Las Migraciones en Aragón

20 de Noviembre 2020
Siete detenidos por tráfico de personas tras el registro de un club de alterne en Caspe



Una gran operación de la Guardia Civil contra el tráfico de personas permitió practicar la noche del lunes al martes siete arrestos en Caspe. El amplio despliegue sorprendió a los vecinos de la localidad. La Comandancia de Zaragoza no facilitó este jueves ninguna información sobre este despliegue, ya que las diligencias han sido declaradas secretas. Sin embargo, fuentes próximas a la investigación confirmaron a este diario que a los detenidos, además del tráfico de personas, se les imputan delitos de trata de personas con el fin de explotación sexual, pertenencia a banda criminal, blanqueo de capitales, tenencia ilícita de armas y tráfico de sustancias estupefacientes.

La operación, dirigida por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Zaragoza, contó con la participación del Grupo de Acción Rápida de la Benemérita y se llevó a cabo en el único club de alterne de Caspe, situado en la carretera de Maella. Su propietario ya ha sido puesto en libertad. Los agentes inspeccionaron también una pizzería y un gimnasio de la localidad, así como una zona de naves y alguna vivienda en el barrio del Plano.

En el centro deportivo se intervinieron armas cortas y largas, cocaína y anabolizantes. Allí se detuvo a cinco personas. Al parecer, tanto el gimnasio como la pizzería se usaban para blanquear el dinero procedente de la explotación sexual.

Las otras dos personas se detuvieron en Barcelona. Tras pasar varios días detenidos, los arrestados, rumanos y checoslovacos, fueron conducidos ayer a los juzgados de Caspe, donde declararon ante la juez de guardia. Finalmente, todo ellos quedaron en libertad provisional con cargos.

El modus operandi

Según publica El Periódico de Aragón, la banda contactaba con jóvenes en países latinoamericanos para ofrecerles trabajo en el sector de la hostelería. Les compraban el billete de avión y entraban en España por Barcelona o Palma de Mallorca. Desde allí las trasladaban a Caspe donde eran, presuntamente, obligadas a prostituirse para pagar la deuda contraída, que en algunos casos ascendía a 15.000 euros. Vivían en pisos diseminados por Caspe y eran explotadas en el club de alterne. La organización se quedaba el 75% de lo que las víctimas cobraban en cada servicio y les cobraban hasta por el cambio de sábanas entre cliente y cliente.

El Periódico de Aragón detalla también que al parecer eran empleadas para el tráfico de drogas. Estaban obligadas a ofrecer cocaína a sus clientes. Algunas de las mujeres también habría señalado que incluso fue agredida sexualmente por algún miembro de la banda. La investigación sigue abierta.



Fuente: La Comarca
URL relacionado: https://www.lacomarca.net/siete-detenidos-trafico-personas-tras-registro-club-alterne-caspe/

Material Multimedia Relacionado