"Basta ya de excusas ante una situación que no es inesperada ni sobrevenida", señala la organización, tras seguir durante más de 15 años la situación de los derechos humanos en Canarias y realizar este mismo año dos misiones de investigación a las islas.

La ONG recoge en el informe algunas historias de migrantes como B. S, senegalés que huyó de la persecución y el rechazo que vivía en su país de origen por su orientación sexual, y que relató con angustia a Amnistía Internacional la frustración que supuso para él los cinco meses que llevaba ya esperando en Canarias su traslado a la Península.

Por su parte, Fabrice, que llevaba ya un año en Canarias, contó a Amnistía Internacional que salió de Camerún con tan solo 15 años, y, tras un viaje de dos años, llegó a España con 17.

Recuerda de manera traumática el viaje en la patera, donde apenas tuvieron agua en los dos días y medio de trayecto y en el que falleció una mujer. A su llegada, permaneció dos semanas en un lugar que no identifica, donde le tomaron las huellas y fotos, y le quitaron el móvil.

"Otros dos chicos y yo dijimos que éramos menores de edad, pero no me hicieron ninguna pregunta. Después de esas dos semanas me llevaron a un centro de menores. Cuando me hicieron la prueba de mi edad, no me explicaron qué me iban a hacer, me miraron la mano (radiografía de la muñeca), los dientes (prueba odontológica) y los genitales", relata.

Amnistía Internacional también ha investigado varios casos "preocupantes" de "castigos abusivos, insultos de corte racista y abusos" contra menores por parte de educadores que "deben ser adecuadamente investigados", entre los que se encuentra un incidente de "uso excesivo de la fuerza" en el centro de menores de Tindaya.

Aprovechando del 'Día del Migrante' otras ONG han reclamado una gestión de fronteras "respetuosa con los derechos humanos", denuncian un enfoque "excesivo" de la Unión Europea en "el cierre de fronteras y las vallas de alambre de púas" y piden invertir en "vías seguras".

En concreto, Cáritas Española ha pedido que los poderes públicos lideren el cumplimiento de las condiciones fijadas por el Tribunal Constitucional a fin de "evitar rechazos en frontera que no identifiquen de forma individualizada a las personas, que no se puedan someter al pleno control judicial y que no cumplan lo estipulado por nuestras obligaciones internacionales".

Actualmente, según indica la organización de la Iglesia católica, existe la oportunidad de incorporar esas garantías en el marco de la tramitación de la reforma de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana.

BLINDAJE FRENTE A LOS MIGRANTES

Además, advierte de que hay "un blindaje cada vez más férreo" frente a los migrantes. "Es esta indiferencia de las sociedades del bienestar y de las Administraciones de los países del Norte la que está construyendo nuevas vallas y nuevas fronteras cada vez más inhumanas para quienes abandonan sus hogares empujados por la violencia, el hambre o la miseria", subraya.

Cáritas Española se suma así a la declaración de Cáritas Europa con motivo del Día Internacional del Migrante bajo el lema 'Abraza la solidaridad, no los muros y la violencia', con la que ha reclamado a los responsables políticos que faciliten la movilidad humana en lugar de tratar a los migrantes como "una amenaza o un arma".

La secretaria general de Cáritas Europa, María Nyman, urge a "un cambio drástico de las políticas migratorias". "En lugar de financiar muros costosos y militarizar nuestras fronteras para detener los movimientos de personas, invirtamos en vías seguras y regulares, centros de recepción decentes y sociedades más acogedoras", afirma.

Por su parte, la Oficina de la Cruz Roja en la UE pide a la UE y a los Estados miembros que "dejen de transformar las fronteras de Europa en zonas de exclusión y exención de los derechos humanos".

DESDE EL MEDITERRÁNEO HASTA EL CANAL DE LA MANCHA

"Desde el mar Mediterráneo hasta el Canal de la Mancha y las fronteras con Bielorrusia, las fronteras marítimas y terrestres de la UE se han convertido en sinónimo de tragedia humana y desprecio por los derechos de los inmigrantes que intentan llegar a Europa", subraya Cruz Roja.

Para la ONG, el "enfoque excesivo en las medidas de control fronterizo y las prácticas peligrosas de disuasión, como el cierre de fronteras, las vallas de alambre de púas y los retrocesos, exponen a las personas a graves dificultades y las privan del acceso a la asistencia esencial".

"Trágicamente, se han perdido miles de vidas en las fronteras de la UE y, como resultado, innumerables personas han desaparecido sin dejar rastro en los últimos años", lamenta.

La organización muestra su preocupación por la "aparente normalización de la devolución", pide que los "actos ilícitos" se "investiguen rápidamente" y denuncia los obstáculos que se encuentran las ONG que ayudan a los migrantes, como los barcos de rescate.

Mientras, desde ACCEM insisten en la necesidad de "habilitar vías efectivas, legales y seguras para que las personas refugiadas y migrantes encuentren la forma de llegar a territorio de la Unión Europea, y por tanto también de España, sin la necesidad de poner sus vidas en riesgo".

También expresan su "preocupación" por la situación que se vive en las fronteras de la UE, como "espacios en los que los derechos humanos no son respetados ni protegidos" y, especialmente, reclaman que se protejan "de manera inequívoca" los derechos de la infancia.

LOS MIGRANTES, TRABAJADORES ESENCIALES DURANTE LA PANDEMIA

Asimismo, destaca que los migrantes son trabajadores y trabajadoras "esenciales" y que lo han demostrado durante la pandemia de la Covid-19 pues trabajan en sectores como los cuidados, la agricultura, la sanidad, el comercio o la distribución de mercancías. Si bien, lamentan que su importancia ha permanecido "demasiado tiempo invisibilizada".

Además, ACCEM pone el acento en la inserción sociolaboral de las mujeres migrantes víctimas de violencia de género en un reciente estudio, en el que subraya la importancia de ayudarlas a reconocer las propias competencias y habilidades, a la vez que se refuerza la autoestima y la motivación.

También con motivo del Día Internacional de las Personas Migrantes, la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE) se suma a las voces de la sociedad civil que visibilizan "las aportaciones cruciales" de los migrantes.

En concreto, destaca que el trabajo por cuenta propia en España tiene un 11,59% de cotizantes de origen extranjero (385.280 personas), según los últimos datos de la Seguridad Social correspondientes al pasado mes de noviembre, lo que supone un crecimiento del peso de este colectivo dentro del trabajo autónomo del 18,23% desde noviembre de 2018.

Para la secretaria general de UATAE, María José Landaburu, las cifras ilustran que el autoempleo y el emprendimiento suponen "un refugio en el que muchas migrantes encuentran una forma de vida, aunque lo hacen enfrentando muchas trabas burocráticas, desde la precariedad, y sin suficiente acompañamiento". Por ello, pide "marcos legales que les reconozcan derechos".