Decenas de migrantes han sido detenidos en las últimas semanas en Canarias para ejecutar las órdenes de devolución que se libraron contra ellos cuando llegaron en patera a Canarias, en algunos casos hace varios meses, en una práctica que la Audiencia de Santa Cruz de Tenerife pone ahora en tela de juicio.

En un auto conocido este miércoles, la Audiencia Provincial estima el recurso interpuesto por M.M., un inmigrante que llegó en patera a Canarias el pasado 25 de octubre y al que la Delegación del Gobierno pretendió expulsar a finales de enero siguiendo el procedimiento que venía siendo habitual: activando su primera orden de devolución.

El tribunal reconoce que la Ley de Extranjería determina que no es necesario tramitar un expediente de expulsión para quien ha entrado de forma irregular en España; en esos casos el inmigrante es formalmente "devuelto" a su país de origen, no expulsado.

Sin embargo, también recuerdan los magistrados que "cuando la devolución no se pudiera ejecutar en el plazo de 72 horas, se solicitará de la autoridad judicial la medida de internamiento prevista para los expedientes de expulsión".

La Audiencia de Santa Cruz de Tenerife subraya que, en este caso, la Delegación del Gobierno pretende deportar a su país a M.M. cuando ya han trascurrido casi tres meses desde que se ordenó su devolución; es decir, "transcurrido con creces el plazo de 72 horas que marca la norma y después de que el extranjero haya estado en libertad tras su detención para devolución".

El tribunal no acepta esa forma de proceder, sino que considera que, en casos como el de M.M., las autoridades deben tramitar un nuevo expediente de expulsión conforme marca la Ley de Extranjería.

En las últimas semanas, varios letrados que asesoran a migrantes en Canarias se han quejado de que, con frecuencia, se detenía a sus clientes para expulsarlos con carácter inmediato en un vuelo de deportación previsto para los días siguientes (hay cuatro a la semana desde Canarias a Marruecos) en ejecución de la orden de devolución que se libró contra ellos al llegar al archipiélago.

Interior cancela de nuevo el vuelo de deportación Senegal

El Ministerio del Interior ha cancelado por segunda vez el vuelo de deportación a Senegal de migrantes llegados en cayuco a Canarias en los últimos meses que iba ha realizar esta noche, el primero desde 2018, según han confirmado fuentes encargadas de su supervisión.

El vuelo, con origen en Madrid, tenía previsto llegar a Tenerife Norte a las 20:35 horas, para embarcar allí a un grupo de migrantes senegaleses que en estos momentos están retenidos en el CIE de Hoya Fría y continuar viaje con ellos hasta Dakar.

Inicialmente, la devolución de este grupo de personas se tendría que haber efectuado el 24 de febrero, pero el centro donde están retenidas sufrió un brote de covid-19 cuyo último caso se confirmó apenas una semana antes de la partida del vuelo.

España no devuelve a Senegal migrantes llegados en cayuco a Canarias desde 2018, cuando al menos 150 ciudadanos de ese país fueron trasladados a Dakar en cuatro aviones que partieron desde Gran Canaria (uno, con 40 personas) y Tenerife (tres, con un total de 110), según recogió en su informe de ese año el Defensor del Pueblo.

Canarias recibió el año pasado a 23.023 migrantes en pateras o cayucos, de los que más de 11.998 eran marroquíes y 4.539, senegaleses, de acuerdo con los datos del Ministerio del Interior citados por el Defensor del Pueblo en el informe que envió hace una semana a las Cortes Generales sobre la situación de las pateras en las islas.