes. "Estamos peor que nunca", asegura, y explica el panorama en instalaciones que no se limpian, en las que impera la ausencia de duchas y de lugares de aseo, donde la ventilación es pésima; las medidas de distancia social, inexistentes; donde no hay espacios para llevar a cabo curas o consultas médicas, con los contenedores de basura dentro de la propia nave, y en los que adultos y menores se ven obligados a dormir en el suelo.

"Las condiciones de los alojamientos son peores que las que he visto en algunos países como Sudán del Sur, Angola o Iraq". Montesdeoca recuerda, además, que en estas condiciones resulta imposible mantener ningún tipo de medida de prevención y que aquellos que contraen la enfermedad no son puestos en cuarentena, sino que continúan hacinados en el mismo espacio.



Fuente: El País
URL relacionado: https://elpais.com/espana/2020-09-08/la-presion-migratoria-obliga-al-gobierno-a-abrir-sus-propios-centros-de-acogida-en-canarias.html

Material Multimedia Relacionado