La Diputación de Teruel (DPT) participó la pasada semana en el evento final del proyecto europeo Max, en Bruselas, donde la delegación turolense presentó la buena práctica 'Nuevos senderos', llevada a cabo por la Fundación Cepaim.

La institución provincial es socia del proyecto Max —cuyo objetivo es mejorar la imagen de los migrantes en la UE—, a través de su Oficina de Programas Europeos, según ha informado la DPT en una nota de prensa.

'Nuevos senderos' es una buena práctica, llevada a cabo en la provincia turolense por la Fundación Cepaim, y que consiste en el acompañamiento a las familias migrantes durante su integración en municipios rurales, tanto a nivel social como laboral.

"La presentación fue muy aplaudida y muchos de los presentes se interesaron por conocer más sobre este programa", ha comentado la técnico de la Oficina de Programas Europeos de la DPT Bárbara Cerdán, quien asistió al evento final junto a las miembros de Cepaim en Teruel Laura Barranco y Judith Ferrer.

Barranco y Ferrer presentaron igualmente su proyecto en el espacio 'Panorama y voces de la migración', junto a otras voces de migrantes y asociaciones que persiguen su plena integración en las sociedades europeas.

El proyecto Max, que cuenta con 20 socios de 15 países, finalizará en el mes de enero de 2022 y ha durado tres años. Financiado por el programa Asylum, Migration and Integration Fund (AMIF), el objetivo de cambiar las actitudes públicas hacia los migrantes, mejorando su imagen pública y cambiando la narrativa sobre el discurso de la inmigración, poniendo al frente de las historias a personas reales.

Satisfacción

Bárbara Cerdán se ha mostrado satisfecha por la gestión del proyecto indicando que, gracias al mismo, "en las instituciones europeas conocen cómo se trabaja la integración desde las entidades de nuestro territorio, aportando buenas prácticas y recomendaciones".

La representante de la DPT ha añadido que de este encuentro "nos traemos la formación 'Periodismo basado en soluciones' y la creación de un debate abierto sobre la contribución de los migrantes a nuestra sociedad".

Esta última reunión del consorcio de este proyecto celebrada en Bruselas ha presentado una valoración muy positiva sobre la ejecución e influencia en las políticas comunitarias en el área de migraciones y asilos. Los presentes destacaron que, a pesar de la pandemia del covid, se han llevado a cabo prácticamente todas las acciones previstas.

Entre estas, se han realizado reportes sobre el impacto de la población migrante en Europa a nivel social, económico y cultural, se han emitido un conjunto de mensajes para mejorar la imagen pública de los migrantes en Europa, se ha elaborado una base de datos con buenas y malas prácticas, se ha formado a periodistas y se han organizado diferentes jornadas informativas.

Además, se realizaron otras iniciativas, como una charla sobre la importancia del arte, la cultura y la creatividad para cambiar la narrativa sobre los migrantes, con los ganadores del festival cinematográfico de la Diversidad Europea, y se proyectaron los cortometrajes y largometrajes ganadores de dicho festival.