Histórico de artículos

30 de Octubre 2021
La diferencia entre rechazo en frontera y devolución en caliente: el término que Interior evita



El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska dijo en una entrevista en El País el 23 de octubre que "no ha habido devoluciones en caliente en estos tres años que llevamos en el Gobierno" al referirse a la devolución de personas migrantes a sus países de origen. Y añadió que "lo que hay es el cumplimiento de la legislación española y de la legislación internacional en materia de derechos y libertades".

Desde el Ministerio del Interior responden a Newtral.es que nunca utilizan el término "devoluciones en caliente" ya que no se corresponde con la realidad, ni es una figura jurídica. El Gobierno solo hace referencia a los rechazos en las fronteras, que es una práctica aprobada por ley.

No obstante, aunque el Gobierno no emplea este concepto, las devoluciones en caliente es como comúnmente se conoce a la acción de repatriar en el momento a las personas que entran de forma ilegal en España sin aplicar el procedimiento legal correspondiente. Algo que  asociaciones, como la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), denuncian, que ha ocurrido en ocasiones como en la de Ceuta de mayo de 2021.

Pero, ¿cuál es la diferencia entre devolución en caliente y rechazo en frontera? ¿Cuál es su procedimiento? Te lo explicamos.

El conflicto de términos entre devolución en caliente y rechazo en frontera

Desde el Ministerio del Interior insisten en que se están haciendo rechazos en la frontera en vez de devoluciones en caliente, ya que este segundo término no existe dentro de la legislación española.

Por una parte, los rechazos en frontera se producen en puestos habilitados de entrada al país, como podría ser un aeropuerto, están regulados por la Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social, también conocida como ley de extranjería, como se recoge en su artículo 26.

Por otra, la norma también se pronuncia sobre la entrada de personas por puestos inhabilitados, que es lo que se conoce como devoluciones en caliente. En su disposición adicional décima, sobre el régimen especial de Ceuta y Melilla, especifica que "los extranjeros que sean detectados mientras intentan superar los elementos de contención fronterizos para cruzar irregularmente la frontera podrán ser rechazados a fin de impedir su entrada ilegal en España". Y añade que el rechazo se hará respetando la normativa internacional de derechos humanos y de protección internacional de la que España es parte.

Esto se incluyó a través de la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana, o ley de seguridad ciudadana, como especifica Paloma Favieres, coordinadora del servicio jurídico de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR).

Según la coordinadora de CEAR, este cambio estableció unas condiciones especiales para aquellas personas que quisieran entrar en España por puestos fronterizos no habilitados. "El término devolución en caliente empieza a utilizarlo Jorge Fernández Díaz, el que fue ministro del Interior durante el Gobierno de Mariano Rajoy, para evitar decir que eran devoluciones ilegales, y sin el procedimiento reglamentado. También es el que incluyó está disposición en la ley", explica Favieres.

El Tribunal Constitucional se pronunció sobre la disposición que recoge los rechazos en Ceuta y Melilla

El PSOE, Izquierda Plural, Unión Progreso y Democracia y Mixto presentaron en 2015 un recurso de inconstitucionalidad sobre la disposición adicional décima incluida en la ley de extranjería. El Tribunal Constitucional (TC) lo resolvió en 2020 y declaró que esta disposición no era contraria a la Constitución Española.

Aún así, la coordinadora de CEAR destaca el voto particular emitido por la magistrada María Luisa Balaguer en el que considera que la disposición de la ley de seguridad ciudadana sobre los rechazos en fronteras no es constitucional. De hecho, en la explicación de su voto, la magistrada emplea el término "devoluciones en caliente" y asegura que "la disposición final primera legaliza esta práctica habitual en las fronteras terrestres de España con Marruecos".

En referencia al procedimiento que debería llevarse a cabo para determinar si una persona puede o no puede pasar al país en las fronteras, la magistrada del TC concluye que "la finalidad de la disposición no fue establecer un procedimiento diferente de los ya previstos legalmente en la normativa de extranjería para la devolución de las personas interceptadas en las vallas de Ceuta y Melilla, sino prescindir de todo tipo de procedimiento. Y así dar cobertura legal a una actuación de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, consistente en que las personas interceptadas en el vallado son entregadas sin ningún tipo de procedimiento a agentes de la autoridad de Marruecos". 

Además la magistrada Balaguer valoró en su voto particular que "esto se ve reforzado" por la ausencia de un desarrollo reglamentario donde se especifique el procedimiento para llevar a cabo los rechazos en frontera y que "en la práctica administrativa de la ejecución de los rechazos en frontera, no se haya procedido a actuar con sometimiento a ningún tipo de procedimiento".

Lo que dijo Fernando Grande-Marlaska sobre las devoluciones en Ceuta

El 25 de mayo de 2021 se celebró la Comisión de Interior en la que el ministro Grande-Marlaska hizo un balance de la situación migratoria que se estaba viviendo en Ceuta, como recoge el diario de sesiones de ese día.

En una de sus intervenciones, Grande-Marlaska aseguró que "por los cauces legalmente establecidos" en menos de 48 horas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado "devolvieron a más del 80% de las personas que habían entrado irregularmente" en Ceuta.

Tras sus declaraciones, el diputado de EH Bildu, Jon Iñarritu preguntó al ministro del Interior sobre el procedimiento legal que había empleado el Estado. "Si utilizaron lo que viene a llamarse rechazos en frontera, esto es, devoluciones en caliente, expulsiones sumarias, o si utilizaron expedientes de expulsión a Marruecos sobre la base del acuerdo que tienen con este Estado", solicitó.

En su turno de respuesta, Grande-Marlaska no habló sobre los procedimientos legales que habían llevado a cabo las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, o las autoridades fronterizas, para que se pudieran "devolver al 80% de las personas que habían entrado irregularmente". El ministro dijo: "Señor Iñarritu, le vuelvo a decir que lo de Ceuta no fue una crisis migratoria, sino otra crisis. Fue una crisis donde se atacó la frontera y cuando se ataca la frontera se actúa de una forma que no tiene una voluntad migratoria. Simplemente, se atacó".

El Gobierno ha hecho 410 rechazos en frontera desde 2019

En noviembre de 2020, cuatro diputados del Partido Popular preguntaron al Gobierno el "número de rechazos en frontera conocidos como 'devoluciones en caliente' en Ceuta y Melilla que se produjeron durante el año 2020". El Gobierno respondió que "habían sido rechazados en las fronteras españolas de Ceuta y Melilla con Marruecos" 198 personas en 2019 y 212 en 2020.

No obstante, en su respuesta, el Gobierno no empleó en ningún caso el término devolución en caliente. Paloma Favieres asegura que probablemente Interior no tenga un registro oficial de las devoluciones en caliente que se producen en las fronteras.



Fuente: Newtral
URL relacionado: https://www.newtral.es/rechazo-en-frontera-diferencia-devolucion-en-caliente/20211028/

Material Multimedia Relacionado