Las Migraciones en Aragón

01 de Diciembre 2021
Los extranjeros hacen crecer las cabeceras comarcales y los pueblos pierden población



La población extranjera es la principal causante del crecimiento de población en la provincia de Zaragoza y se asienta sobre todo en cabeceras comarcales, mientras que los municipios más pequeños de la provincia siguen perdiendo población, no existe relevo generacional que revierta esta tendencia y son, además, los más envejecidos.

Estas son algunas de las conclusiones del último informe de 'Indicadores básicos de la provincia de Zaragoza', realizado por Ebrópolis en el marco de colaboración con la Diputación Provincial de Zaragoza en el que se muestran grandes diferencias en la dinámica demográfica y socioeconómica de los municipios zaragozanos. El estudio aborda los cambios de indicadores sociodemográficos y el impacto de la covid-19 en las actividades económicas.

Entre las conclusiones del mismo, destaca que los municipios más pequeños continúan perdiendo población y el problema se agudiza en cabeceras comarcales como Illueca, Daroca, Quinto o Belchite, que pierden importancia demográfica, por lo que se debilita la vertebración territorial comarcal y, por tanto, provincial. A ello se suma, además, que estas poblaciones son las más envejecidas, por lo que han sufrido una emigración selectiva.

En general, la Comarca Central presenta valores más positivos en su estructura sociodemográfica que el total de la provincia y de Aragón con población menos envejecida y dependiente.

Según el estudio, el total de cabeceras comarcales de la provincia aglutinan más de 108.000 habitantes en 2020, lo que supone el 11,1 % del total, y tres de ellas (Calatayud, Utebo y Ejea de los Caballeros), concentran más de la mitad de la población del total de las trece cabeceras comarcales de la provincia.

Se produce una elevada heterogeneidad demográfica entre las diferentes cabeceras, ya que algunas como Belchite, Quinto y Daroca, no alcanzan los 2.000 habitantes, mientras que Calatayud y Utebo multiplican por diez la población de aquellas.

El crecimiento poblacional en la provincia viene por la población extranjera, que suponen un 12,3 % del total poblacional empadronado, salvo en la Comarca Central donde esta proporción es menor, ya que la mayor parte de los extranjeros se asientan en municipios de tamaño intermedio (cabeceras comarcales), donde el sector agrícola es predominante y las necesidades de mano de obra estacional también son elevadas.

Ebrópolis apunta que sigue siendo Ricla el municipio que mayor proporción de extranjeros concentra, con el 38,8 % de la población y el 41,8 % del alumnado, porcentajes que se han visto incrementados en relación con los datos de 2019.

La Almunia de Doña Godina o Longares están cercanos a alcanzar un tercio de población extranjera (con un 31,5 % y un 31,4 % respectivamente), mientras que en el otro extremo, están municipios como Pleitas (0 %), Valmadrid (1,8 %) o Mozota (2,5%), que o no cuentan con inmigrantes o el porcentaje es muy bajo.

El estudio revela además que aunque los indicadores demográficos son más positivos que la media de Aragón, la edad media de la población, así como los valores de envejecimiento siguen creciendo en estos municipios. Y que el elevado incremento del sobreenvejecimiento en tan solo veinte años urge abordar la mejora de la cobertura asistencial de las personas más mayores.

En el ámbito socioeconómico, se analiza la renta media neta por persona, la afiliación general a la Seguridad Social y por sectores de actividad. Así, muestra que el 71,1 % del total de actividades desarrolladas en la provincia pertenecen al sector servicios, aunque hay municipios eminentemente industriales, como Figueruelas (con un 92,6 % de las afiliaciones totales), o agrícolas, como Ricla, con un 67,1 %.

Con respecto a la pandemia, el informe ratifica que la crisis ha influido negativamente en el número de afiliaciones a la Seguridad Social en la Comarca Central y también en las cabeceras comarcales, que han sufrido un descenso, aunque menos acusado que la media regional.

Los sectores más perjudicados han sido construcción, servicios e industria y el primario ha experimentado un ligero incremento. En cuanto a la renta neta media los municipios con valores más altos, que superan los 13.500 euros, son, por este orden: Mozota, Perdiguera, Zaragoza, Figueruelas y Villanueva de Gállego. Los que menos perciben, por debajo de los 10.000 euros, son Ricla, Urrea de Jalón, Longares, Caspe e Illueca.



Fuente: Heraldo de Aragón
URL relacionado: https://www.heraldo.es/noticias/aragon/zaragoza/2021/12/01/los-extranjeros-hacen-crecer-las-cabeceras-comarcales-y-los-pueblos-pierden-poblacion-1537716.html?autoref=true

Material Multimedia Relacionado