Histórico de artículos

30 de Enero 2022
Marruecos: la amenaza



Pedro Baños es uno de los mayores expertos españoles en geoestrategia, además de un escritor exitoso de libros. En junio se celebrará la cumbre de la OTAN en España y Baños, con mucho sentido común, opina que sería el momento adecuado para pedir a la Alianza Atlántica ese compromiso formal, "por escrito", de apoyo a la defensa militar de las dos ciudades norteafricanas españolas y sus peñones, que Marruecos pretende agregar a su territorio, ahora como objetivo secundario, porque el primero es el Sáhara.

Marruecos, decía León Klein en un libro -publicado en 2005 (hace 17 años)- es "la amenaza", con "su guerra de baja cota contra España". Una amenaza que se basa, según el autor del libro, en "la exportación diaria de miles de kilos de hachís y de inmigrantes ilegales, en el mantenimiento de la espada de Damocles sobre Ceuta y Melilla, en el no cumplimiento de los pactos firmados". Además, añade Klein, "mendiga constantemente fondos de la Unión Europea, cuando, realmente, busca (y lo está encontrando) el cobijo de los EEUU y, para colmo, el Magreb se ha convertido en el principal exportador de terroristas a la Unión Europea… ¿No sería mejor reconocer el hecho consumado de que el islamismo se ha convertido en la primera fuerza político social del Magreb?" Y concluye: "Marruecos constituye un polo de inseguridad, para sí mismo y para todo el Mediterráneo Occidental. Cuando se identifica una amenaza, se la conjura, no se la estimula".

El libro, "Marruecos: la amenaza", tiene 285 páginas, muy trabajadas. Sus conclusiones -como que "el Marruecos de Mohamed VI constituye un riesgo para la seguridad española" o "la vía del Islam es indudablemente la preferida por las sociedades del Sur como respuesta al caos generado por gobernantes depravados y corruptos"- como todo, son conclusiones discutibles, probablemente exageradas en algunos casos, sin duda contrarias al buenismo, que es lo hoy imperante, lo políticamente correcto, pero conviene tenerlas en cuenta, especialmente por los ceutíes y los melillenses, de todas las procedencias, de todas las etnias y religiones.

La Constitución, la libertad de expresión y las ayudas a empresarios

El artículo 20 de nuestra Constitución vigente, la de 1978, dice: "1. Se reconocen y protegen los derechos: a) A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción. El ejercicio de estos derechos no puede restringirse mediante ningún tipo de censura previa. …" La libertad de expresión es, pues, un derecho fundamental que protege la difusión de … derechos contemplados en el Título I de nuestra regulación constitucional.

¿Qué dice, además, la Constitución sobre la libertad de expresión?: "Nadie tiene el derecho de prohibir o limitar la libertad de expresión", (Artículos 6º y 7º constitucionales y artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos). "El gobierno de cada país está obligado a respetar la libertad de expresión y no interferir con este derecho".

A modo de ejemplo local: el artículo escrito y firmado por José Megías y que MELILLA HOY publicó el martes, sobre la concesión de dinero público a distintos empresarios, o aspirantes a serlo, de Melilla. El origen de dicho artículo fue otro artículo, también publicado en este periódico, que escribió, sin querer dar su nombre, un "empresario indignado" por la forma como se había otorgado ese dinero público -10.000 euros por cada nuevo puesto de trabajo creado- a distintas personas o mini empresas, todas (creo) pertenecientes a una sola etnia, o religión, de nuestra ciudad. Megías lo leyó, investigó y opinó sobre el caso, en un artículo firmado por él y en el que ofrece a todos los que lo deseen y -como él- den sus nombres, que le respondan, aclaren, critiquen o lo que sea, ese y todos sus artículos.

La opinión de MELILLA HOY está en sus Editoriales. Los artículos del periódico los firman los periodistas y la decisión de publicarlos -los de los periodistas o los de los colaboradores- corresponde, por ley, al director del periódico. Obviamente -da hasta cierta vergüenza recordarlo- la opinión del periódico puede coincidir, o no, con las opiniones que publicamos de nuestros colaboradores, incluyéndome a mí, por supuesto. La libertad de expresión es un derecho fundamental, protegido por nuestra ley máxima, la Constitución y el Gobierno está OBLIGADO a respetarla y a no interferir con este derecho. La democracia, todo el sistema de vida que tenemos -el mejor, o el menos malo, si así se prefiere- se basa en el respeto a la Ley, especialmente a la Constitución. Y la Prensa solo justifica su existencia si ejerce la libertad de expresión. Animo a todos los ciudadanos a ejercerla, sin miedo, como un servicio básico a nuestra sociedad y, en el fondo y en la forma, como un indudable beneficio para cada uno de nosotros. Es cierto: la verdad nos hará libres, y con miedo no hay ni verdad, ni libertad.

Volviendo al caso de las ayudas a empresarios locales. Mi opinión, la mía personal, es que cuanta más ayuda pública se proporcione a los empresarios para ejercer su función, mejor. Por supuesto las ayudas deben ser para intentar llegar a determinados objetivos predeterminados. Contratar personas no es un objetivo en sí mismo, sino un medio para intentar algo (que nunca se puede asegurar empresarialmente que se va a poder lograr) y lo que la Administración debe controlar es que si a alguien se le va a conceder 100.000 euros, por ejemplo, para que cree 10 puestos de trabajo, en primer lugar, los cree, y en segundo lugar -pero más importante- que los dedique a producir algo que pueda sumar, que tenga valor para la sociedad. Y si eso no se produce, que solo se le pague parte, o nada, de lo inicialmente concedido. La concesión de las ayudas a empresarios melillenses debe ser por méritos y en función de la calidad de lo empresarialmente pretendido, no por amistad, por ideología o por cualquier otro tipo de interés partidista y político.



Fuente: Melilla Hoy
URL relacionado: https://melillahoy.es/marruecos-la-amenaza/

Material Multimedia Relacionado