Categorización de vídeos recogidos

Papa Francisco: "No entiendo la insensibilidad con los inmigrantes"

 

  Nombre: Cecilia Gacía
Fecha de nacimiento: 31/03/2019
Tipo:
Fuente: La Razón
URL relacionado: https://www.larazon.es/religion/papa-francisco-no-entiendo-la-insensibilidad-con-los-inmigrantes-CD22652716
Descripción:

Era cuestión de tener paciencia. Cuatro años y medio después, Jordi Evolé entrevista hoy al Santo Padre en «Salvados». Se abordan los abusos sexuales cometidos por religiosos, si la Iglesia debe pagar el IBI, la medición del Vaticano en la crisis venezolana y la homosexualidad. Solo se negó a responder sobre la exhumación de Franco.

MIGRANTES:

–Jordi Evolé: Cuando ve que 35.000 personas han perdido la vida en el mar mediterráneo para llegar al Continente Europeo, ¿a usted que se le pasa por la cabeza?

–Papa Francisco: Mucho dolor. No entiendo la insensiblidad. Es que la madre Europa se volvió demasiado abuela. ¿Viste? En Europa nos olvidamos que está hecha de inmigrantes.

–J.E.: ¿Qué le parecen las propuestas de algunos presidentes como Donald Trump de levantar un muro?

–Papa Francisco: El que levanta un muro también es prisionero del muro que levantó.

OPEN ARMS

-J. E.: Usted conoce a una organización española que se llama «Open Arms» que se dedican a rescatar a personas en el Mediterráneo. Ahora esta organización tiene su barco parado en el puerto de Barcelona.

–Papa Francisco: Me parece una injusticia muy grande, porque... ¿para qué se hace?, ¿para que se ahogen? ¿Y para qué vienen? (Se refiere a los inmigrantes). Es que viven en una desesperación unida a una ilusión tan grande que dicen: «!Ah, salir!». No miden las consecuencias. El asunto es que no medimos el dolor de esa gente.

CONCERTINAS:

–J. E.: En España hay una valla metálica que separa España, la ciudad de Melilla, de Marruecos. Unas cosas que han puesto hace años en esa valla (Evolé abre un bote de metal y saca un trozo de ella). Son estas las cuchillas que adornan la valla...

(El Papa pone cara triste).

–...Provocan cortes en los migrantes que intentan saltarla... (dice Evolé).

–El Papa: (la coge). Pero es tal la inconsciencia, la inconsciencia. –Evolé le dice: «Cuidado no se corte»– que parece lo más natural. No hemos acostumbrado a esto.

HIPÓCRITAS:

–J. E.: Hablamos del capitalismo. Jesús expulso a los mercaderes del templo...

–(El Papa le interrumpe)... Pero por hipócritas (se ríe...).

–J. E.: No solo porque...

–El Papa: no solo porque vendían, era por hipócritas.

–J.E.: Hay muchos mercaderes en el Vaticano?

–El Papa: Sí, hay. Los hay como en todos los sitios, no se salvan de los límites, de los pecados y de las vergüenzas de otras sociedades.

MEMORIA HISTÓRICA

–J.E.: Todas las personas desaparecidas en la Guerra Civil que siguen en cunetas, que siguen en tapias de cementerios y que hay mucha gente en España que... bueno, se niega a que haya fondos públicos para localizarlos, para que tengan una sepultura digna.

–Siempre he defendido el derecho a la verdad, el derecho a una sepultura digna, el derecho a encontrar los cadáveres. El derecho, no solo de la familia, de la sociedad... Una sociedad no puede sonreír al futuro teniendo a sus muertos escondidos.

INMIGRACIÓN

–J. E.: ¿Qué nos pasa a nosotros, se refiere a Europa, para no acoger a la inmigración?

–Papa Francisco: La madre Europa se volvió demasiado abuela, envejeció de golpe. Ese es el problema de Europa. Lo dije en Estrasburgo: el problema de Europa es que se olvidó cuando, después de las guerras, sus hijos iban a golpear a las puertas de América. Se olvidó. Y junto a este problema es que estamos viviendo un invierno demográfico grave. No sé en España, pero en Italia estamos bajo cero. ¿Qué hacemos? Europa se ha ensimismado, no tienen hijos, no reciben inmigrantes... Estoy simplificando mucho, que quede claro. Es muy grave. Y ya no hay futuro. En Europa nos olvidamos que está hecha de inmigrantes que vinieron. Los vikingos... sí, fue hace tiempo, pero también es ahora. ¿Aquellos eran de primera categoría y los negros de África son de segunda? ¿Eso me quieren decir? No hay derecho.

–J.E.: Muchos migrantes huyen de guerras y, en la mayoría de los casos son guerras olvidadas, que no ocupan ni un breve en los informativos. ¿Por qué hay tantas guerras olvidadas?

–Papa Francisco: Lamentablemente las informaciones son de tipo «flash». Se dice en broma o en serio que las noticias duran tres o cuatro días. Y se acabó. Piensa en un caso concreto: el drama de los rohingyas. Es un dramón. Bangladesh tiene 670.000 refugiados en la frontera. Cuando empezó la cosa, se movilizó mucho. Hoy casi nadie habla de eso. Nadie habla. A mí me tocó mucho ese drama. Y como guerra olvidada también. El hambre de los chicos aparece una vez por semana y después se olvidan. Pero estos chicos siguen muriendo. Es una forma de periodismo que no es justa.