Un centenar de personas se han concentrado este domingo en Barcelona para denunciar la normativa laboral actual referente a las trabajadoras del hogar y de las curas porque entienden que "las margina" y han pedido la ratificación del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En declaraciones, la secretaria de Política Territorial y Migraciones de CCOO Cataluña, Aurora Huerga, ha indicado que con esta manifestación, que durante una hora ha cortado el tráfico de la calle Mallorca, a la altura de la Delegación del Gobierno, han querido "apretar para que el Gobierno ratifique este convenio, porque queremos que todos los trabajadores tengan los mismos derechos y deberes, independientemente del sector en el que estén".

Los manifestantes han remarcado, a través de un manifiesto que han leído allí, que la normativa laboral actual "margina a las trabajadoras del hogar y de las curas al ubicarlas en un sistema especial dentro del régimen general de la Seguridad Social que las subprotege y discrimina".

Consideran que el actual régimen "mantiene el despido por desistimiento, que, de hecho, es un despido libro" y que los "excluye de la prestación de paro, de la Ley de prevención de riesgos, con las consecuencias que tiene para la salud, y del Fondo de Garantía Salarial".

El convenio 189 de la OIT ya ha sido ratificado por 25 países, como Finlandia, Alemania, Italia, Portugal o Irlanda, pero España todavía no lo ha hecho.

Está previsto que el próximo 4 de noviembre, un grupo de trabajadoras afectadas se reúna con el subdelegado del Gobierno, Carlos Prieto, para tratar sobre esta cuestión.

La concentración estaba convocada por diferentes asociaciones como Mujeres Migrantes Diversa, Mujeres Unidas Entre Tierras, Las Libélulas y Cooperativa Mujeres Pa'lante, así como los sindicatos de CCOO y UGT de Cataluña.