¿Qué pasaría si cada uno de nosotros dejara de cumplir con sus compromisos en el día a día? En el trabajo, en casa o en la universidad… "Pues justo eso, incumplir, es lo que hacen la Unión Europea (UE) y el Gobierno español en lo que a refugio se refiere, con las graves consecuencias que esto conlleva para miles de personas en todo el mundo", denuncias varias organizaciones.

Hace dos años, la UE se comprometió a acoger a más de 180.000 personas refugiadas. España a 17.337. El plazo acaba el próximo 26 de septiembre y hasta la fecha, Europa solo ha cumplido una cuarta parte de ese compromiso. España, el 11%.

Un grupo de organizaciones no gubernamentales formado por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Oxfam Intermón, Ayuda en Acción, Amnistía Internacional, la Coordinadora de ONG para el desarrollo, CEPAIM, Médicos del Mundo y Red Acoge han publicado un vídeo que saca lo colores a la UE y sus Estados miembro con el título "Orgullo de incumplir".

Este conjunto de ONG han reivindicado desde ha más de un año y por diferentes vías la importancia de poner en marcha una serie de medidas básicas y urgentes en materia de migración y refugio. Entre ellas, impulsar políticas internacionales que garanticen los derechos humanos y protejan las vidas de las personas refugiadas y migrantes, impidiendo que se vean abocadas a tomar rutas más peligrosas,  mejorar el sistema de acogida para que sea flexible, sostenible, y permita la verdadera integración de las personas, facilitar nuevas vías legales y seguras para la llegada de los que huyen, poner fin a las devoluciones ilegales y garantizar que todas las personas pueden solicitar el acceso a la protección internacional y conseguir la protección efectiva de las que se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad. Ponen especial atención en los menores, la mujeres embarazadas o que viajan solas, personas de más edad, el colectivo LGBTI y quienes pertenecen a minorías étnicas y religiosas.

Faltan seis días para que se cumpla el plazo y cumplir con las cuotas obligatorias se antoja ya imposible.