Histórico de artículos

02 de Abril 2022
La cifra de parejas de conveniencia para regularizar inmigrantes se dispara



Que una persona extracomunitaria se constituya en España en pareja de otra que es ciudadana de la Unión Europea es un mecanismo rápido de lograr un estatus parecido al de un español natural. Aunque la lógica llevaría a pensar que estas uniones están siempre presididas por impulsos amorosos, la necesidad del migrante hace que muchas de estas parejas se formen con la finalidad de sacar al extracomunitario de su situación de residencia irregular. Es un atajo que a veces es el fruto de acciones altruistas ante el fenómeno de la migración y, en otros pura y simplemente para ganar dinero.

Si se habla con la policía, toda pareja de hecho que tenga cualquier otro objetivo distinto al de una relación análoga al de un matrimonio es un acto fraudulento, que si bien no es delito sí constituye una falta administrativa grave, que se castiga con multas de 500 a 10.000 euros, según el artículo 53.2 B, de la ley de Extranjería.

La cifra de parejas de conveniencia para regularizar inmigrantes se dispara 

Inspector Antonio García Molina  

LV

Sin embargo, el caso se adentra en el terreno penal si para la constitución de la pareja el ciudadano de la UE percibe un dinero como compensación. Así, se da un ánimo lucro en su persona o en la de un tercero que haya podido concertar el acuerdo. Se puede incurrir en "delitos de organización criminal, falsedad documental y favorecimiento de la inmigración irregular", como comenta el inspector de la Policía Nacional, Antonio García, jefe del grupo séptimo de la Unidad contra redes de inmigración y falsedades documentales (Ucrif) de Barcelona.

Lejos de ese perfil están quienes se brindan sin contraprestación alguna a convertirse en pareja de un extracomunitario y darle así la posibilidad de conseguir papeles con lo que poder ser contratado, contratar, o viajar por toda la UE, entre otras ventajas. En este caso, el migrante consigue un documento que se llama tarjeta de familiar de ciudadano de la Unión.

Abandonar la incertidumbre

Con la unión estable, el extracomunitario consigue un status casi igual a la ciudadanía

La experiencia de policías como el inspector García de la Ucrif señala que el número de parejas de hecho "fraudulentas", como él las denomina, han aumentado mucho en los últimos años y especialmente en grandes urbes. Los últimos datos estadísticos señalan que desde 2018 las parejas de hecho no han dejado de crecer en España. En 2020, por ejemplo, último recuento oficial disponible, se alcanzó la cifra más alta de los últimos 10 años con 1.826.900 parejas de hecho.

El abogado Antonio Segura, especializado en materia de extranjería, desaconseja completamente esta práctica porque considera que es muy fácil que la labor inspectora de la policía logre poner al descubierto el supuesto engaño. "Cuando hay sospechas, se llevan a cabo entrevistas en las que te preguntan gran cantidad de detalles sobre la otra persona que si no convives con ella no la pasas", dice el letrado.

La cifra de parejas de conveniencia para regularizar inmigrantes se dispara 

Antonio Segura  

LV

Sin embargo, no siempre los responsables policiales de estas materias alcanzan a todos los casos. "El incremento de parejas de hecho ha sido exponencial", comenta el inspector García. Las personas que quieren regularizar su situación de residencia por la vía de emparentar con un comunitario descartan el matrimonio en muchos casos porque el proceso es más complejo y optan por la pareja de hecho.

El letrado Segura afirma desconocer que existan gestorías o despachos de abogados que se estén dedicando a concertar parejas fraudulentas, pero el inspector García ya ha llevado a cabo varias operaciones para desmantelar grupos dedicados a ganar dinero consiguiendo ciudadanos de la Unión que por dinero se hagan pareja de hecho de un migrante.

El precio de una pareja de conveniencia puede oscilar entre los 3.000 y los 7.000 euros. Si una gestoría se encarga de buscar al candidato comunitario todos los implicados en la cadena perciben una comisión. El que se constituye como pareja, por supuesto, pero también el captador del migrante y el asesor.

En otros casos, como el de una mujer que vamos a identificar como Eva, no existen intermediarios. El acuerdo se hace entre particulares. "A mí me salió muy barato. Un antiguo compañero de trabajo me pidió 500 euros y nos hicimos pareja. Pero ni hemos tenido nada ni vivimos juntos", comenta a La Vanguardia esta migrante que actualmente ha podido ser contratada por una multinacional de la distribución gracias a haber regularizado su situación por esta vía. "He podido encontrar este trabajo y alquilar un piso", dice Eva.

Eva no acepta de ninguna manera que la entrevista sea grababa ni en audio ni en vídeo. Dice tener miedo de poner en riesgo lo que ha conseguido, que por fin haya salido de la semiclandestinidad de no tener papeles. Pide que no se desvele su identidad, origen ni actual ubicación en España.

La cifra de parejas de conveniencia para regularizar inmigrantes se dispara 

Sofía  

LV

El caso de Sofía (también es un nombre ficticio creado a petición de la entrevistada) es distinto. En su caso, el ofrecimiento para constituirse en pareja de hecho, que también provino de una compañera de trabajo, fue a cambio de nada. "Esta compañera no me pidió nada, me dijo que lo hacía porque pensaba que todo el mundo merecía poder iniciar un proyecto de vida de forma autónoma. Le voy a estar agradecida por siempre", comenta Sofía a La Vanguardia.

Acepta la entrevista con todas las medidas de disimulo de su voz y su aspecto porque, entre otras cosas, quiere con ello hacer ver que la rigidez de la ley de Extranjería empuja a muchos migrantes a buscar una salida por la vía de la pareja de hecho.

Urgencias vitales

Las rígidas normas de Extranjería empujan a muchos migrantes a buscar atajos en la ley 

Solamente buceando un poco en distintas comunidades de extranjeros, se da con situaciones como las de Sofía. Por ejemplo, un joven con pareja estable, de común acuerdo con su novia, decidieron hace varios meses que él se hiciera pareja de hecho de una muchacha extracomunitaria amiga de los dos. Esa chica extranjera tiene ahora un trabajo con contrato totalmente regular. El protagonista de este caso tampoco quiere aparecer ni hacer declaraciones porque teme perjudicar a la persona que ha ayudado a tener papeles por la vía de la pareja de hecho.

El inspector de policía Antonio García se ha encontrado durante su trabajo con otros supuestos, algunos de ellos rocambolescos como el de un varón de etnia gitana que se hizo pareja de hecho de un ciudadano marroquí. "Cuando fuimos a casa del comunitario a hacer comprobación de domicilio, nos lo encontramos allí con su mujer y varios hijos por allí correteando. Supimos que había cobrado y firmado y ahí se había cortado todo contacto con su pareja de hecho".

García, por su trabajo, es en ocasiones observador privilegiado de casos que ponen en evidencia realidades sociales que invitan a la reflexión: "Hay personas mayores a los que los hijos no les hacen ni caso y se hacen pareja de hecho de la persona que lo cuida u otras que se casan o se hacen pareja de hecho de la asistenta doméstica para que esta en el futuro cobre la pensión de viudedad".



Fuente: La vanguardia
URL relacionado: https://www.lavanguardia.com/vida/20220403/8152510/migrantes-recurren-parejas-hecho-amor-regularizarse.html

Material Multimedia Relacionado