Histórico de artículos

07 de Noviembre 2021
Una "patera aérea", una nueva e insólita manera de entrar en España de forma irregular



Media tarde del viernes. De repente, un aviso en el control aéreo del aeropuerto de Palma. Un vuelo procedente de Casablanca (Marruecos) que se dirigía a Estambul tiene que aterrizar de emergencia. ¿El motivo? El problema médico de uno de los viajeros. Unos minutos antes, la tripulación ha sido alertada por un grupo de pasajeros. Un hombre marroquí de unos 32 años está sufriendo un coma diabético.

Al aterrizar en pista, el avión abre sus puertas para que el equipo médico pueda atender al viajero enfermo. En ese momento, se forma un tumulto y una veintena de jóvenes escapa de la aeronave, operada por la compañía Royal Air Maroc, y sale corriendo por las pistas del aeropuerto. Eran 24 jóvenes. Todos marroquíes, menos un palestino.

Hay 12 personas que siguen en paradero desconocido. De las otras 11, hay una que fue arrestada por agredir a un guardia civil que acudió al avión. El número 12 es el supuesto enfermo. Fuentes policiales califican ya al incidente como el de una "patera aérea", algo insólito y desconocido hasta la fecha.

Según fuentes gubernamentales, pasaron unos 75 minutos desde que evacuaron al supuesto enfermo hasta que el resto de pasajeros se amotinó y salió. Esto abre la hipótesis de que pudiera ser una fuga improvisada del grupo al ver que la aeronave estaba en suelo europeo. Se dirigían a Turquía, donde no piden visado y por tanto su destino final fuera la UE.

Acusación de la Fiscalía

En cualquier caso, como hipótesis principal sigue barajándose que hubo una planificación o un concierto entre los fugados para entrar de forma irregular en España. En sus primeras declaraciones, los detenidos, que podrían enfrentarse a una acusación de la Fiscalía por un delito de desorden público, han ofrecido versiones contradictorias.

Además, se está analizando la posibilidad de imputarles otros delitos tras escapar por las pistas del aeropuerto y provocar numerosas cancelaciones.

Un parte médico de los sanitarios que atendieron al enfermo avala que estaba mal, aunque la exploración hospitalaria no detectó nada. Al ser diabético, se investiga si pudo ser una crisis autoprovocada.

Desde el Gobierno defienden que el protocolo que establece la Guardia Civil contempla la vigilancia de la ambulancia que acudió a la aeronave a atender la emergencia médica, pero no obliga a un dispositivo de vigilancia del avión, lo que posibilitó la fuga. La presidenta balear, Francina Armengol, ha dicho que "esto no puede volver a ocurrir" y el Govern reclama que se revisen los protocolos, que dependen del Estado.

La Policía investiga si fue un plan orquestado

La delegada del Gobierno en las Islas Baleares, Aina Calvo, ha declarado este sábado que "todos los escenarios están abiertos", si bien "no hay datos" para confirmar que se trate de una operación orquestada por un grupo de personas.

Tras varios análisis en el hospital, se ha determinado que el viajero enfermo en realidad no lo estaba,por lo que ha quedado detenido por presunto delito de favorecimiento a inmigración ilegal.

Este sábado ha tenido lugar una reunión urgente en la sede de la delegación de Gobierno, donde se ha confirmado que hay 12 detenidos del total de 24 que no siguieron el viaje. Entre ellos, la persona supuestamente enferma, su acompañante y otro arrestado por desacato y agresión a la autoridad dentro del avión. También se ha señalado que los detenidos serán devueltos a Marruecos.

La estación aeroportuaria de Palma, ha subrayado la delegada del Gobierno, es un "aeropuerto sanitario internacional", por lo que es "habitual" este tipo de solicitud de aterrizajes por una emergencia médica. Lo que "no es habitual" y es "insólito", ha subrayado, es que haya "21 personas corriendo por las pistas de un aeropuerto, lo que pone en riesgo el tráfico aéreo".

Se trata, ha continuado, de un suceso "inédito" ocurrido en un aeropuerto en España, por lo que se investigará todo lo sucedido. El intento de entrada se produce en el año en que Baleares ha batido todos sus registros de inmigración ilegal vía marítima.

El intento de entrada paraliza el aeropuerto

El intento de entrada ilegal paralizó este viernes el aeropuerto de Palma durante tres horas y media. Agentes de la Guardia Civil y de la seguridad privada del aeropuerto en una veintena de vehículos recorrieron las pistas de Son Sant Joanpara tratar de localizar al resto de los viajeros fugados.

Según informó Aena, el bloqueo de más de tres horas ocasionó el desvío de 13 vuelos que debían llegar a la capital balear a Barcelona (5), Ibiza (4), Menorca (2), Madrid (1) y Valencia (1).

Además, sufrieron retrasos otra cuarentena de vuelos nacionales e internacionales tanto de llegada como de salida, ha indicado la empresa pública gestora de los aeropuertos españoles. Finalmente, se reabrió el tráfico aéreo alrededor de la medianoche.



Fuente: El Mundo
URL relacionado: https://www.elmundo.es/baleares/2021/11/06/61864f3cfc6c83bb598b45ba.html

Material Multimedia Relacionado