Histórico de artículos

27 de Enero 2021
El dinero fluía a las Mezquitas marroquíes en España desde las petromonarquías del Golfo



La cooperación entre Marruecos y Europa tiene un precio.

"La cooperación entre Marruecos y Europa tiene un precio en el ámbito de la inmigración ilegal y el narcotráfico en el que el Reino de Marruecos es el principal productor y exportador de drogas del mundo", sostiene un ex agente de los servicios secretos de España (CNI). 

"Los narcóticos constituyen el arma privilegiada del Majzén, poder central, en particular el séquito del soberano, con miras a obtener reciprocidad de trato en las relaciones de Marruecos con los europeos", afirma el agente que sostiene haber logrado infiltrarse en los Servicios marroquíes en España a través de los islamistas. 

"Los repetidos anuncios de Rabat sobre el desmantelamiento de redes terroristas en Marruecos forman parte de una táctica destinada a obligar a los europeos, especialmente a España y Francia, a mantener su cooperación, así como sus subvenciones, a cambio de información facilitada por Marruecos sobre movimientos migratorios y tráfico de drogas", continúa el ex agente apodado el Agente Oscuro. 

El ex oficial de los servicios de inteligencia españoles publicó sus memorias bajo condición de anonimato. El autor especifica que deliberadamente ha enturbiado las aguas, modificando los nombres y ubicaciones de determinadas operaciones de seguridad en las que participó para preservar su anonimato. 

Para infiltrarse en los círculos islamistas, el agente se presentó como un hombre "recién convertido al Islam, sin despertar la menor sospecha. "En cualquier otro lugar, en cualquier otra religión, el neófito habría sido investigado. Si un hombre se hubiera presentado a sí mismo como "un nuevo converso al judaísmo, inmediatamente habría despertado sospechas e iniciado una investigación para verificar la veracidad de su condición". Este no es el caso de los musulmanes", asegura.

"Aunque no es musulmán", el agente afirma tener "un conocimiento infinitamente mayor del Islam que muchos musulmanes". Precisa haberse infiltrado previamente en los círculos izquierdistas españoles, en una ciudad cuyo nombre no revela por precaución.

Con los izquierdistas españoles, el agente se puso en contacto con el CNI, (Centro Nacional de Inteligencia, CNI), que desde 2002 se ha convertido en el servicio de inteligencia y contraespionaje español, encabezado por el general de ejército Félix Sanz Rodán. A diferencia de la mayoría de los demás países occidentales, España tiene un único servicio de inteligencia y contrainteligencia.

Al final de su carrera, el agente español declara haber logrado infiltrarse en los servicios de inteligencia marroquíes: "El frogging de los servicios marroquíes en España es un tema tabú entre el personal político español debido a la delicadeza del tema", dijo.

El agente admite haber sido "reclutado en la lucha contra el terrorismo y la inmigración ilegal.

En menor grado en el campo de la lucha contra el narcotráfico en el que Marruecos es el principal productor y exportador "de los servicios de inteligencia de drogas marroquíes en el mundo", explica.

"Al contrario de las declaraciones públicas que enfatizan la importancia de la cooperación entre España y Marruecos, la realidad es diferente sobre el terreno".

"Los servicios de inteligencia marroquíes, así como el Ministerio de Bienes Religiosos, ciertamente están trabajando para proteger a la comunidad musulmana en Europa, particularmente a la comunidad marroquí, de cualquier tentación fundamentalista, pero al mismo tiempo asegurar mantener su control sobre esto y la comunidad, a través de la religión ".

"Marruecos puede así movilizar a la comunidad musulmana, especialmente marroquí, al servicio de los intereses del Reino como medio de presión contra los países de acogida de estas comunidades. Este control tuvo el efecto de limitar el libre ejercicio del culto por parte de los musulmanes que deseaban vivir su creencia de manera diferente al rito oficial marroquí, el rito Malikí, diferente del rito saudí wahabí".

"Uno de los grandes objetivos de los servicios marroquíes en España es la identificación y seguimiento de simpatizantes del Frente Polisario -que reivindica la independencia del Sáhara Occidental, plenamente reivindicada por Marruecos, y simpatizantes de la provincia rebelde del RIF", indica el agente. 

Financiamiento de las mezquitas

"El dinero que llegaba a las mezquitas en España procedía de las petromonarquías del Golfo, a través de peregrinos que lo llevaban en calcetines o valijas, a veces incluso en maletas.

Los motivos de la publicación de estos escritos autorizados: El espía declara haber recibido el consentimiento previo de su jerarquía para la publicación de sus memorias. Sin embargo, el agente secreto se pregunta si la luz verde de su jerarquía no pretendía mejorar la imagen de los servicios de inteligencia españoles tras dos rotundos fracasos: los atentados de Barcelona en 2017, que fueron el hecho de la entrada de islamistas marroquíes bajo la Organización del Estado Islámico, y la huida a Bélgica del líder independentista de Cataluña, Carles Puigdemont, que los servicios españoles "no habían previsto". 

La obra titulada "El agente oscuro", las memorias de un espía español al servicio del CNI", tiene el prólogo de Ignacio Cembrero, ex corresponsal del periódico El País en el norte de África durante treinta años y justamente considerado un perfecto conocedor de la zona.

La versión del trabajo en árabe fue realizada por el sitio en línea "Raiyalyaum", disponible en este enlace para los lectores de habla árabe.

La España contemporánea, mayoritariamente musulmana durante siete siglos, tiene pocos musulmanes. Pese a un cierto comunitarismo y una xenofobia emergente, los musulmanes en España han establecido una relación de confianza con otros creyentes o no creyentes del país y parecen "haber logrado su integración". "El Islam español de hoy es un Islam magrebí que ya no tiene nada que ver con los musulmanes establecidos en España desde el siglo VIII al XVI que fueron expulsados y conversos. España tiene solo casi un millón, o el 2,3% de la población total del país, según la última encuesta del departamento de religión del Pew Research Center, que data de 2010.

