Histórico de artículos

09 de Febrero 2022
Contra la política del miedo



En la España de Bardem, ese hombre que sabe de minorías, en la España en la que se lapida en redes a la cubana Chanel por mujer racializada, están pasando cosas muy importantes en el sentido de los derechos y la lucha contra la discriminación. El martes se lanzó oficialmente la iniciativa legislativa popular para alcanzar más de medio millón de firmas para la regularización administrativa de personas migrantes. Al Movimiento Estatal #RegularizacionYa se han sumado otras organizaciones y ahora se da a conocer la campaña de recogida de firmas que están llevando a cabo los Comités Territoriales en todo el Estado español. 

Esta iniciativa legislativa popular nace de un grupo de organizaciones sociales y políticas aliadas, que confluyen bajo el objetivo común de regularizar a quienes se encuentran sin papeles en el territorio español. El movimiento ha adoptado este mecanismo de democracia directa, habilitado por el sistema político español, y trabajan a nivel técnico y político para la redacción conjunta y el impulso de la #ILPregularizacion desde mediados del año 2021. Se movilizan para conseguir todos los recursos, alianzas y apoyos que procuren no solo el respaldo de la ILP, sino "la construcción de un presente y de un futuro de justicia social, donde ninguna persona migrante quede realmente atrás".  Es un proceso que consta de dos etapas: la primera es una recogida de 500.000 firmas de ciudadanas y ciudadanos con DNI español y mayores de edad. Y una segunda etapa, en la cual la iniciativa que cuenta con el respaldo popular llega ante el Congreso, donde el pleno de esta cámara debate sobre su aprobación. 

Hay que recordar que desde el inicio de la pandemia covid RegularizaciónYa fue la única iniciativa que consiguió unificar el apoyo de diferentes grupos parlamentarios para exigir el acceso a Derechos de alrededor de 600.000 personas migrantes que viven en España en exclusión social. Fue apoyada por Esquerra, Bildu, En Comú Podem, Compromís, MasPaís, CUP, Izquierda Unida, Equo, BNG. Pero en última instancia fue rechazada por el PSOE y por todos los grupos de derecha racistas y xenófobos. Es decir, el PSOE otra vez traicionó sus siglas, a la izquierda y a los derechos humanos, se cargó la esperanza de cientos de miles de personas y su respuesta ya ocupa un lugar privilegiado en el paseo de la infamia.

Según estudios de porCausa y PoliticalWatch –recoge ReguYa– hay un factor clave: la política del miedo. Es evidente que el discurso ultra y anti inmigración dentro de las instituciones ha calado, a pesar de que Vox no esté en el Gobierno sigue surtiendo su veneno para presentar a la comunidad migrante como una amenaza y un problema, ante la inacción de la izquierda. Desde diciembre de 2019 hasta junio de 2021 las iniciativas criminalizadoras de la migración se han duplicado en relación a los 8 años anteriores. Desde que Vox entró al Congreso la actividad legislativa relacionada con políticas migratorias han crecido de forma exponencial. Ayer nomás, Monasterio tuiteó: "Cierre de centros MENAS, dejar de dar subvenciones a inmigrantes ilegales, compartir datos de ilegales desde Sanidad a Interior, señalar a ONG que protegen ilegales. Instar a la repatriación de delincuentes. Hay que estar dispuesto a hacerlo. Es voluntad política". Y se quedó tan ancha.

Pero Vox logra en su delirio fascista arrastrar a las derechas y al PSOE. Por eso la gran mayoría de iniciativas en el Parlamento son abiertamente racistas y xenófobas, frente a la tímida posición de los pequeños partidos afines a la causa de les migrantes.

Esta es una nueva oportunidad para que pese a la falta de voluntad y valentía política del gobierno más progresista de la historia de España se logre por fin cambiar de relato, dicen desde la organización, cambiar el paradigma de las políticas migratorias. Es una posibilidad histórica para que España dé un paso hacia el progreso social y por los derechos de todes, para poner por fin en el centro la vida y la defensa de los bienes comunes, y la solidaridad y la justicia como principios de su nación. Si alguna persona migrante te pide una firma, dásela. Apoya esta causa, difúndela en tus redes. Son 500 mil firmas. Y este 19 de febrero sal a las calles a apoyar a quienes más lo necesitan. No seas como Vox, no seas como el PSOE.



Fuente: El Diario
URL relacionado: https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/politica-miedo_129_8731941.html

Material Multimedia Relacionado