Categorización de vídeos recogidos

Inmigrantes hacen cola en el centro de Madrid para "pujar" por un trabajo ilegal

 

  Nombre: Juan Carlos Téllez
Fecha de nacimiento: 21/04/2018
Tipo:
Fuente: Voz Pópuli
URL relacionado: https://www.vozpopuli.com/espana/Inmigrantes-Madrid-conseguir-trabajo-ilegal-Usera-mercado-laboral-contratos_0_1128187946.html
Descripción:

En el madrileño barrio de Usera, en la Plaza de Fernández Ladreda -conocida popularmente como Plaza Elíptica- se repite desde hace años una escena: la de los inmigrantes, generalmente irregulares, que acuden en masa hasta este punto de la capital esperando contactar con algún empleador que les permita llevar a cabo una jornada laboral 'en negro'.

En ningún caso existe un contrato de por medio. Los inmigrantes comienzan a llegar a primera hora, en torno a las siete de la mañana, y esperan a que algún vehículo acuda en su búsqueda para llevarles a un destino laboral incierto. "Vienen buscando electricistas y ahí estoy yo levantando la mano", narra a Vozpópuli Josué, un trabajador hondureño de 36 años. Llegó a España hace dos y desde entonces acude a su cita diaria con esta suerte de 'mercado negro' de trabajadores.

"Me dijeron al llegar que aquí podría encontrar trabajo y es cierto", cuenta. "A veces somos tantas personas que terminas volviendo a casa sin trabajar, pero por lo general termina saliendo algo". Un trabajo sin contrato, sin alta en la Seguridad Social y sin ningún tipo de protección. Jonathan, ecuatoriano, lo confirma: "Aquí no se hace nada por escrito. Si alguien tiene un accidente, tiene que buscarse la vida sin que nadie se haga responsable de él".

Para los vecinos, estos trabajadores son parte natural del paisaje del barrio. "Sucede desde hace años, de lunes a domingo", nos cuentan. "Están todo el día, pero sobre todo por la mañana. Vienen furgonetas, los llevan y los traen, y aquí pasan el día esperando". 

Quieren llegar los primeros porque cada vez la competencia es mayor. Y eso que trabajan sin contrato, sin seguro y sin unas condiciones mínimas para su jornada laboral.

"Hay que llegar temprano porque cada vez hay mayor competencia", señala Jonathan. Trabaja como peón de albañilería y lleva apenas unos meses en España. Asegura que es la única forma que tiene de trabajar. "Una buena semana se pueden hacer unos 300 euros, pero tienes que competir por ser tú el que se suba a la furgoneta".

Competencia por conseguir un trabajo ilegal y sin prestaciones. En ocasiones el empleador inicia una especie de 'subasta' para conseguir a los trabajadores que cobren menos por sus servicios. Y en ocasiones ni siquiera cumplen con lo pactado. "A veces me han pagado menos y he trabajado más horas de lo acordado, pero qué vas a hacer", se lamentan algunos de los veteranos, que siguen a la espera de unos papeles que les permitan optar a otro tipo de 'entrevistas' de trabajo.

Y todo sin ningún tipo de vigilancia. Vozpópuli ha grabado estas imágenes un jueves, día de mercadillo y con presencia policial en la zona. Fuentes policiales confirman que conocen estas prácticas pero que apenas pueden intervenir. "Subirse a una furgoneta voluntariamente no es delito", recuerdan.