Categorización de vídeos recogidos

Memoria histórica e inmigración llegan al festival de Valladolid

 

  Nombre:
Fecha de nacimiento: 19/12/2008
Tipo: Enlaces cine y migración
Fuente: elperiodicodearagon.com
URL relacionado: http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=450515
Descripción:

Dos dramas de extracción social y de aroma español, uno ambientado en la última Guerra Civil española (1936-1939) y otro aún prendido en la actualidad con las pateras como telón de fondo, se proyectaron ayer en la sección oficial de la 53 Semana Internacional de Cine de Valladolid.

La mujer del anarquista, protagonizada por Juan Diego Botto y María Valverde, es una historia de amor en tiempos de guerra y está basada en la vida de la abuela de María Nöelle, autora del filme junto a su marido, el alemán Peter Sehr, cuya trama han situado en un campo de refugiados franceses al término de la contienda bélica.

En plena retirada del ejército republicano, el anarquista Justo Álvarez, que acude a luchar al frente del norte de España, desaparece y durante diez años su esposa, Manuela, no sabrá si su marido está vivo o muerto.

La película trata de dar voz "a todas esas familias destrozadas por la Guerra Civil y que se callaban", explicó al término de la proyección la directora de películas como Niños buscan padres (2002) ó 30 años al servicio del amor (2001).

En un principio, Marie Nöelle buscaba sus raíces españolas, pero pronto se dio cuenta de que esa historia de amor entre su abuelo y su abuela la habían vivido "miles de familias".

DRAMA DE INMIGRANTES

La primera jornada de proyecciones del Festival de Valladolid contó también con la realizadora española Chus Gutiérrez, quien presentó Retorno a Hansala, con los actores José Luis García Pérez y Farah Hamed en sus papeles principales.

Es un alegato contra la insensibilidad institucional y social hacia la tragedia de las pateras, donde Chus Gutiérrez se rebela contra la frialdad de las estadísticas de los muertos y profundiza en una lacra a través de un viaje a sus raíces, geográfico e interior, ya que pretende llegar a la conciencia.

"No me veo como una especie de guerrillera social, pero es que el cine nos permite abrir ventanas al mundo y mostrar historias y personajes", precisó la realizadora granadina.

El dueño de un tanatorio habituado a repatriar cadáveres magrebíes llegados a las playas gaditanas, encarnado por el actor José Luis García Pérez, es el protagonista del largometraje junto a la actriz Farah Hamed, quien da vida a Leila, la hermana de uno de los ahogados, a quien intenta enterrar en su aldea natal marroquí.

El viaje de retorno hasta Hansala, en el Atlas Medio de Marruecos, es una carrera de obstáculos donde Chus Gutiérrez refleja una realidad que en su opinión dista mucho de la "visión superficial" que ofrecen la prensa y la televisión acerca de una actualidad que se limitan a resumir en datos estadísticos.

La directora analiza así un problema social desde sus orígenes al viajar con los protagonistas de su película hasta las aldeas de donde salen los inmigrantes ilegales: carentes de luz, agua y de caminos asfaltados, inmersas en una economía de subsistencia y estructuradas en torno a una sociedad casi feudal.

La jornada competitiva, dentro de la sección oficial, se completó con el pase de Los momentos eternos de María Larssons, un filme de Jan Troell que indaga en la "tumultuosa existencia" de una mujer en los años previos a la Primera Guerra Mundial que proyecta una mirada especial hacia la vida a través de su cámara fotográfica.