Histórico de artículos

22 de Julio 2008
Cien días marcados por la crisis


EL Gobierno cumple cien días, pero la conmemoración de ese tradicional periodo de gracia llega en un momento especialmente complicado. El presidente habrá de echar mano de su proverbial optimismo justo en el momento en que las cuentas del Estado entran en números rojos. En 2007, la Administración central cerró el ejercicio con unos excedentes equivalentes al 1,3% del PIB, ahora, medio año después, el Estado registra déficit. Que la Seguridad Social se mantenga al alza hará que la caja única del sistema acabe el primer semestre con excedentes que salvarán las cuentas públicas... por el momento. Porque la evolución del empleo puede acabar también con esa despensa. Es evidente que el comienzo de esta segunda legislatura no tiene nada que ver con el de la primera. La inactividad ha marcado estos tres meses largos de un segundo mandato que nació ya bajo la espada de Damocles de la crisis económica, y esta es la fecha en que la crisis -que ha sido negada empecinadamente por Zapatero, como si con no nombrarla no existiera- no solo responde a los presagios sino que se acentúa, día a día, ante las preocupantes y constantes rectificaciones que a sí mismo se hace el ministro de Economía. En este pesimista contexto -salvo en las sonrisas permanentes de Zapatero-, mañana se reúnen en la Moncloa Zapatero y Rajoy en la primera entrevista de la legislatura, en la que podrían -o deberían, al menos- ponerse los fundamentos de varios pactos de Estado. A falta de consenso en materia económica, sería un avance no menor que se desbloquearan contenciosos eternos como los que afectan a Justicia, Inmigración y Terrorismo, entre otros asuntos. Aunque el presidente Rodríguez Zapatero sigue en exceso dependiente de sus compromisos con el Gobierno de Cataluña, ha soltado lastre respecto de las fuerzas nacionalistas, como ERC, cuyo apoyo le llevó en la anterior legislatura a prescindir del principal partido de la oposición. Una errónea estrategia que, por el bien de los ciudadanos, no puede permitirse en este segundo mandato que está tardando tanto en empezar en cuanto a acción de gobierno.



Material Multimedia Relacionado