Histórico de artículos

02 de Octubre 2020
El trabajo agrario, una vía de inclusión laboral en jóvenes inmigrantes



El Consejo de Ministros ha aprobado la concesión de una autorización de residencia y trabajo de dos años (prorrogable a otros dos) a todos los jóvenes migrantes entre 18 y 21 años que se incorporen de manera extraordinaria a las labores agrícolas.

Esta acción podrá beneficiar a decenas de jóvenes extranjeros que, llegados a España cuando aún eran menores de edad, han conseguido un contrato de trabajo con la articulación del Real Decreto del 7 de abril con el que se buscaba reclutar mano de obra en el campo ante las restricciones fronterizas impuestas por la pandemia de coronavirus.

Se trata además de una medida solicitada por las entidades sociales que trabajan en España por los derechos y la inclusión de estos jóvenes.  "Es necesario arbitrar una vía que permita a estos jóvenes mantener su derecho al trabajo, tras la finalización de la vigencia del real decreto-ley del sector agrario", reseña el texto.

Esta actualización de la autorización de trabajo, sin limitaciones de sector ni territorio, supone un impulso para la incorporación completa de los jóvenes al mercado laboral. Es una petición que se realizaba por activa y pasiva por muchas entidades sociales que velan por la inclusión de este colectivo de personas.

"Estos jóvenes están contribuyendo, con su trabajo, al sostenimiento de un sector esencial durante la crisis. Además, con base en este real decreto-ley, muchos de ellos están teniendo una primera oportunidad laboral que contribuye, de forma clave, a la inclusión de estos jóvenes", apunta el texto del decreto aprobado en Consejo de Ministros.

Trabajo en el campo

Entidades como Málaga Acoge señalaban que hay empresas dispuestas a contratar a los jóvenes a partir de octubre.

Para la coordinadora del Área de Jóvenes de Málaga Acoge, Genoveva Pérez, se trata de una oportunidad laboral en el sector agrario para los jóvenes procedentes del sistema de protección de menores ya que, según dispone el Real Decreto, "tras la finalización de su vigencia les permitirá acceder a una autorización de residencia y de trabajo, válida en el territorio nacional y sin límites sectoriales o de actividad. Esta autorización tendrá una vigencia de dos años renovables por otros dos".

Los menores extranjeros sin referentes familiares salen a los 18 años de los centros de menores con un permiso de residencia que no les autoriza a trabajar y muchos de ellos quedan desprotegidos y sobreviviendo en la calle. "La novedad de estas medidas es que les ofrece la oportunidad de poder acceder al mercado laboral", ha apuntado la coordinadora.

El Real Decreto-ley 13/2020 de 7 de abril dispuso medidas urgentes para "asegurar el mantenimiento de la actividad agraria durante la vigencia del estado de alarma" pudiendo acogerse "los jóvenes nacionales de terceros países que se encuentren en situación administrativa regular entre los 18 y 21 años".

Desde Málaga Acoge explican que cuando se publicó el decreto ley no hubo muchas contrataciones en las campañas agrícolas pese a haber chicos dispuestos a trabajar. Sin embargo, ahora sí hay empresarios que quieren emplear a estos jóvenes en las campañas que empiezan.

En octubre comienza la campaña de la aceituna, del fruto rojo, la preparación de la fresa, y renovar la norma, permite un contrato laboral y que estos chicos tengan unas perspectivas distintas a estar en la calle, por ello, esta actualización supone una esperanza para el inicio de un proceso laboral.



Fuente: GNdiario
URL relacionado: https://www.gndiario.com/trabajo-agrario-inclusion-migrantes

Material Multimedia Relacionado