Los atentados terroristas en España

España ha sido sacudida por dos grandes ataques mortales desde la aparición del terrorismo yihadista en el escenario mundial. Dos ataques cuya responsabilidad se atribuyó a ciudadanos marroquíes:

El atentado de Madrid, en 2004, que dejó más de 200 muertos y 1900 heridos tras la explosión de bombas colocadas por islamistas en las cercanías (trenes de cercanías) de la estación de Madrid, el 11 de marzo de 2004, en protesta por la participación de España en la invasión estadounidense de Irak bajo el liderazgo del derechista Primer Ministro José María Aznar.

Los ataques del 17 y 18 de agosto de 2017 en Cataluña con vehículos en La Rambla de Barcelona y Cambrils mataron a 70 personas. Han sido reclamados por la Organización del Estado Islámico.

Marruecos, un "gran aliado no OTAN", un trampolín para los ataques terroristas en Europa.

Si España, a diferencia de Francia o Bélgica, solo fue sacudida por dos ataques terroristas islamistas a gran escala, Marruecos se ha convertido en un trampolín para los ataques terroristas islamistas en Europa.

El reino, un "importante aliado no perteneciente a la OTAN", parecía ser el mayor exportador de terrorismo islámico a Europa (ataque de Madrid de 2004 que dejó 200 muertos; el asesinato de Théo Van Gogh, 2 de noviembre 2004; los atentados en Bruselas en 2015, en Barcelona en 2017; en Trèbes cerca de Carcassonne, el 23 de marzo de 2018). 

En su informe anual de 2019, el Departamento de Estado de EE. UU. Destaca "la participación activa del reino de Marruecos en la Asociación Transsahariana contra el Terrorismo (TSCTP) y su cooperación con Bélgica, Francia y España", para frustrar las amenazas terroristas en Europa".

Además, el informe recuerda que "Estados Unidos y Marruecos mantienen una excelente y duradera relación" en este ámbito. Así, el Departamento de Estado reveló que las fuerzas de seguridad marroquíes participaron en varios programas organizados por Estados Unidos "con miras a mejorar las capacidades técnicas y de investigación, en particular las investigaciones financieras, análisis de la inteligencia y ciberseguridad". 

España es el principal destino de los marroquíes que representan el 16,4% de los inmigrantes en este país europeo. En el primer semestre de 2019, la proporción de inmigrantes marroquíes irregulares en España alcanzó un récord del 49 por ciento de todos los inmigrantes ilegales presentes en territorio español.

Durante el año 2018, los marroquíes representaron algo menos del 22% de los 57.498 harragas (sin papeles) que llegaron a bordo de 2.109 pateras en la costa española. Durante el primer semestre de 2019, el número total de inmigrantes irregulares ciertamente ha disminuido (-27%), pero la proporción de marroquíes ha subido al 29,9%. Al menos en mayo llegaron incluso a un porcentaje récord (48,08%).

Finalmente, para que conste en acta, fue en España donde el ex corresponsal de Al Jazeera en Kabul y Bagdad, Tayssir Allouni, fue llevado ante la justicia por sus presuntos vínculos con "Al-Qaida".

La implicación directa de Rabat en los atentados en España. 

El 15 de julio de 2019, el diario republicano español PÚBLICO publicó, bajo la firma de Carlos Enrique Bayo, una investigación en cuatro partes sobre la relación entre el autor intelectual de los atentados de Cataluña de 2017 y los servicios secretos españoles (CNI).

Según documentos publicados por el diario y contrarios a la versión oficial, el imán de Ripoll, el marroquí Abdelbaki Es-Satty, radicalizado durante mucho tiempo, había sido reclutado como informante por los servicios de inteligencia. Habían falsificado su expediente en la justicia para evitar que fuera deportado al finalizar su condena por narcotráfico y finalmente se le había asignado un "buzón muerto" para discutir con su oficial a cargo y que los teléfonos de sus cómplices fueron sometidos a escuchas.

También según el diario, el CNI siguió paso a paso a los terroristas, conoció los objetivos de los atentados y siempre continuó su vigilancia al menos cuatro días antes de los ataques.

A la vista de sus revelaciones, toda la cuestión es saber por qué el CNI no impidió estos ataques y por qué ya lo hizo en 2008 -es decir, antes del reclutamiento de Abdelbaki Es-Satty como informante- retuvo elementos a la Guardia Civil para protegerlo de la investigación del atentado de Madrid del 11 de marzo de 2004 (conocido como "11-M").

Sea como fuere, el tráfico de cannabis, un auténtico barómetro de las relaciones entre los dos reinos, ha continuado, en pleno apogeo de la pandemia del Coronavirus que golpeó duramente a España.

Los contenedores siguieron llegando sanos y salvos al extremo sur de España, que durante mucho tiempo había sido socavado por el tráfico de hachís marroquí.

La Guardia Civil confirmó, a principios de abril de 2020, la detención de "58 personas durante las dos últimas semanas, en diferentes provincias de Andalucía", así como la incautación de "más de 5,5 toneladas de hachís, nueve embarcaciones y doce vehículos 'en la provincia de Almería y las regiones de Huelva, Cádiz y Málaga.

Una cifra significativa, mientras que las rutas de suministro se supone que están completamente bloqueadas y solo "actividades esenciales", autorizadas.



Fuente: ECSaharaui
URL relacionado: https://www.ecsaharaui.com/2021/01/el-dinero-fluia-las-mezquitas.html

Material Multimedia Relacionado