Histórico de artículos

14 de Febrero 2022
Matrimonios ficticios entre inmigrantes ilegales y drogadictos españoles



La Policía Nacional ha detenido hoy a 13 personas en Girona y Salt -dos más en Reus- e investiga a otras 30 para tramitar parejas de hecho para regularizar la situación administrativa de extranjeros

En un comunicado este lunes, han explicado que esta operación se ha llevado a cabo en colaboración con la Oficina de extranjería de Subdelegación del Gobierno de Girona, la Tesorería General de la Seguridad Social, la Policía Nacional de Reus y la Policía Local de Salt (Girona).

Han explicado que el 'modus operandi' que utilizaban consistía en poner en contacto a ciudadanos extranjeros que no tenían permiso de residencia en vigor en España con ciudadanos españoles con pocos recursos económicos o dependientes de sustancias estupefacientes para formalizar trámites administrativos.

Los agentes comprobaron que tres personas dirigían el presunto grupo criminal y las detuvieron por presunta pertenencia a organización criminal, y localizaron y detuvieron a los ciudadanos implicados por presunta falsedad documental y favorecer la inmigración ilegal.

La Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Girona ha podido averiguar que se ofrecerían de 1.000 a 3.000 euros a españoles con problemas de drogas o económicos a cambio de acceder a la unión. Esta operación policial, que permanece abierta, se ha realizado en el marco de la lucha contra la Delincuencia Organizada y la Inmigración Clandestina.

Esta operación policial comenzó a principios de 2022 y la han realizado de forma conjunta entre la Oficina de extranjería de Subdelegación del Gobierno de Girona, Tesorería Gral. de la Seguridad Social, Policía Nacional de Reus y Policía Local de Salt . Los participantes han investigado la posible formalización de parejas de hecho ficticias para conseguir Autorizaciones de Residencia de Familiar Comunitarios a ciudadanos en situación irregular.

El modus operandi consistía en poner en contacto a ciudadanos extranjeros -la mayoría de nacionalidad marroquí- que no tenían permiso de residencia en vigor en España, con ciudadanos españoles para formalizar diferentes trámites administrativos. Los españoles eran personas con pocos recursos económicos o con dependencia a sustancias estupefacientes. La policía ha podido comprobar que les ofrecerían entre 1.000 y 3.000 euros para unirse en pareja de hecho con estos ciudadanos extranjeros, con el único fin de que obtuvieran el permiso de residencia. Además, según ha podido acreditarse en la investigación, en algunos casos, los integrantes de la pareja ni se habían llegado a conocer.

Tres mujeres dirigían el entramado criminal, que está dedicado al favorecimiento de la inmigración clandestina. Incorporaban documentación falsa a un procedimiento administrativo con el fin de servir de base a una resolución oficial de concesión de Autorización de Residencia de Familiar Comunitario.

La policía informa que todavía el caso está abierto porque hay que localizar a más personas que han participado en estos hechos.



Fuente: La Razón
URL relacionado: https://www.larazon.es/cataluna/20220214/ewvp7lnhmbdrlbkur6l7w3omqy.html

Material Multimedia Relacionado